27 de noviembre de 2020 17:51 PM
Imprimir

“La carne argentina cambió calidad por cantidad”

Mauricio Trípodi- distribuidor de carne argentina en Alemania- explicó en el seminario del IPCVA los cambios que sufrió el proceso de distribución de carne argentina y los nuevos desafíos

Mauricio Trípodi- distribuidor de carne argentina en Alemania- explicó en el seminario del IPCVA los cambios que sufrió el proceso de distribución de carne argentina y los nuevos desafíos. “La carne argentina cambió calidad por cantidad”.

“Nosotros nos dedicamos a la importación de productos argentinos, principalmente la carne vacuna, las cuales distribuimos a mayoristas, a gastronomía, y llegamos al consumidor final por nuestras cuatro ventas al público, negocio de venta al público, llamados Estilo argentino, o sea, atendemos a varios mercados distintos, y obtenemos un feedback de nuestros clientes que para nosotros es muy importante”.

En los últimos 10 años, el valor de la carne exportada Alemania bajó aproximadamente un 40%, esto es un dato importante para ver lo que el consumidor está dispuesto a pagar hoy por hoy por la carne.

“Para llegar a esta situación tuvimos corte de exportación, variedad en las calidades, precios volátiles, dejamos un mercado abierto donde muchos otros países lo supieron aprovechar muy bien, encima de eso los últimos dos años hubieron muchos reportajes de feedlots sudamericanos en pésimas condiciones, o sea, se tomaron fotos, videos después de grandes lluvias, se veía mucha hacienda encimada, hubieron también reportajes deforestación incontrolada para lograr un mayor volumen”.

Ahora, cómo logramos la aceptación y el valor agregado nuevamente, se pregunta el especialista. “Hoy hay muchos países que producen una muy pero una muy buena calidad de carne, buscan valor agregado con técnicas nuevas de alimentación, técnicas de maduración, cuentan la historia de su producto para ganar mercado, pero si escuchamos al consumidor ¿qué es lo que nos está reclamando? nos está reclamando transparencia en toda la cadena productiva, nos reclaman bienestar animal, nos reclaman bienestar ambiental, una producción tradicional, natural, hay mucha gente que hasta dejó de consumir carne roja por haberle perdido la confianza al producto”.

“Veo una enorme oportunidad para Argentina, mientras estás producciones para muchos países son completamente inviables, para Argentina sería una tarea relativamente fácil, y es más, no es sólo una tarea sino en realidad es nuestra tradición también. Gracias a las condiciones climáticas y las extensiones naturales que tenemos podríamos llegar a producir el producto más orgánico del mundo, y encima tierno y sabroso, yo creo que si logramos transmitir, y validar esta historia hacia el mundo, sin lugar a duda recuperaríamos la confianza en nuestro producto”.

Mirá el video completo:

Publicidad