25 de octubre de 2020 10:47 AM
Imprimir

Uruguay : Inversión china, mercados y mayor oferta

Capitales chinos se suman a la industria frigorífica nacional, en un momento donde el mercado de haciendas enfrenta un escenario de más oferta y en los destinos para la carne se busca la estabilidad de negocios.

Al cierre de la semana laboral se confirmó que la compañía china Hesheng Group adquirió el cincuenta por ciento de las acciones de Frigorífico Lorsinal, planta que a mediados de 2017 la plataforma industrial china Foresun Group había comprado la otra mitad de las acciones. Durante el 2020 Lorsinal lleva faenado casi 37 mil vacunos, un 2,5% de la faena total y es la décimo quinta planta frigorífica con más actividad anual. Ha exportado algo menos US$ 27 millones en los primeros nueve meses del año, unas 5.560 toneladas de carne (5.000 de carne congelada y unas 550 de enfriado). Además cuenta con China como principal mercado, y en línea con los principales destinos de Uruguay, también ha concretado envíos a Estados Unidos, Canadá, Unión Europea y Rusia.

En cuanto a las operaciones, Gerardo Pérez va a continuar vinculado a la empresa y la compra de hacienda se mantiene con las mismas condiciones que se trabajan hasta el momento.

En varias oportunidades el Instituto Nacional de Carnes (INAC) ha explicado que las dificultades comerciales vividas por los exportadores de carne a finales del año pasado y en los primeros seis meses del actual, como la renegociación de contratos o los retrasos en el cobro de los créditos del exterior, tanto en China como en Europa, “complican la liquidez de las empresas y conllevan a aumentar el endeudamiento”. Acompañando esto, en agosto el gerente general de Frigorífico Sirsil, Gabriel Slinger, apuntó en Valor Agregado en Carve que el sector industrial “arrastra más de tres años con márgenes negativos y acumula un endeudamiento con la banca privada y el Brou cercana a los US$ 300 millones”.

A nivel internacional y con respecto a las perspectivas para el 2021, en un momento donde China sigue liderando las importaciones de carne y Europa se zambulló en la segunda ola de la pandemia, el director presidente de Marfrig Global Foods, Miguel Gularte, comentó a Valor Agregado que “se podría esperar un escenario más previsible que el año actual”, con el grande asiático “al frente en las compras globales”.

Sin embargo, Gularte consideró que “el gran desafío” para los proveedores sudamericanos de carne bovina “es encontrar nichos de mercados y trabajarlos, porque seguramente van a ser importantes en nuestro futuro”, como también remarcó “la necesidad de que las empresas generen mayor competitividad, produciendo proteína de mejor calidad a menores costos”.

Por otro lado, los frigoríficos están a la espera de la llegada de las cuadrillas de rabinos para el inicio de las faenas kosher, operativa que estaría próxima a comenzar en países de la región, como es el caso de Paraguay.

En las operaciones locales, la faena semanal de bovinos superó las 47 mil cabezas, un aumento del 18% frente a la anterior semana y de 14 mil reses comparado con igual semana del año pasado. El mayor procesamiento de vacunos, en gran medida, está directamente relacionado al incremento de la oferta de hacienda gorda, como respuesta a la preocupación de los ganaderos por la incertidumbre climática, más allá que en las últimas horas las lluvias llegaron a varios campos del país.

Más volumen disponible de hacienda mejora la posición de compra de los frigoríficos que, con entradas más largas para el ingreso de los animales a las plantas, están ofreciendo US$ 3,20 por kilo carcasa de novillos, US$ 2,95 por vacas y US$ 3,10 por vaquillonas.

A este aumento de la oferta, se suma que en la próxima semana comienza la última ventana del año de faenas Cuota 481, lo que dejaría menos espacios en las industrias a los animales de campo, en momentos que la oferta tiende a ser más alta. Aunque es fundamental ver qué porcentajes ocupan los productos de feedlot, cuando Europa está afectada por la pandemia y con una demanda paralizada.

Para los abastos, este contexto de mayor volumen de ganado de campo a causa de los efectos del clima y la ventana Cuota 481, favorece a mejorar los niveles de faena y reducir los precios, lo que tiende a alentar las ventas de carne previo a las fiestas.
El director de Abasto Santa Clara, Jorge López, dijo a Valor Agregado que “los próximos dos meses y medio van a ser de buenos niveles de faena y precios accesibles”, por tanto “la oferta que va a haber de volumen y calidad hará que se mantengan las ventas y no caigan”.

En importaciones, López señaló que Brasil, el mayor proveedor internacional de Uruguay, “está difícil” porque “la falta de lluvias afectó la oferta de hacienda pronta para faena y los precios están duros”. De todos modos, indicó que la firma cerró con Paraguay “muy buenos valores para noviembre”, lo que “dará la estabilidad de poder seguir atendiendo la plaza local con buenas referencias. Es el mes que Santa Clara le va a comprar más carne a Paraguay por lejos”.

En ovinos, los productores están atravesando problemas para la faena de sus corderos, dado que las entradas a plantas se marcan hasta para finales de noviembre y eso genera un grave perjuicio económico. Las industrias explican que una de las razones es la carga vacuna, dado que hay más oferta en el mercado y se aproxima la faena Cuota 481.

Si bien hay frigoríficos que pueden hacer la doble faena, las consecuencias del Covid-19 limitan esa opción. El Presidente del SUL dijo que “antes estaba la posibilidad de contratar cuadrillas de faena para determinados momentos, pero hoy esa posibilidad tiene complicaciones que hay que estudiar y, a su vez, no es bien vista por los sindicatos”.

Martín Olaverry| Valor Agregado – Rurales El País. 

Fuente:

Publicidad