27 de noviembre de 2020 18:01 PM
Imprimir

Comercio electrónico y estrategias de comunicación positiva, las oportunidades para la industria cárnica en 2021

Desde Rabobank y el USDA proyectaron que la producción de carne de cerdo será la más beneficiada a lo largo del próximo año, no obstante, la PPA aún será un factor determinante para la industria cárnica mundial.

De acuerdo con estimaciones de Rabobank, para la industria cárnica 2021 será un año de oportunidades de crecimiento, representadas principalmente por la aceleración del comercio electrónico y las estrategias para recuperar la confianza de los consumidores, trabajadores e instancias reguladoras.


Justin Sherrard, analista de la entidad financiera holandesa, aclaró que esto traería consigo nuevos retos para que el sector logre reponerse de los efectos del Covid-19 (coronavirus), como la baja disponibilidad de mano de obra y mayores costos de procesamiento.


Estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) apuntaron que este escenario, si bien sería general para todas las carnes, estaría liderado por la industria de la carne de cerdo, que ascendería hasta los 102 millones de toneladas, mostrando un crecimiento de 4%.


En Rabobank proyectaron que esto sucedería en gran parte por la recuperación de los países asiáticos que están logrando mantener controlada a la Peste Porcina Africana (PPA); no obstante, Sherrard opinó que el desarrollo de la enfermedad en Asia y Europa seguirá siendo un determinante para los movimientos en este mercado, afectando incluso la demanda de otros alimentos.


CHINA, RESPONSABLE DEL CRECIMIENTO DE LA INDUSTRIA DE LOS CÁRNICOS PORCINOS


El pronóstico del USDA indicó que China encabezaría el desempeño mundial, con un aumento de 9% en producción sobre 2020, sin embargo aún no igualará los niveles de 2018.


Según cifras del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales chino, en octubre la población de cerdos disponibles para sacrificio gozó de un incremento de 26.9% y el hato de vientres hizo lo propio por el orden de 31.5%.


Las compras chinas al extranjero subirían 6%
 sobre lo registrado al cierre de este año, con 4.5 millones de toneladas, y se espera que a partir de entonces muestren una tendencia a la baja que afectaría principalmente a Alemania, que actualmente enfrenta una suspensión por sus brotes de PPA.


En Rabobank destacaron que la oportunidad de recuperación para el país europeo vendría sí se logra concretar un acuerdo de regionalización con su contraparte asiática, bajo el cual sus regiones libres de la enfermedad porcina aún podrían exportar.

Publicidad