9 de noviembre de 2020 10:12 AM
Imprimir

Dardo Lizarraga: “El verano seco no nos va a dar buenos rendimientos”

Tucumán es una de las principales provincia productoras de esta fruta. Se estima que se cultivan anualmente alrededor de 350 hectáreas.

Dardo Lizarraga, Gerente General de DVA, destacó que se viene una campaña compleja desde lo climático. La empresa química y de biosoluciones de origen alemán que ofrece alternativas para la protección y nutrición de cultivos para el agro prevé aumentar la producción en su planta de Pilar en la provincia de Buenos Aires y avanzar en la sustitución de importaciones.

Periodista: ¿Cómo se comportó el mercado de insumos en un año con pandemia?

Dardo Lizarraga: Este año la campaña tuvo muchos altibajos. Los proveedores de insumos tuvimos un primer semestre con pandemia e incertidumbre. Durante abril, mayo y junio los productores tuvieron una toma de posición temprana de insumos en general, cercana al 30%, por lo tanto se anticiparon las compras de fitosanitarios y semillas. La campaña de trigo comenzó con una expectativa muy alta porque los perfiles de suelo en general estaban muy cargados, las condiciones de precio eran interesantes y entonces el área sembrada aumentó con respecto al año pasado. Avanzó la campaña y comenzaron los problemas de la sequía y ahora hay lotes que tuvieron que reconvertirse a soja sin siquiera llegar cosechar. En cuanto a las aplicaciones de barbecho también se redujeron por lo tanto en el sector de insumos hay inventario para satisfacer la demanda que esta siendo tardía. Creo que con un pronóstico Niña, es decir un verano seco, la opción de los productores será mas defensiva que productivista. Muchos intentarán llegar a los rindes de indiferencia para salvar la campaña y no apuntarán a paquetes de alta tecnología porque ya se observa que la idea es tomar una posición de inversión mas prudente frente a la incertidumbre económica.

P.: ¿Condiciona al productor lo que pasa en la macroeconomía?

D.L.: Sí, definitivamente. Como país veníamos en una carrera de aumento en los rendimientos. En la ultima década pasamos de 100 a casi 150 millones de toneladas de granos, habíamos mejorado el mix entre cereales y oleaginosas, con buena producción de maíz y trigo, lo cual es muy bueno para el suelo y la sustentabilidad de los sistemas productivos. A eso hay que sumarle los problemas climáticos que también condicionan la inversión porque el productor se vuelve mas cauto.

P.: ¿Cómo resultó lanzar productos en éste contexto económico y climático?

D.L.: Este fue un año complejo para el lanzamiento de productos. Nosotros presentamos en agosto “Predecessor” el primer herbicida de triple mezcla listo para usar de la Argentina. Habíamos planificado llegar a las 50 mil hectáreas aplicadas y lo estamos logrando con las que se están concretando por estos días. Las lluvias recientes seguramente generaron que las malezas mas fuertes tengan una presencia importante, por lo tanto esperamos poder mostrar los beneficios de nuestros productos a corto plazo. Se van a dar las condiciones para mostrar el potencial que tiene esta mezcla y vamos a analizar los resultados en diciembre.

En cuanto a “Weizen”, la microemulsión de 24D, tuvimos muy buena aceptación en todo el mercado. Las ventas del año pasado crecieron y la respuesta que estamos teniendo de los clientes este año es muy buena porque el mercado reconoció los beneficios del producto.

P.: ¿Qué mirada tienen en vuestra casa matriz -en Alemania- sobre lo que ocurre en Argentina?

D.L.: Las conversaciones son constantes y cotidianas. Mas allá de lo que ocurre, reafirmamos nuestra dirección estratégica y mantenemos la vocación de seguir invirtiendo en el país. Tenemos nuestra planta de producción de formulaciones en Pilar y para el año que viene estimamos aumentar un 50% el volumen de producción, trayendo nuevas formulaciones. Tenemos prensado comercializar coadyuvantes y avanzar en el proceso de sustitución de importaciones en formulaciones que pueden ser reemplazadas por materias primas nacionales. Esperamos aprovechar esa ventaja competitiva al producir localmente, aumentar la producción y avanzar con el plan de incorporación de personal en todos los niveles. Avanzamos a paso firme, con prudencia pero cumpliendo con todos los objetivos que teníamos en nuestro plan estratégico.

Publicidad