28 de octubre de 2020 11:04 AM
Imprimir

Por qué “los planetas se desalinearon” para el negocio de corral

El negocio del corral depende, entre otros factores, del comportamiento de Europa y actualmente -debido a las implicancias de la pandemia del covid-19- está muy complicada

“Los planetas se desalinearon para los corrales. En Uruguay, el precio del grano está más alto, la reposición bajó y hay que ver qué se proyecta para febrero para el gordo, pero siempre esperando que Europa retome”, dijo Juan Domenech, gerente de producción ganadera de ADP.

En diálogo con Rurales El País, Domenech hizo referencia a que el negocio del corral depende, entre otros factores, del comportamiento de Europa y actualmente -debido a las implicancias de la pandemia del covid-19 (coronavirus)- “está complicada”.

Durante noviembre se abre una nueva ventana de faena de ganado proveniente de corral, pero los productores y la industria frigorífica miran esto con recelo debido, justamente, a la situación que atraviesa el viejo continente. 

“Europa está complicada; con rebrotes, paralizada nuevamente y eso complica. La industria nos traslada sus temores, pero nadie nos ha dicho nada de postergaciones”, explicó Domenech.

Otro factor no menor que hace tambalear los números del negocio, es el aumento en el precio de la comida, dado que los granos se valorizaron entre un 25% y un 30%, y si bien el valor del ganado de reposición bajó -entre 8% y 9%- el actual precio de los granos juega en contra del negocio. 

Los valores de referencia de un novillo de corral oscilan entre US$ 3,70 y US$ 3,80 por kilo aunque, según indicó Domenech, “no hay mucha referencia por lo que es el mercado de hoy”.

“Hay que ver qué pasa en febrero, va a depender mucho de Australia, que es un fuego; de los vecinos, que pueden aumentar sus valores; pero, sobre todo, hay que ver cómo está Europa. Si aparece la vacuna (contra el covid-19), se podrá solucionar un poco”, explicó.

En tanto, informó que ADP ha bajado su nivel de actividad, y hoy cuenta con 24.000 cabezas estáticas.

“Estamos con los corrales llenos, pero venimos bajando 7.000 cabezas. Dejamos dos corrales. Estamos a la expectativa de qué pasa en noviembre, cuando tengamos capacidad para ingresar animales, viendo el alimento que tenemos. Podemos especular y venderlo o dar licencias. Creo que en un par de meses vamos a tener algo solucionado respecto a la pandemia siendo optimista”, agregó. 

De todas formas, Domenech es optimista en que se van a acomodar los espacios para que el corral “siga dando valores”. 

Negocio ganadero. En lo que refiere al negocio ganadero, que según informó venía siendo el negocio de mayor facturación dentro de la empresa, comentó que si bien en un momento la agricultura “había quedado más relegada” hoy se ven zonas donde esta actividad “cierra más”. 

“No se puede cambiar de un momento para el otro, pero sí hay zonas que no le entraba agricultura para soja y tenías que tener algo de ganadería. Hoy en Excel el negocio entra y se puede llevar a la realidad”, comentó. 

Fuente: El Pais

Publicidad