31 de octubre de 2020 10:44 AM
Imprimir

Chile : Alertan desbalance por aumento de exportación de carne bovina en desmedro de producción lechera

CompartiremailFacebookTwitterEn Osorno, se alertó sobre un arriesgado desbalance que provoca el acelerado aumento en las exportaciones de carne de vacuno, en volúmenes que impactaría notoriamente en la producción lechera. Lo anterior por la falta de acuerdos entre gremios para abandonar el uso de anabólicos, que dispondrían también de novillos para envíos al extranjero. La preocupación proviene del […]

En Osorno, se alertó sobre un arriesgado desbalance que provoca el acelerado aumento en las exportaciones de carne de vacuno, en volúmenes que impactaría notoriamente en la producción lechera.

Lo anterior por la falta de acuerdos entre gremios para abandonar el uso de anabólicos, que dispondrían también de novillos para envíos al extranjero.

La preocupación proviene del presidente de la Asociación Gremial de Plantas Faenadoras Frigoríficas de Carnes de Chile (Faenacar), Alejandro Anwandter, quien también es gerente general de Frigorífico de Osorno.

Anwandter expuso que hay un problema de normativa en Chile por uso de anabólicos, que disminuye la exportación de novillos, concretándose en vacas cuyo faenamiento se incrementó en un 14,5% más que el año pasado, junto a un 17% de vaquillas.

Esto demanda modificaciones para quedar a la par de los principales mercados del mundo. De lo contrario, vaticinó un desbalance con una acelerada disminución de la masa ganadera.

Anwandter añadió que del 100% de las exportaciones chilenas, el 75% son hembras beneficiadas que se van a China. Traduciéndose en salidas que este año llegarían a los 100 millones de dólares e incluso un poco más, en un escenario que también cambió el precio interno a productor del ganado no apto para envíos, al descender la disponibilidad para el consumo interno.

El presidente de Faenacar advirtió un impacto en el sector lechero por la disminución de vacas en los campos, lo que llama a revisar un problema del sector privado por el uso de hormonas que, de ser retiradas, convertiría a toda la masa ganadera en exportable, sumando también novillos.

Mercado en el que Chile sigue siendo el único país del Mercosur que persiste en su aplicación, a diferencia de los principales competidores como Argentina y Uruguay.

Los implantes hormonales –a juicio del directivo- son un desbalance por una contracción de la disponibilidad de futuros vientres y con ello de la reproducción de la masa ganadera. Por ello, si el principal objetivo está en las exportaciones a China principalmente, hoy día se debe asumir una regla que sea conceptualmente correcta para ese mercado, como la tiene todo el Mercosur.

Publicidad