12 de noviembre de 2020 21:49 PM
Imprimir

Buenas expectativas en el comienzo de la cosecha de cerezas

CompartiremailFacebookTwitterEstá todo listo para iniciar una nueva temporada. Los productores de cerezas de la región del Valle de Río Negro y Neuquén tienen muy buenas expectativas comerciales. Algunas empresas comenzaron a cosechar este fin de semana, pero la mayoría espera algo más de color, tamaño y presión para iniciar la recolección en los próximos días. […]

Está todo listo para iniciar una nueva temporada. Los productores de cerezas de la región del Valle de Río Negro y Neuquén tienen muy buenas expectativas comerciales.

Algunas empresas comenzaron a cosechar este fin de semana, pero la mayoría espera algo más de color, tamaño y presión para iniciar la recolección en los próximos días.

“Tanto en Río Negro como en Neuquén venimos con cosechas completas”, destacó Aníbal Caminiti ejecutivo de la cámara de productores de cerezas integrados (CAPCI).

Datos oficiales dan cuenta de que en la temporada pasada (2019/2020) las exportaciones argentinas de cerezas alcanzaron las 5.590 toneladas. Consultas realizadas esta semana a distintos empresarios del sector coinciden en señalar que, en la presente, las ventas externas podrían perforar el techo de las 7.000 toneladas, generando ingresos de divisas al país por más de 30 millones de dólares. Todo un logro para la actividad.

ARGENTINA: EXPORTACIONES DE CEREZAS

EN TONELADAS-AÑO CALENDARIO

Poco más del 50% del total de las exportaciones argentinas cerezas salen de las explotaciones rionegrinas y neuquinas.

Sin lugar a duda la apertura del mercado chino es un importante y positivo cambio para el sector exportador de cerezas ya que, por un lado, es el destino que hoy concentra la mayor parte de la demanda de la oferta exportable mundial y, por el otro, es el que sostiene los valores de venta.

Con las estadísticas consolidadas de los últimos años, la producción de cerezas paso a ocupar el segundo lugar en importancia detrás de la de pomáceas (peras y manzanas) en toda la región de los valles irrigados del norte de la Patagonia. Para esta temporada, la actividad demandará poco más de 12.000 trabajadores en ambas Provincias (Río Negro y Neuquén). Lamentablemente, la mayoría llega, principalmente en la época de cosecha, de otras regiones del país.

Si bien la estadística muestra una tendencia positiva, lejos está de reflejar las tasas de crecimiento que mostró la actividad en otras partes del globo. Sin ir más lejos, Chile a mediados de la década del 90 tenía la misma cantidad de hectáreas y similares niveles de producción que la Argentina. Cerca de 25 años después nuestro país logrará exportar en la presente temporada 2020/2021 -con algo de suerte y viento a favor- alrededor de 7.000 toneladas mientras nuestros vecinos alcanzarán ventas externas superiores a las 270.000 toneladas, más de 30 veces nuestras exportaciones.

CHILE: EXPORTACIONES DE CEREZAS

EN TONELADAS-POR TEMPORADA

Cuando analizamos la evolución del sistema productivo-comercial de ambos países cabe preguntarse: ¿Qué nos pasó en estos últimos 25 años? Si bien la respuesta es multicausal, se puede resumir señalando que los gobiernos chilenos en todo este tiempo armaron sus programas políticos con objetivos muy claros: sistemas productivos competitivos en el comercio internacional bajo un compacto paraguas de estabilidad macroeconómica.

CUELLOS DE BOTELLA

“Estamos teniendo problemas con los aéreos ante la restricción de vuelos existentes por la pandemia. Seguimos trabajando con las autoridades del Senasa en Ezeiza para terminar de armar la logística de exportación”, detalló Caminiti en otra parte de la conversación.

Los empresarios esperan sacar la mayor cantidad posible de cerezas de las variedades primicia por vía aérea a través de Ezeiza y, de ser posible, por Santiago de Chile. El destino final de esta oferta: el mercado chino.

Queda claro que el aeropuerto de Neuquén -por causas operativas- fue descartado en esta temporada como plataforma de conectividad de las cerezas con el mundo.

Cabe señalar que durante la temporada 2019/2020 las exportaciones de cerezas de Río Negro y Neuquén alcanzaron poco más de las 2.800 toneladas, pero solo un 15% promedio de este volumen salió en noviembre. Para este año, los empresarios regionales esperan crecer en esta tendencia teniendo en cuenta que a partir de este año pueden llegar al mercado chino por vía aérea tras las autorizaciones sanitarias habilitadas por el gigante asiático.

Según datos preliminares, el primer vuelo que parte de Ezeiza con cerezas de los valles de Río Negro y Neuquén rumbo al mercado chino se concretaría en la semana 48 (que va del 23 al 29 de noviembre). “Los aéreos se van a concentrar entre las semanas 48 y 51; después combinaremos marítimo y aéreo para finalizar con los grandes volúmenes solo por mar”, agregó Caminiti.

El otro potencial cuello de botella que se presenta en el mercado es la oferta que proyecta exportar Chile en la presente temporada. Las primeras estadísticas privadas señalan que para el ciclo 2020/2021 las ventas externas del vecino país podrían alcanzar las 270.000 toneladas, mostrando un crecimiento interanual del orden del 18%. En términos nominales, se espera que la oferta exportable se incremente este año en poco más de 40.000 toneladas; volumen que equivale a casi seis veces el total de las colocaciones externas argentinas de este producto.

ENTREVISTA: CARLOS ENRÍQUEZ, TITULAR DE VISTA ALEGRE SRL

“Estamos frente a una muy buena temporada, ahora debemos cuidar nuestra producción en los mercados”, aseguró Carlos Enríquez, titular de la firma Vista Alegre SRL, al ser consultado por las perspectivas comerciales existentes para la cereza de la región.

El ejecutivo señaló que la cosecha, en el caso específico de Vista Alegre, comenzará este fin de semana a diferencia de otras empresas que ya la iniciaron días atrás.

A continuación, parte de la conversación mantenida con el empresario.

Pregunta-¿Cómo analiza la temporada que recién se inicia?

Respuesta-La veo bien. Tenemos en China unos 10 días para anticipar el pico de ingresos que llega desde Chile. Esta ventana es clave para nuestra oferta regional.

P-¿Cuándo estiman este pico?

R-Se ubicará entre la semana 50 y 51. Allí comenzarán a llegar los grandes volúmenes al mercado chino.

P-¿Cuánto proyectan colocar antes de esta fecha?

R-Calculamos que cerca del 70% de nuestra oferta exportable debería estar en el mercado antes de la semana 51. Es importante señalar que, si bien Chile destina cerca del 95% de sus exportaciones de cerezas al mercado chino, están ampliando sus ventas por fuera de las ciudades tradicionales. Esta estrategia, amortiguará una posible sobreoferta en el mercado.

P-¿Cuándo comienza la cosecha?

R-En los próximos días, cerca del fin de semana.

P-¿No es importante cosechar temprano para llegar antes al mercado?

R-Queremos llegar con calidad a destino que, para nosotros, es lo importante. Mi negocio es generar marca no vender volumen. Y para eso debemos cuidar muy bien el producto.

P-¿Cómo impacta la falta de aéreos en la actividad?

R-En principio afecta los costos. El recorte de oferta en este servicio impactó en los precios, creciendo alrededor del 35% respecto de la temporada anterior.

P¿Cuánto representa este costo?

R-Es muy importante. Hoy estamos hablando de unos 25 dólares por caja; un promedio de 5 dólares por kilo de fruta. Es muy alto. De ahí que es importante evaluar la matriz costo-beneficio a la hora de analizar cómo llegar a los mercados.

P-¿China es el mercado al que mirar?

R-Es muy importante, pero no el único. Nosotros estamos trabajando muy bien con Estados Unidos y ciertos países de Europa, que fueron desprotegidos por Chile, ante el boom que tuvieron con China, y hoy estamos abasteciendo con buenos resultados. Diversificar es parte de nuestra estrategia, analizando el negocio en un mediano y largo plazo.

P-¿Cómo están llevando los protocolos por la pandemia con el personal?

R-Es un trabajo al que hay que dedicarle mucho tiempo y esfuerzo. La parte operativa va a ser todo un desafío. Estamos haciendo capacitaciones permanentes con nuestro personal para acomodarnos a esta realidad. Si bien será una temporada más compleja en este sentido, estamos persuadidos que este es el camino que hay que seguir y lo ejecutaremos con total conciencia.

LLEGARON LOS PRIMEROS ENVÍOS CHILENOS A CHINA

Las primeras cerezas chilenas de la temporada llegaron al mercado chino la última semana de octubre, iniciando así la campaña 2020/2021.

Ejecutivos de la firma importadora china Fruta Cloud -que recibieron esta primera partida- señalaron al medio especializado portalfruticola.com que las condiciones climáticas en las áreas de producción de cerezas chilenas han sido buenas este año.

Estadísticas del sector privado anticipan que el volumen de producción total aumente en torno al 18% en términos interanuales. Las estimaciones actuales proyectan exportaciones en torno a las 270.000 toneladas, de las cuales alrededor del 90% se destina al mercado chino. La variedad de cereza que comenzó la cosecha es la Earlise, detalló en su informe de portalfruticola.com. A la cosecha de Earlise le sigue la cosecha de la cereza Brooks, que comenzará en los próximos días. Luego vienen los Lapin y Santina.

Por esta fruta primicia que aterriza en el mercado chino entre la semana 43 y 46 se llega a pagar hasta 40 dólares por kilo. Las cotizaciones bajarían entre las semanas 47 y 52 para ubicarse levemente por encima de los 10 dólares por kilo para finalizar, a partir de la semana 1 del año que viene, en torno a un promedio de 7 dólares hasta el cierre de los embarques.

Pero mucho de estas proyecciones de precios en destino dependerán de cómo afectará la sobreoferta de cerezas chilenas en el mercado chino. Las poco más de 40.000 toneladas adicionales que presenta el vecino país para esta temporada podrían tener un impacto negativo en el mercado del gigante asiático, más aún cuando se tiene en cuenta que el 90% de la oferta exportable chilena se orienta hacia este destino.

Pero China no ha dejado de sorprender al mundo como mercado sin techo para el consumo. Sin ir más lejos, Chile -por lejos el principal abastecedor de cerezas de este mercado- exportó durante la temporada 1999/2000 menos de 1.000 toneladas al gigante asiático. Durante la temporada pasada ese volumen saltó a más de 207.000 toneladas, reflejando un crecimiento interanual del 30%. Esta tendencia podría dar la pauta de que las 40.000 toneladas adicionales que proyecta colocar Chile en este enorme mercado no deberían tener impacto negativo alguno. Pero todo está por ver.

ANÁLISIS: UN EJEMPLO A IMITAR

Se pueden hacer algunas críticas sobre la evolución que ha mostrado Chile en materia económica durante estas últimas décadas. Lo que no se puede desconocer es el saldo favorable que ha dejado en gran parte de la sociedad los modelos aplicados.

Sus líderes políticos y empresariales lograron converger en objetivos comunes de largo plazo. El sistema productivo-comercial que presenta la cereza es tan solo uno de los tantos ejemplos exitosos que presenta el vecino país. Un cuarto de siglo atrás Argentina y Chile tenían la misma superficie plantada con cerezas. Hoy nuestro país tiene poco más de 2.000 hectáreas de esta especie las que generarán unos 30 millones de dólares por las 7.000 toneladas comercializadas; Chile por su parte cuenta con 37.000 hectáreas, ventas externas para esta temporada en torno a las 270.000 toneladas en volumen y poco más de 1.500 millones de dólares en valor.

Chile a diferencia de nuestro país, tiene una política macroeconómica estable hace más de cuatro décadas, respalda al sector privado y lo apoya cuando hay que salir a pelear en los mercados.

Fuente: rionegro.com.ar

Fuente:

Publicidad