13 de noviembre de 2020 09:29 AM
Imprimir

“El productor uruguayo entendió que entorar las vacas no es poner los toros ni inseminar”

CompartiremailFacebookTwitterCon condiciones climáticas poco alentadoras y un entore en puerta, el médico veterinario Eduardo Texeira aseguró que el productor uruguayo entendió “que entorar las vacas no es poner los toros ni inseminar”, sino que para lograr buenos resultados “hay que trabajar en medio de la entorada”.  Según dijo, los campos no venían en mal estado, […]

Con condiciones climáticas poco alentadoras y un entore en puerta, el médico veterinario Eduardo Texeira aseguró que el productor uruguayo entendió “que entorar las vacas no es poner los toros ni inseminar”, sino que para lograr buenos resultados “hay que trabajar en medio de la entorada”. 

Según dijo, los campos no venían en mal estado, pero la situación se empezó a agravar en los últimos 20 días que no llovió. 

De todas formas, y de cara a la entorada, sostuvo que las vaquillonas “no están tan mal de estado”, porque la gente se preocupó mucho.

Sin embargo, advirtió que los campos están cayendo bastante rápido y empezando a quedar amarillos. Eso puede traer un problema, primero, de celos y, luego, de fertilidad. 

De igual forma, comentó que las vacas de cría están pariendo bien, pero empezaron con problemas de atraque porque perdieron fuerza y estado corporal. 

En ese sentido, recomendó observar los animales todos los días y tener en cuenta alguna medida para implementar. 

“Al momento no hay que tomar medidas alarmantes, pero hay que tenerlas en cuenta porque cuando el animal cae, para levantarlo es muy difícil. Estamos en el umbral del futuro de dos a tres años para adelante. No hay que alarmarse pero sí abrir los ojos, indicó. 

“Todavía no estamos en crisis, pero hay que saber ver los pronósticos para poder planificar”, comentó.

Ovinos. Respecto a la situación de la ovinocultura, comentó que la gente sigue trabajando el ovino “como si no hubiese pasado nada con la lana” porque “sabe que la situación va a mejorar”. 

Sin embargo, advirtió que, con gran seguridad, haya una tendencia de bajar el stock. “Cuando baja la lana, baja el stock; y cuando sube la lana, sube el stock”, señaló.

Según explicó, el producto está jugado a la venta del cordero, porque intentará sustituir lo que no recibió por la lana.

Fuente: El Pais

Publicidad