13 de noviembre de 2020 09:13 AM
Imprimir

Cuáles son las soluciones tecnológicas de YPF Agro para el maíz tardío

Acompaña la oportunidad de crecimiento en maíces tardíos con soluciones integrales en semillas, nutrición y protección de cultivos

El maíz tardío es una de las innovaciones más relevantes del cultivo y de la producción agrícola de los últimos años. Viene ganando terreno desde hace más de una década de la mano de la genética, con híbridos que ofrecen buenos rendimientos y estabilidad tanto en zonas marginales, poco atractivas para las siembras tempranas, como en la zona núcleo.

Este tipo de cultivo llega a representar la mitad de las toneladas de maíz que se genera en el país. Según la Bolsa de Cereales para la actual campaña se está proyectando un 50% del área sembrada en fechas tempranas y otro 50 % en fechas tardías. Cuando el año pasado esta relación fue 54%/46% temprano y tardío respectivamente.

Son varios los factores que sustentan esta mayor intención de siembra tardía: la falta de lluvias en un escenario climático adverso, una brecha en rendimiento que se achica vs. el temprano, y un adelantamiento en las compras de insumos que dejan un escenario propicio para el planteo del maíz tardío.I

Pero, además, los especialistas sostienen que la rentabilidad es una variable de decisión, donde actualmente existe una mejor expectativa respecto el inicio de la campaña para este cultivo, ya que las proyecciones de la cosecha americana cayeron por cuestiones climáticas mientras que la demanda a nivel mundial sigue sostenida por encima de la oferta y esto hace que los precios a futuro sean atractivos, ayudando al margen de la producción.

De acuerdo con las proyecciones de Márgenes Agropecuarios en el mes de noviembre se estima que el margen bruto estará en el orden de 617 dólares por hectárea para un rendimiento de 80 quintales por hectárea y de 859 dólares por hectárea para rendimientos de 100 quintales por hectárea, un 35% sobre las proyecciones iniciales (región núcleo). La mejora se explica en gran medida por el precio a cosecha del maíz que pasó de 144 dólares por tonelada en noviembre del año pasado a un precio actual de 170 dólares por tonelada.

Estas siembras lo que buscan es aumentar los pisos de rendimiento, dan mayor estabilidad a los sistemas productivos en las diferentes regiones y permiten el cultivo en algunas zonas donde de lo contrario no se podría realizar. En líneas generales los maíces tardíos se implantan con mayores temperaturas y mejores condiciones de humedad en el suelo, asegurando una mejor calidad de implantación.

Soluciones integrales

A la hora de definir la siembra y antes de la elección del hibrido, desde Illinois, la marca exclusiva de YPF Agro, recomiendan conocer en qué tipo de suelo se está trabajando, con cuánta agua cuenta el perfil del suelo, si hay napa o no y la profundidad de la misma, como así también qué indican los pronósticos. La siembra de maíces de segunda apunta a diversificar el riesgo climático, para que el período crítico de floración esté más repartido en el tiempo. El potencial de rendimiento es más bajo, pero con rendimientos más estables.

Para este tipo de siembras desde YPF Agro, posicionaron los materiales I550 VT3 PRO e I799 VT3 PRO. En relación a las características, el I 550 VT3 PRO es un material distinto a la mayoría de los híbridos del mercado, con 104 días de madurez relativa combina muy bien rendimiento y estabilidad. Con muy buena estructura de caña y perfil sanitario, se destaca por una rápida velocidad de secado.

“Este último punto es muy importante, ya que el productor, dependiendo de la zona productiva, podría independizarse de las condiciones climáticas adversas que pudieran ocurrir durante el periodo de secado como lluvias, piedra y demás que no solo dejan pérdidas de calidad sino de cantidad kg/ha, asegurando así un retorno más rápido de su inversión llegando en 25 a 40 días antes a cosecha” afirmó el ingeniero agrónomo Jorge Pellegrino, gerente de Desarrollo para la marca Illinois.

Además, I 550 VT3PRO es un híbrido que ante determinadas condiciones, permitirá estirar más de lo normal en fecha de siembra por lo corto de su ciclo, como así también poder utilizarlo para picado o de segunda detrás de cebada en el sur de Buenos Aires.

Otro híbrido que se destaca en la siembra de segunda es el I 799 VT3 PRO, un material de ciclo intermedio de 122 días de MR, con alto potencial de rendimiento y estabilidad, muy buenas características agronómicas y perfil sanitario. Este híbrido ha tenido una destacada performance en redes de ensayo de terceros en todas las regiones de nuestro país saliendo 1° en la red de la Estación Experimental Agropecuaria Obispo Colombres (EEAOC) en el NOA, un 7% por encima de la media en el CREA Chaco Santiagueño (NEA), 1° en INTA Marcos Juárez, 3% por encima de la media CREA Norte de Bs As (Zona Núcleo), 1° en la Ridzo (zona oeste de Buenos Aires) y 2° en INTA Balcarce.

Desde Illinois, según precisaron, avanzan en el desarrollo de híbridos competitivos para la próxima campaña, donde se lanzará al mercado un nuevo material con tecnología VIP3 de alto potencial de rendimiento y buen perfil sanitario adaptado a siembras tardías.

En cuanto a nutrición, desde YPF Agro consideraron que es muy importante planificar también la fertilización del lote pensando en los rendimientos esperados, las necesidades del cultivo e información específica del lote obtenida en un correcto análisis de suelo. Existe basta información que demuestra que se obtienen excelentes resultados al dividir en partes la aplicación de los fertilizantes en el cultivo de maíz en al menos dos momentos, motivo por el cual desde YPF Agro lanzaron Summa Mix Maíz en su versión arrancador y sobre cultivo.

Summa Mix es una excelente alternativa de mezclas balanceadas a medida, que permite otorgar al cultivo los nutrientes principales para alcanzar los rendimientos esperados en los momentos de máxima demanda. Nitrógeno, fósforo y zinc, presentes en la versión arrancador, son claves para un crecimiento inicial vigoroso y rápido mientras que la alternativa para aplicar en estado vegetativo permite acercar los nutrientes nitrógeno y azufre a una de las etapas claves del cultivo y de alta demanda.

La posibilidad de liberar antes el lote, dada por la rápida velocidad de secado en algunos híbridos como el I-550 de ILLINOIS, permitirá tener un mejor control de malezas lo que hace un sistema más sustentable.

Como en toda planificación de siembra ya sea temprana o en este caso tardía desde la empresa consideraron que es importante conocer el historial del lote respecto a la presencia de malezas, las rotaciones de cultivos previas, el banco de semillas que puede presentar, los herbicidas que se han utilizado y sus dosis, los flujos de emergencia de malezas en nuestra región, etc., el conocimiento de toda esa información nos ayudará a planificar los controles y estrategias necesarias para maximizar el rendimiento de nuestro maíz tardío.Sumado a eso, la realización de buenos barbechos, controles tempranos y la utilización de herbicidas residuales que protejan al cultivo durante su implantación y hasta cubrir el surco son factores importantes

Desde YPF Agro acompañan dicha estrategia con un portafolio para la protección de cultivos y la recomendación de buenas prácticas de manejo. Los interesados en conocer más detalles podrán ingresar al siguiente link.

“En YPF Agro, acompañamos al productor agropecuario ofreciéndole no solamente un variado portfolio de insumos sino condiciones comerciales atractivas y canje de granos, tanto disponible como a cosecha, para poder acompañar sus resultados hasta el final de la campaña”, señalaron.

Fuente: Infobae

Publicidad