28 de octubre de 2020 10:24 AM
Imprimir

El Chaco quiere hacerse fuerte en la exportación de carne caprina al mundo

En el marco del objetivo propuesto por el Gobierno provincial de consolidar las 20 cadenas de valor, el nuevo embarque de 25 toneladas de carne caprina con destino a Sri Lanka, además de las 21 toneladas que se enviaron en agosto a Bahamas, desde Pampa del Infierno. A la par, se anuncia un nuevo embarque con destino a Libia para el mes de noviembre.

De este modo, la provincia del Chaco vuelve a exportar carne caprina al mundo. La carne es faenada, procesada y envasada en el Frigorífico Caprino de Pampa del Infierno, que fue recuperado por el gobierno provincial para colocarlo a altura de la demanda local y nacional, con el desafío de la exportación.
En tal sentido, el gobernador Jorge Capitanich indicó que se trabaja con el objetivo de consolidar las 20 cadenas de valor, puntualmente la bovina, la caprina, la ovina, la porcina, la piscícola, la apícola y la avícola. “Si logramos la transformación de cereales en carne y a la carne le damos valor agregado en origen, llegaremos a la meta de multiplicar el empleo que es el objetivo final”, remarcó.
Desde Pampa del Infierno, el mandatario supervisó la segunda carga de exportación de carne caprina que se realiza en la provincia en lo que va del año. Se trata de un acuerdo firmado entre el Ministerio de Producción, Industria y Empleo, la firma Goat Export SRL, y la cooperativa Trento Chaqueña Limitada, frigorífico recuperado por el Gobierno.


EXPORTAR UNA VEZ AL MES

El gobernador anticipó que el objetivo es lograr que se exporte al menos una vez al mes para aumentar el rendimiento y llegar a un millón de dólares de ganancias. “Si esto es posible vamos a tener un gran impacto, con una buena base de exportación y de ingresos para la red de productores en la provincia”, consideró.
En esta oportunidad se envían 25.346 kilos de carne caprina con destino al puerto de Colombo, Sri Lanka. El kilo de carne envasada al exterior se comercializa a 3 dólares, lo que implica un ingreso de 75.000 en esta transacción.

poliza seguro girasol.jpg
El gobernador Jorge Capitanich encabezó la entrega de las pólizas de seguro multirriesgo a más de 80 productores girasoleros del Chaco.

En el acuerdo se fijó que la cartera productiva aportará toda la logística para la compra de animales, faena, procesado, empaque y armado del contenedor, con el objetivo de que una vez completado el embarque, el último tramo del proceso corra por cuenta de la firma exportadora.
De esta manera, la provincia vuelve a exportar carne al exterior, reflotando una actividad comercial que ya se había implementado en el 2015, en ese entonces hacía Emiratos Árabes. En agosto pasado se envió el primero a Bahamas y en noviembre comienza la faena del tercer contenedor con destino a Libia.

El stock de caprinos es de 600.000 cabezas

SAENZ PEÑA (Agencia). En la actualidad, el Chaco tiene 10.076 unidades productivas que comprenden a 16.500 productores, con un stock de 600.000 cabezas de ganado caprino, mientras que en ganado ovino actualmente son 7.849 los campos que se dedican a esta actividad productiva, con 12.184 productores y 266 mil cabezas aproximadamente.

carne caprina1.jpg

El objetivo para este año está focalizado en el financiamiento de seis centros de cría y engorde de ganado ovino-caprino, que consiste en el acondicionamiento y puesta en funcionamiento de los cuatro centros de desarrollo productivo del Progano y dos establecimientos privados distribuidos estratégicamente en toda la provincia. Lo que se busca con estas inversiones es abastecer en forma continua al frigorífico caprino con animales en cantidad y de buena conformación carnicera, satisfaciendo la creciente demanda en la provincia y también en toda la región, a través del programa “Cabras para todos”.

La provincia tiene 7000 hectáreas de girasol cubiertas con seguro multirriesgo

SÁENZ PEÑA (Agencia) -Un total de 88 productores que sembraron girasol para la campaña 2020/2021 recibieron los certificados de las pólizas del Seguro Multirriesgo para Girasol que llega a pequeños y medianos productores y que alcanzaron a implantar unas 7.000 hectáreas que hoy están cubiertas con este seguro.
Esta medida, según expusieron los productores que se adhirieron al sistema del seguro, “es una herramienta que nos da certidumbre y nos deja más tranquilos por lo que se pueda venir, como sucedió con la tormenta que tumbó varios lotes”, dijeron.
Los 88 productores pertenecen a los departamentos Indepedencia, Comandante Fernández, General Belgrano, Chacabuco, Quitilipi, Mayor Fontana, Santa María de Oro, O’ Higgins, Maipú, 2 de abril y 9 de julio.
La herramienta financiera permite acceder a una cobertura total ante los bajos rendimientos, consecuencia de las adversas condiciones climáticas que afronta la provincia en los últimos meses.

UNA HERRAMIENTA NOVEDOSA

El gobernador Jorge Capitanich entregó en Napenay los certificados de cobertura multirriesgo para el cultivo de girasol a productores que adhirieron a la iniciativa. “Es la primera vez que se aplica en Argentina este tipo de seguro para el girasol y lo más importante aún, con costo cero para los productores”, destacó el mandatario.
Se trata de una herramienta financiera novedosa para el sector, debido a que permite a los productores acceder, con apoyo estatal, a la cobertura de un conjunto de riesgos. Hasta la implementación de esta herramienta financiera, los productores podían contratar únicamente desde el sector privado, seguros contra riesgos de manera individual, exceptuando las sequías.
El seguro multirriesgo tiene como objetivo fomentar la siembra de cultivos de gran extensión, en este caso de girasol, como parte de la estrategia para el desarrollo productivo diseñada en el Plan Chaco 2030.


7.000 HECTÁREAS ASEGURADAS

Pese a la caída de la intención de siembra de girasol por la escasez de precipitaciones, se logró sostener la operatoria de seguro multirriesgo para los pequeños y medianos productores. “En total fueron certificadas unas 7 mil hectáreas distribuidas en la provincia”, contó Capitanich y añadió que “teníamos muy buenas proyecciones pero el clima nos jugó una mala pasada por lo que estamos hablando de una herramienta de suma importancia para los productores locales”.

Publicidad