31 de octubre de 2020 00:36 AM
Imprimir

Integrar a pequeños productores en esquemas de exportación; el reto en la ganadería y la porcicultura mexicana

Durante el segundo día de actividades de la XLIX Convención Anual de la INFARVET, la convocatoria dentro de la ganadería y la porcicultura fue en el sentido de impulsar la participación de los pequeños y medianos productores en actividades comerciales.

El segundo día de actividades de la XLIX Convención Anual de la Industria Farmacéutica Veterinaria (INFARVET) arrancó con un homenaje por parte de su Directora Ejecutiva, Alexandra Luna Orta, hacia todas las personas que han dedicado su esfuerzo  dentro de las áreas de la salud, y aseguró que su actividad ha sido fundamental para resistir el impacto del SARS-CoV-2 en México.


Ante este escenario delicado respecto a la salud humana, el presidente de la Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex), Heriberto Hernández Cárdenas expuso el tema de la “Situación actual, retos y perspectivas ante el SARS-CoV-2 para el segmento de la porcicultura en México”, en donde destacó que las exportaciones de carne de cerdo han crecido, lo que fortaleció la economía del sector frente a la caída en el consumo.


Comentó que fue este panorama el que llevó a la Opormex a desarrollar manuales de acción para todos los agremiados, enfocados a la protección del personal contra el covid-19, con la finalidad de no detener las actividades.


Recordó que el mayor logro del año para la porcicultura nacional, ha sido la unión de todo el gremio bajo la nueva organización Opormex, y adelantó que hacia el futuro el mayor reto está representado por la creación del Instituto Nacional del Cerdo, con lo que buscarán, entre otras cosas, la integración del pequeño productor para que se incorpore a los mercados de exportación; escenario en el que la INFARVET se mostró comprometida para ser parte del proyecto.


EN LA CNOG COINCIDEN, LA UNIÓN ES LA CLAVE


Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), destacó que desde la llegada del Covid-19 (coronavirus) a nuestro país la actividad ganadera continuó operando, prueba de ello son las crecientes exportaciones de ganado bovino hacia territorio estadounidense (en niveles mayores a los de 2019), actividad que contribuye a tener una balanza superavitaria.


El líder ganadero coincidió en la necesidad de la integración de los pequeños productores pecuarios a la cadena, lo cual se debe hacer a través de la capacitación, la tecnificación y la colaboración con la iniciativa privada.


Recordó que en este tenor de unidad, una de las muestras de la fortaleza del sector pecuario durante la contingencia sanitaria, fue la creación del Grupo México Unido Proteína Animal, el cual sirvió para plantear esquemas de colaboración que muestren a la industria como un único frente sólido.


El otrora presidente de la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados comentó que es preocupante la desaparición de prácticamente todos los esquemas de apoyo para el segmento dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, como los beneficios derivados de los Programas de Bienestar.


ES NECESARIO QUE LA POLÍTICA DE NEGOCIOS EN MÉXICO ATRAIGA INVERSIÓN: MANUEL MOLANO


Con el tema “Pandemia y recuperación post-Covid: Implicaciones para la Farmacéutica Veterinaria” el Mtro. Manuel Molano Ruíz, Director General Adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) expuso que actualmente en nuestro país y el mundo se enfrentan a la depresión económica más grave de la historia moderna.


En el caso específico de México, a causa de las malas políticas de manejo, la caída podría ser de hasta 10%; la última crisis de este tipo que se experimentó a nivel nacional fue entre 1929 y 1933, cuando el declive fue de 15%.


Molano Ruíz expuso que de controlar los efectos económicos de la pandemia, la recuperación podría suceder en seis años, no obstante, en este periodo va a haber sectores que podrán afrontar los obstáculos de mejor manera.


De acuerdo con sus estimaciones, para verdaderamente lograr una restauración es necesario que el Gobierno Federal establezca políticas de negocios que atraigan la inversión y fomenten las relaciones comerciales.


Explicó que en el caso de la industria farmacéutica veterinaria, las proyecciones se vuelven complejas, pues es interdependiente con otros segmentos como el de la salud animal, por lo que frente a la falta de apoyos y estrategias por parte de las autoridades, el diseño de trabajo a plantearse debe de ir enfocado en: pensar, planear, reaccionar y sobrevivir.


Respecto al sector pecuario, el especialista concluyó que se tiene la ventaja de gozar de una demanda constante por parte de los consumidores, sin embargo, es necesario que se adapte a las nuevas tendencias de consumo y diversifique sus canales de distribución para minimizar las pérdidas.

Fuente:

Publicidad