9 de noviembre de 2020 09:45 AM
Imprimir

Mauricio Moller: “Para el próximo semestre visualizo al macho para faena por encima de los US$ 3 a la carne”

Paraguay : En el marco del 28° Congreso CEA, Mauricio Moller, gerente general de Ypoti SA., un establecimiento agropecuario de 6.000 hectáreas en Arroyito (Concepción), conversó con Valor Agro sobre el negocio ganadero en Paraguay en un año de coyuntura, la importancia de la planificación para desarrollar una buena estrategia comercial y las perspectivas del mercado de reposición y del gordo en un mediano plazo.

– A pocas semanas de cerrar el año, ¿cómo analiza el negocio ganadero en 2020?

– Para la empresa, el 2020 es un año para quedar en la historia. Al principio nos llevamos un susto con la pandemia, pero el tiempo fue pasando y pudimos detectar oportunidades. Entonces, en el primer momento fue un paso atrás, y en segunda instancia salimos a full con las compras de terneros. El valor de la reposición quedó muy bueno dentro de nuestro histórico de compra en dólares, la cotización bajó mucho y sabemos que la incorporación de animales para el campo son el 75% del costo del negocio.

– Esa decisión de ser agresivos en la compra de terneros, ¿se debe a los bajos precios o porque también prevén una valorización de la categoría en los próximos años?

– Nosotros incrementamos el negocio un 40% en este año porque existió una gran oportunidad de comprar desmamantes. Y consecuentemente sabemos que la ganadería paraguaya fue muy impactada por los bajos precios de las haciendas, la sequía y los incendios, todo eso va a tener sus efectos en los próximos años y será muy difícil conseguir reposición; lo que implica, indudablemente, una suba de las cotizaciones.

– ¿Qué le permitió a la empresa avanzar en la estrategia que se definió en el 2020?

– Solamente conseguimos tener un crecimiento porque hay una estrategia nutricional muy importante por detrás. Hay mucha planificación. Desde marzo fuimos tomando medidas necesarias para saber cómo comprar más desmamantes de lo normal.

– ¿Se descargó alguna categoría puntual para apostar a aumentar el volumen de desmamantes?

– La verdad que no, prácticamente el 75% de los ganados para faena son enviados en el segundo semestre del 2020. Entonces, evitamos los precios mínimos de US$ 2 por kilo carcasa y hoy estamos con una referencia promedio de venta aproximada de US$ 2,60 a la carne, pero la gran mayoría de los animales que tenemos serán comercializados en noviembre y diciembre.

– En la perspectiva de que el precio de la reposición va a subir, ¿cómo prevé que se comporte la relación con el gordo?

– El precio del ganado gordo tiene que alzar. Quizás el impacto no sea significativo y pueda darse un defasaje, pero con el tiempo se va a ajustar y acomodar en el mercado. Veo al próximo semestre con un valor para el macho por encima de los U$ 3 el kilo a la carne: a causa de la falta de reposición, una retracción del stock, la retención de matrices, que va a suceder; y el comportamiento de los precios de los insumos. Pero hay que estar atentos, porque Paraguay pasa por un momento distinto a otros mercados exportadores, faltan otros jugadores grandes en el sector industrial y eso puede tener incidencia. Sin embargo, desde lo estructural de la ganadería todo hace pensar que debe estar arriba de esa cotización.

– ¿Ve a algún eslabón de la cadena pecuaria más fortalecido que otros en los próximos años?

– La realidad es muy particular de acuerdo a cada productor. Quienes están bien estructurados y manejan un plan de negocios van a tener oportunidades. A lo largo del año hay épocas más complicadas y otras mejores, lo fundamental es saber aprovechar el momento. Sabemos que el valor del ternero va a subir, pero no sabemos qué va a pasar con el clima, el precio del maíz y del gordo. Hay que estar preparados: en el caso del maíz, para nuestro confinamiento ya tenemos comprado el 50% del grano que vamos a utilizar el año que viene.

Fuente: Valor Agro.

Fuente:

Publicidad