30 de octubre de 2020 09:53 AM
Imprimir

La Argentina también evalúa dejar de vacunar contra la fiebre aftosa, pero no avanzaría por zonas sino por categorías bovinas

CompartiremailFacebookTwitterLuego de que Brasil reconociera a ciertos estados con el status de “Libres de Aftosa sin vacunación”, las alarmas en la frontera norte de nuestro país se prendieron. El Senasa emitió rápidamente la resolución 767/2020 para fortalecer esa zona y reforzar la cobertura vacunal en las localidades fronterizas y sobre los productores más pequeños. Ahora bien ¿Argentina […]

Luego de que Brasil reconociera a ciertos estados con el status de “Libres de Aftosa sin vacunación”, las alarmas en la frontera norte de nuestro país se prendieron. El Senasa emitió rápidamente la resolución 767/2020 para fortalecer esa zona y reforzar la cobertura vacunal en las localidades fronterizas y sobre los productores más pequeños. Ahora bien ¿Argentina podría eventualmente seguir en algún momento los pasos del país vecino?

Horacio Angélico, jefe del Programa de Vacunación Antiaftosa de Senasa, adelantó a Bichos de Campo que junto a entidades privadas se está evaluando esa posibilidad para el mediano plazo. “Estamos analizando si nos convendría dejar de vacunar por categorías, año a año, y en tres o cuatro años dejar libre todo el país. Se evalúa dejar de vacunar las categorías que tienen menos riesgo de enfermarse”, dijo. En el organismo aclararon que esas conversaciones son todavía muy prematuras y que por ahora la Argentina continúa como está: vacunando a todo su rodeo del Río Colorado para el norte.

Angélico explicó que la idea de este proyecto, en caso de que finalmente se decida concretar, no sería avanzar por zonas geógráficas (como sucede hoy con el área libre de la Región Patagónica) sino por categoría bovinas. Esto se debe a que que se necesitarían barreras sanitarias y habría problemas con la comercialización a nivel interno, como ya sucede con La Pampa, que reclama vender sus asados en el sur del país.

La noticia resulta sorpresiva sobre todo cuando se tiene en cuenta el buen estado epidemiológico que tiene el territorio en este momento. Sin embargo, esto se presenta como una gran oportunidad para llegar a nuevos mercados.

En este sentido Angélico explicó: “Hoy tenemos muchos mercados abiertos para carne sin hueso, refrigerada y madurada. La posibilidad que tendría Argentina sería la de poder enviar carne con hueso y no sólo bovina, sino carne de especies menores como porcinos”.

Pero mientras esta idea se desarrolla, hay preocupación por la decisión de Brasil, que incoluvrta a varios estados limítrofes con la Argentina. El Senasa ya envío 287 mil dosis de la vacuna hacia las provincias de Jujuy, Salta, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones. Brasil realizó este año la última aplicación en el estado de Río Grande do Sul, que se suma al resto de las localidades que ya no vacunarán: Acre, Paraná y Rondonia.

Dentro de la normativa dispuesta por la resolución, los pequeños productores seleccionados en cada región por esta entidad recibirán un subsidio para que la vacuna sea gratis y solo se deba pagar el costo del operativo. Angélico informó que parte del dinero vendrá de parte del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), en el marco de un acuerdo de cooperación.

“La idea es que los pequeños productores no hagan una erogación por lo que cuesta la vacuna y mejore la cobertura en esos estratos pequeños”, aclaró.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad