24 de octubre de 2020 11:29 AM
Imprimir

Científicos hallan el primer nido de avispones gigantes en Estados Unidos y lo van a destruir

La agresiva especie es capaz de destruir comunidades enteras de abejas, lo que pone en peligro la apicultura, además de causar serios daños a las personas con su letal aguijón.

Científicos encontraron el primer nido de los llamados avispones gigantes asiáticos en el estado de Washington, Estados Unidos, y planean destruirlo debido a la amenaza que esta especie representa para otras abejas, la apicultura y las personas.

Los avispones gigantes, que pueden llegar a medir 2 pulgadas (5 centímetros), fueron vistos por primera vez en el país en diciembre de 2019 y desde entonces los científicos han estado tras su pista.

Luego de capturar tres avispones, los entomólogos usaron hilo dental para “conectar rastreadores, los cuales los llevaron al descubrimiento del nido”, según informaron oficiales del Departamento de Agricultura del estado.

El nido estaba en un árbol en una propiedad privada en la ciudad de Blaine, al norte de Seattle, cerca de la frontera con Canadá. Docenas de avispones se vieron entrando y saliendo del árbol.

El dueño de la propiedad dio permiso al personal de la agencia para erradicar el nido y quitar el árbol, si es necesario.

Estos animales son conocidos como avispones asesinos por su aguijón letal. Su picadura es “como tener tachuelas ardientes siendo introducidas en la carne”, según Conrad Bérubé, apicultor asignado para exterminar esta especie, que fue atacado siete veces por uno de ellos.

A pesar de su apodo y la exageración en torno al insecto que ha despertado temores en un año que ya de por sí es sombrío, los avispones asiáticos matan como máximo a unas pocas docenas de personas al año en los países asiáticos, comparado con los avispones, las avispas y las abejas típicas de Estados Unidos que matan a un promedio de 62 personas al año, según  los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

La verdadera amenaza de los avispones gigantes asiáticos son sus devastadores ataques contra las abejas, especie que ya está amenazada por otros problemas como ácaros, enfermedades, pesticidas y pérdida de alimentos. Un pequeño grupo de avispones puede matar una colmena entera de abejas en horas.

Científicos ponen un mecanismo de rastreo a un avispón.
Científicos ponen un mecanismo de rastreo a un avispón.AP

Los agricultores del noroeste de Estados Unidos dependen de esas abejas para polinizar muchos cultivos, incluidas las frambuesas y los arándanos.

El insecto invasor se encuentra normalmente en China, Japón, Tailandia, Corea del Sur, Vietnam y otros países asiáticos. Las autoridades han dicho que no se sabe cómo llegó a América del Norte.

El estado de Washington y la provincia canadiense de Columbia Británica son los únicos lugares donde se han encontrado avispones en el continente.

Publicidad