6 de noviembre de 2020 01:18 AM
Imprimir

Carne: alertan que bajará fuerte la faena vacuna y subirán los precios al público

CompartiremailFacebookTwitterEn los próximos dos a tres meses podría registrarse una fuerte baja en la faena vacuna que ocasionaría una suba en los valores de la hacienda y, después, un consiguiente incremento de los precios de la carne al público que todavía no se puede dimensionar, según expertos del sector. De acuerdo a un relevamiento privado, la […]

En los próximos dos a tres meses podría registrarse una fuerte baja en la faena vacuna que ocasionaría una suba en los valores de la hacienda y, después, un consiguiente incremento de los precios de la carne al público que todavía no se puede dimensionar, según expertos del sector. De acuerdo a un relevamiento privado, la carne ya está un 23,7% más cara si se la compara respecto de febrero pasado, antes de la cuarentena.

Este es el análisis que realizó Víctor Tonelli, consultor ganadero, sobre el escenario actual donde, explicó, los feedlots están trabajando a pérdida. Esto por la suba del precio de los granos -el maíz es un insumo clave- y porque venden el novillo terminado a grano a valores mucho más bajos que al que lo compran como ternero para iniciar el ciclo productivo. De los feedlots sale en torno del 60% del ganado que va para el consumo.

Según un informe de la Cámara de la Industria de Carnes y Derivados (Ciccra), en los últimos seis meses, mientras se fue relajando la cuarentena, la carne vacuna subió 4,4%. Sin embargo, si se la compara respecto de febrero, antes de la cuarentena, acumuló ya un incremento del 23,7%.

De acuerdo a Tonelli, de los feedlots salen tres animales mientras ingresa uno para el engorde. “La caída de stock en los feedlots permite esperar una fuerte caída de la faena en los próximos dos a tres meses y una suba de precios importante, de mantenerse la diferencia en el costo de reposición (valor del ternero) superior al 25% y un valor de maíz que hoy lleva al costo por kilo neto producido a 135/140 pesos por kilo. Aun con el nuevo precio de venta de $120/kg menos gastos, el perjuicio no es menor a 10.000 pesos por cabeza según el peso del animal a faena”, expresó.

En el último tiempo, en medio del contexto inflacionario, actores de la cadena que se desprendieron de hacienda para no quedarse con pesos en la mano volvieron a reinvertir convalidando precios de terneros que terminaron también presionando sobre la actividad.

Para el consultor, en tanto “el principal problema” que está presionando en este escenario “es la fuerte suba de los granos a nivel internacional”. En este sentido, detalló: “Lo que realmente complica es el valor de los granos -el maíz es el de mayor peso en la dieta y se usa para energía mientras la soja para proteína- que subió 55% en los últimos tres meses”. “Es por eso que los corrales se están vaciando y en algún momento la oferta va a escasear”, pronosticó el experto.

Tonelli prevé que esta situación desembocará en una suba de precios de la hacienda y también cree que pasará lo mismo después con la carne al público. “Al público dependerá cuánto trasladen (los eslabones comerciales), pero no hay margen para bancar una suba de la materia prima sin subir en el mostrador”, precisó.

Según Ciccra, en octubre pasado en los mostradores del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) hubo una suba muy leve del precio promedio de los cortes vacunos con relación a septiembre, aunque hubo importantes diferencias entre cortes. “El precio promedio subió 0,2% mensual, con subas de hasta 1,9% en matambre, 1,8% en vacío, 1,6% en asado de tira y 1,5% en picada común, y bajas de hasta 0,5% en bola de lomo, 0,8% en paleta, 1,1% en cuadrada y 1,6% en osobuco”, explicó en el informe.

En los últimos seis meses los aumentos al público ya rondan el 23,7%
En los últimos seis meses los aumentos al público ya rondan el 23,7% Fuente: Archivo – Crédito: Archivo/Fabián Marelli

“Pensamos que va a haber una suba y esto se va a trasladar al consumidor, cuánto, cuándo y cómo no sabemos. Esto va a ocurrir y no porque el productor esté especulando para no cargar. Acá el número no da y no se está encerrando; el feedlot representa el 60% de lo que va a consumo directo”, afirmó.

“Queremos que haya conciencia de que esto va a ocurrir y no es por especulación de los productores, sino claramente generado por precios internacionales de los granos a los que está sujeto el mercado y el negocio”, agregó Tonelli al referirse a la proyección del impacto de la suba del ganado en el precio al público.

Según indicó, para los meses de diciembre, enero o febrero la faena podría desplomarse en unas 200.000 cabezas y eso tendrá un correlato en los precios. En rigor, la presión ya está y, según detalló el experto, en las últimas 3 semanas el novillo gordo ya subió entre 6 y 9%. Una parte de ese incremento, indicó, se trasladó al público y el resto lo absorbió la cadena. “Nuevas subas no podrán ser absorbidas por el matarife abastecedor”, indicó Tonelli.

En octubre pasado, la faena resultó la más alta del año con 1,260 millones de cabezas. “El volumen total de los primeros diez meses alcanzó los 11,600 millones de cabezas con 2,715 millones de toneladas res con hueso (producidos). Esto permite proyectar una faena cercana a 14 millones de cabezas (para todo 2020) y una producción cercana a los 3,250 millones de toneladas, de las cuales las exportaciones estarán entre las 950.000 y un millón de toneladas”, indicó. Ese volumen de ventas al exterior marcaría un nuevo récord para el país.

Por su parte, en un informe el Consorcio de Exportadores de Carnes (ABC) precisó que “la producción de carnes bovinas se estima en el orden de 2,7 millones de toneladas entre enero y octubre de este año, 2,4% mayor a igual lapso de 2019”.

“El acumulado de doce meses al mes de octubre arroja 3,2 millones de toneladas, que está entre los más elevado de los últimos ciclos. Este nivel ha permitido sostener las exportaciones y el abasto del mercado local. En términos anualizados, el consumo per cápita de carnes bovinas fue equivalente a 52 kg por habitante/año, una cifra similar a la de 2019” señaló Mario Ravettino, presidente del ABC.

En opinión de Ciccra, en tanto en octubre último el consumo de carne vacuna por habitante se ubicó en 50 kg/año, considerando el promedio móvil de los últimos doce meses. “En relación a doce meses atrás registró una contracción de 2,6% (-1,3 kg/hab/año)”, indicó Ciccra.

Fuente: La Nacion

Publicidad