25 de noviembre de 2020 00:56 AM
Imprimir

La soja borró baja inicial y encadenó ocho alzas al hilo; fuerte suba del trigo

El contrato de enero de la oleaginosa subió 0,2% (u$s0,9) hasta los u$s438,7 la tonelada, a la vez que el de marzo lo hizo por 0,3% (u$s1,3) para concluir la jornada.

El precio de la soja subió por octava jornada consecutiva en el mercado de Chicago, al revertir en el tramo final de la rueda los números negativos de la primera parte de la jornada, para cerrar en u$s438,7 la tonelada, mientras que el trigo escaló u$s4,5 por la caída en la condición de los cultivos en EEUU.

El Anuncio termina en 18sVideo Siguiente×Video SiguienteCerrarLa Reproducción Automática está en Pausa

El contrato de enero de la oleaginosa subió 0,2% (u$s0,9) hasta los u$s438,7 la tonelada, a la vez que el de marzo lo hizo por 0,3% (u$s1,3) para concluir la jornada.

Los fundamentos de la suba radicaron la incertidumbre del mercado respecto a “los escasos stocks del poroto en Estados Unidos, acompañado de las dudas por la producción final de las cosechas en este país”, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En este sentido, también impulsaron los precios el clima seco en Argentina y Brasil que podría afectar la producción de soja.

La harina acompañó al poroto con una suba del 1,2% (u$s5,1) a u$s440,4 la tonelada, mientras que el aceite cayó 0,7% (u$s5,7) y cerró a u$s844,1 la tonelada.

Por su parte, el trigo avanzó 2% (u$s4,5) para finalizar la sesión a u$s224,5 la tonelada, producto de la caída del estado del cultivo en EEUU.

El Departamento de Agricultura de este país (USDA) informó este martes una condición de bueno a excelente del 43% del trigo de invierno, lo que significó una baja de tres puntos porcentuales respecto a las mediciones de la semana anterior, “anulando las expectativas de mejora que se relevaron en la víspera de la publicación”, indicó la BCR.

Asimismo, tanto en Rusia con en EEUU esperan fuertes fríos en los próximos días que “podría vulnerar la calidad de los cultivos”.

Por último, el maíz retrocedió 0,2% (u$s0,3) para ubicarse en u$s167,6 la tonelada, como consecuencia de la “desaceleración de las ventas por el fin de la cosecha presionó a la baja los precios del grano amarillo”.

Sin embargo, una mayor demanda interna en Estados Unidos por parte de la industria del etanol y fuertes compras por parte de Turquía morigeraron la caída.

Publicidad