9 de noviembre de 2020 10:18 AM
Imprimir

Acelerar la siembra de soja con herbicidas preemergentes selectivos y con poder residual

Hasta mediados de octubre, el panorama para la siembra de soja asomaba sombrío: la falta de lluvias de la temporada otoño-invernal y comienzo de la primavera mantenía los suelos con condiciones de humedad deficitarias para avanzar con la implantación.

La buena noticia fue que el agua apareció en gran parte de las regiones que padecían la sequía, al punto que, según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en la zona núcleo el panorama hoy es incluso mejor que el que había hace un año atrás.

Esto hace que todos los productores estén pisando el acelerador para largarse a sembrar lo antes posible. Y que de esta manera se empiecen superponer actividades (aplicaciones para malezas/Siembra de soja): antes de implantar, hay que dejar el lote limpio de malezas y, para eso, hay que tener mucho cuidado con la estrategia de control elegida.

Para Juan Caporicci, gerente de Herbicidas de FMC, señala que uno de los productos desarrollados por su compañía, llamado “Capaz” busca precisamente atender esto. “La principal ventaja es que es selectivo, y eso es esencial en un momento como el actual en que todos los productores están queriendo salir a sembrar y necesitan aplicar preemergentes para evitar la proliferación de malezas”, subrayó Caporicci.

El objetivo esencial es no perjudicar al cultivo próximo al nacer y por eso es clave utilizar un producto que garantice que no lo afectará y que, a la vez, tiene una amplia acción residual para proteger al cultivo cuando más lo necesita, desde su implantación hasta el cierre de surco. “Posee un gran espectro de control en malezas de hoja ancha; fundamentalmente, la que más preocupa en esta época: Amaranthus spp. (yuyo colorado)”, explicó el especialista.

Doble propósito

“Lo que necesitamos con un herbicida evite la competencia de la maleza con el cultivo entre la siembra y el cierre del surco; por eso los preemergentes son la bala de plata. Y justamente lo que permite Capaz es acercarte al máximo a la fecha de siembra, por su selectividad; y a la vez tener un plus de residualidad que asegura que el lote continúe limpio de malezas hasta que el surco se cierre”, añadió el ejecutivo de FMC. Asimismo, garantizó que es un producto con gran capacidad para traspasar rastrojos, un aspecto no menor en un año en que muchos productores están ya secando sus planteos de trigo o de cultivos de cobertura, con el fin de que no extraigan la poca agua disponible en el suelo. “Capaz tiene todas las características físico químicas ideales para un herbicida de acción residual, que se ajustan a las necesidades de los sistemas de producción actuales”, subrayó Caporicci.

Otro punto que resaltósoja

es que, en una campaña en que se presume que habrá lluvias por debajo del promedio histórico por el accionar de La Niña, las malezas suelen sacar ventaja en la competencia por el agua. Por ello, defender al cultivo es aún más importante que en otros ciclos.

“Los perfiles se vienen recargando de manera muy lenta, entonces no le puedo sacar ni un solo milímetro de agua al cultivo por culpa de las malezas. Los preemergentes son claves porque directamente evitan la expresión de la maleza; a diferencia de cuando atacamos una especie ya nacida, esta lleva un mes consumiendo agua. Y lo que tenemos que lograr es que toda el agua disponible en el lote sea cosechada por el cultivo”, resumió Caporicci.

Publicidad