12 de noviembre de 2020 00:49 AM
Imprimir

El Proyecto Artigas de Grabois vuelve a la carga por tierras en Entre Ríos pero esta vez desde un petitorio

CompartiremailFacebookTwitterProyecto Artigas vuelve a mirar a Entre Ríos. La ONG que hizo su irrupción en la escena pública el 15 de octubre último con la ocupación de la estancia “Casa Nueva”, en el acceso a Santa Elena, y destapó así una feroz interna al interior de una de las familias más poderosas de Entre Ríos, […]

Proyecto Artigas vuelve a mirar a Entre Ríos. La ONG que hizo su irrupción en la escena pública el 15 de octubre último con la ocupación de la estancia “Casa Nueva”, en el acceso a Santa Elena, y destapó así una feroz interna al interior de una de las familias más poderosas de Entre Ríos, los Etchevehere, inició una campaña de recolección de firmas para lograr la restitución de una franja de terreno que le fuera quitada a la Escuela Agrotécnica “El Quebracho”, lindera al campo en disputa.

En “Casa Nueva” se instaló Dolores Etchevehere junto a Proyecto Artigas con el propósito de desarrollar un proyecto agroecológico en tierras que reclama como propias la empresa Las Margaritas SA, de la que son socios sus tres hermanos, Luis Miguel, Arturo Sebastián y Juan Diego Etchevehere, y su madre, Leonor Barbero Marcial. La situación derivó en una causa penal por usurpación que ahora se tramita en los Tribunales de La Paz.

“Pedido de restitución”

“La comunidad de Santa Elena, en Entre Ríos, fue víctima de este accionar mafioso y hoy los acompañamos en el pedido de restitución de las 70 hectáreas de tierra pertenecientes a la Escuela Agrotécnica Nº 151 Paraje El Quebracho, lindera a Estancia Casa Nueva, que fueron usurpadas por los Etchevehere en 2007. En esa oportunidad, actores de la institución escolar, familias vecinas, y del Sindicato Agmer resistieron en defensa del patrimonio público. Hoy vuelven a convocarse para reclamar lo que le pertenece a la comunidad educativa entrerriana”, señalan desde Proyecto Artigas.

Con la etiqueta #EtchevehereDevolvéLa Escuela, la petición, dirigida a los tres poderes del Estado entrerriano, dice: “Los abajo firmantes pertenecientes a organizaciones de la sociedad civil como así ciudadanos de forma individual solicitamos intervención a los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) para la restitución de las 70 hectáreas a sus legítimos y originarios destinatarios de la escuela pública del “Paraje El Quebracho” en el ingreso a la ciudad de Santa Elena (La Paz)”.

Movimientos sociales marcharon frente al campo, en apoyo a Dolores EtchevehereEl pedido plantea: “La Escuela se creó en el año 2002 en un predio de 170 hectáreas públicas pertenecientes al ex-frigorífico Santa Elena, no siendo escrituradas en tiempo y forma por el Consejo General de Educación (CGE). Durante el año 2007, la Comisión Liquidadora del Frigorífico Santa Elena (Gobierno de Entre Ríos durante la gestión del doctor Jorge Busti) vendió 70 hectáreas, que pertenecían a la escuela agrotécnica, a un particular de nombre Luis Etchevehere”, recordaron.

Busti dijo que en el país se viven “momentos delicados” y habló de los Etchevehere y las tierras de la Escuela El QuebrachoLuego, la agrupación identificada con Juan Grabois dice que “en la oportunidad hubo manifestaciones de los actores de la institución escolar, familias vecinas, y del Sindicato Agmer en defensa del patrimonio público. Hoy volvemos a convocarnos para reclamar lo que le pertenece a la comunidad educativa entrerriana”.

Y señala que la Escuela Agrotécnica N° 151, “de jornada extendida, funciona en lo que fue un casco de estancia muy antiguo y deteriorado con una planta de alrededor de 60 docentes y 140 estudiantes. Desde los objetivos institucionales, se proponen articular los módulos productivos con los distintos espacios curriculares, formar técnicos en producción agropecuaria con competencias para la interacción con el medio socioeconómico-productivo y con respeto al ambiente y el uso y preservación de los recursos naturales bajo un concepto de sustentabilidad, así como criterios de calidad, productividad y seguridad en la producción, y vincularse con instituciones relacionados a la actividad rural, el cuidado del ambiente y la formación integral de las personas”.

“La formación técnico profesional es tanto en producción vegetal como animal y de una gran diversidad con el fin de inserción laboral y productivas en diferentes pymes, empresas familiares y micro-emprendimientos por lo que fortalecer las diferentes instancias de capacitación productivas es muy importante”, cerraron.Fuente: Entre Ríos Ahora.

Fuente:

Publicidad