21 de noviembre de 2020 09:48 AM
Imprimir

Mercado de granos: las estrategias comerciales son vitales

CompartiremailFacebookTwitterMucho se ha discutido en las últimas semanas y en diferentes ámbitos sobre cuáles han sido los motivos o los factores que han motorizado las recientes subas sobre los precios de los granos. Y, en este sentido, resulta sumamente difícil encontrar un solo responsable. Que la depreciación del dólar a escala global (como consecuencia de […]

Mucho se ha discutido en las últimas semanas y en diferentes ámbitos sobre cuáles han sido los motivos o los factores que han motorizado las recientes subas sobre los precios de los granos. Y, en este sentido, resulta sumamente difícil encontrar un solo responsable.

Que la depreciación del dólar a escala global (como consecuencia de la enorme emisión estadounidense), sumado a los “repliegues” en las tasas de interés, han concitado la atención de grandes especuladores y fondos de inversión no pareciera una novedad en sí misma.

Algo parecido ocurrió también en 2008 con motivo de la crisis de las hipotecas en los Estados Unidos. Claramente ello generó fuertes subas en las cotizaciones de los granos en Chicago, aunque no fue exclusiva de estas commodities, sino que otras materias primas también sintieron el impacto de los grandes “fondos” ingresando con dinero fresco a estas plazas.

De igual manera, China también ha sido un gran artífice o responsable de estas subas. Quizá el más importante de todos. Porque a diferencia de lo que venía ocurriendo hasta el inicio de la guerra comercial entre el gigante asiático y Estados Unidos, allá por marzo de 2018, hoy China compra absolutamente todo, no solo soja.

El reflejo lo podemos ver, además, en cebada, maíz, trigo, carnes de todo tipo y en sorgo. En este último caso, solo las ventas desde la Argentina hacia China se multiplicaron por 10 en un solo año. Quizá en esta variable residen las mayores controversias o interrogantes, si se quiere.

¿El consumo de China es equivalente a su demanda? ¿O podría estar comprando para incrementar sus stocks de reserva preparándose para alguna otra eventualidad?

Estas dudas resultan muy interesantes para el debate, puesto que el impulso que este factor le agrega a los precios podría volverse como un bumerang si nos estamos equivocando en el diagnóstico.

Clima en Sudamérica

En los últimos días he venido escuchando muchas afirmaciones o comentarios sobre si resultaría factible que los precios de la soja, por ejemplo, pudieran volver a los registrados entre 2008-2012. Y todo pareciera indicar que el tercer factor clave será el devenir climático en Sudamérica.

Es interesante recordar que en 2008 nuestra región tuvo una sequía con un impacto productivo importante, de la misma forma que Estados Unidos tuvo la segunda peor sequía de la historia en 2012.

Las estrategias comerciales son vitales en este contexto, porque a caminos largos, pasos cortos.

El autor es socio de Nóvitas SA

Por: Diego de la Puente

Fuente: La Nacion

Publicidad