26 de octubre de 2020 09:45 AM
Imprimir

Frigorífico Esquel desvinculó a los últimos trabajadores

El representante del Sindicato de la Carne y uno de los pocos trabajadores que continuaba dependiendo del Frigorífico Esquel, Tomás Ríos, confirmó que la empresa desvinculó al personal que continuaba vinculado a la planta matarife. «Con esto tenemos más desocupados en la ciudad, que se suman a los docentes y estatales que no cobran», dijo y atribuyó el cierre del frigorífico a la falta de controles para frenar la faena clandestina.

Ríos indicó que «más de una vez fuimos a hablar con la gente del municipio, tanto en la gestión de Ongarato como en las gestiones anteriores, y nunca pudimos terminar de cerrar el tema: que controlen como tienen que controlar la faena clandestina».
Acusó que «en el gobierno de Ongarato directamente se liberó la faena clandestina. La única carne que viene con control de un frigorífico, es la que viene enfriada al vacío, o lo poco que vende Discasur en Esquel, que es un 5%». Para el dirigente gremial «falló mucho el organismo de Bromatología Municipal que liberó la cancha para que ocurriera esto, y el frigorífico tuvo que cerrar. Faenábamos 20 novillos y se tardaba varias semanas para sacar esa carne. Era más el gasto de combustible y mano de obra que lo que ingresaba».
Asimismo, señaló la preocupación por la falta de empleo en Esquel. «Yo tenía un trabajo y estaba sufriendo necesidades pero me pongo del lado del que no tiene nada y que hoy la está pasando muy mal. Nuestra idea siempre fue que el frigorífico siga estando, que siga generando trabajo en una ciudad donde casi no hay trabajo y cada vez es más grande el desempleo. Ahora nos terminamos yendo y queda el personal zafrero con vínculos con el frigorífico, y no saben que va a pasar con ellos», expresó por último con preocupación.

Publicidad