4 de noviembre de 2020 03:23 AM
Imprimir

Pequeños productores son beneficiados con el nuevo esquema de compensaciones

El gobierno anunció el nuevo modelo de compensación por retenciones a la exportación de soja. Se trata de una segmentación que beneficia a pequeños y medianos productores.

La medida alcanza a 41.293 productores en todo el país y es resultado del acuerdo entre las autoridades nacionales, provinciales y entidades del campo, en particular las de los movimientos cooperativos y federados. El ministro de Producción de Entre Ríos, Juan José Bahillo, integró la mesa de deliberaciones que concluyeron en un sistema que favorece la rentabilidad de los sectores más chicos del agro.

“Se trata de una excelente noticia para el sector agropecuario porque logramos segmentar las retenciones de acuerdo a dos criterios de hondo contenido social ya que se favorece a los más pequeños y a los que producen en las zonas más alejadas de los centros de industrialización” sentenció Bahillo.

El ministro de Agricultura y Ganadería de la Nación, Luis Basterra, concretó el anuncio en un foro, vía zoom, que reunió a representantes de todo el país y de los sectores públicos y privados. “Gracias a la articulación y un profundo debate cerramos una propuesta integral” especificó el funcionario antes de precisar que “consideramos todas las opiniones bajo el concepto de que si el productor es chico tiene que tener un trato preferencial porque no trabaja en las mismas condiciones que los grandes sembradores, por ejemplo”.

La medida entrará en vigor mañana con la publicación en el Boletín Oficial de la Nación y prevé un esquema de compensaciones escalonado y progresivo para el universo de sembradores de hasta 400 hectáreas y sin límite de rendimientos alcanzados. De ese modo recibirán, por caso, mayores compensaciones quienes produzcan en 100 hectáreas en relación a los que sembraron en 400. Aplicarán otro modelo de corte establecido en torno a si el establecimiento está ubicado dentro o fuera de la zona núcleo de producción.

Para ser parte del beneficio los productores de soja deben haber declarado la superficie sembrada en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) al 31 de julio de 2020 y el máximo facturado no deberá superar los 20 millones de pesos.

En Entre Ríos, que integra la región pampeana, la compensación incluye el período que va desde 1 de febrero al 31 de diciembre de este año y con un tope de hasta 2,9 toneladas por hectárea. En la resolución se establece que quienes produzcan hasta 100 hectáreas recibirán 1.543 pesos por tonelada; quienes lo hagan en hasta 200 hectáreas recibirán 1.102 pesos; 661 los que trabajen en hasta 300 hectáreas y 441 quienes lleguen al máximo de 400 hectáreas.

La norma fija que para aquellas ventas realizadas hasta el 30 de septiembre de 2020 la compensación será depositada en dos cuotas iguales, durante los meses de noviembre y diciembre. Para las realizadas hasta el 31 de diciembre el dinero será depositado en tres cuotas iguales desde enero

Fuente: El Once

Publicidad