12 de noviembre de 2020 08:59 AM
Imprimir

La carne bovina, otra fuente de dólares que decae: China paga 30% menos que el año pasado

Las exportaciones se mantienen en niveles récord, pero los precios pagados por los importadores, fundamentalmente el gigante asiático, se derrumbaron.

La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) informó que en octubre la faena bovina alcanzó las 1,26 millones de cabezas, un 3,7 por ciento por debajo del mismo mes del año pasado.

De esta manera, se alcanzaron las 11,59 millones de cabezas en lo que va del año; es decir, una suba del 1,2 por ciento con respecto a los primeros diez meses de 2019 y la mayor cifra desde 2009.

La producción de carne alcanzó así las 2,63 millones de toneladas res con hueso, lo que significa 45.500 toneladas más que entre enero y octubre del año pasado.

Todo ese volumen extra se lo llevó la exportación, que habría ascendido (las cifras de octubre aún no se han publicado) según datos preliminares de Ciccra a 735.600 toneladas, lo que implica un crecimiento de casi 10 por ciento anual o 66.200 toneladas.

Este nivel de comercio exterior es el más alto al menos desde 1996: significa que, de cada 100 toneladas producidas, los mercados foráneos se están llevando 28 por ciento, la tasa más alta de las últimas tres décadas.

Menos divisas

La mala noticia es que este empuje exportador no se traduce en un mayor ingreso de dólares. Por el contrario, el flujo de divisas aportado por la cadena cárnica se viene achicando cada vez más.

En este caso, los datos de septiembre indican que la carne vacuna aportó 245,6 millones de dólares, un 18,9 por ciento menos que en el mismo mes de 2019.

Según Ciccra, toda esta caída se explica por la disminución del 21,7 por ciento del precio promedio de los cortes, hasta los 2.897 dólares por tonelada. 

El principal factor al respecto es China, que concentra el 72 por ciento de las exportaciones argentinas.

En septiembre, el gigante asiático compró por 144,2 millones de dólares; es decir, un 30,7 por ciento menos que doce meses atrás. “Esto se debió a una combinación de menores precios promedio y, en menor medida, de menores volúmenes. El precio promedio pagado por la industria china se mantuvo en el mismo nivel de los dos meses anteriores (3.391 dólares por tonelada), ubicándose 30 por ciento por debajo del promedio registrado en julio-septiembre de 2019”, indicó Ciccra.

Cabe recordar al respecto que fue a fines de 2019 cuando China llegó a pagar valores altísimos en términos históricos por la carne, debido al déficit de producción local de proteínas por la peste porcina africana.

En este contexto, en el acumulado del año, mientras que las exportaciones en volumen crecieron 15,3 por ciento, el aporte de dólares se redujo 2,1 por ciento. 

Fuente: AgroVoz

Publicidad