29 de noviembre de 2020 10:19 AM
Imprimir

Entre el corral y el campo: un mercado optimista

Uruguay : Las lluvias quitan presión al mercado, con precios del gordo que se recuperan. Al mismo tiempo, se cierra la entrega de ganados de corral y se definen los valores para la próxima ventana prevista para la segunda quincena de mayo.

Martín Olaverry 

Si bien en algunas zonas del país sigue faltando el agua, en varias otras las lluvias están cayendo sobre mojado y los productores pueden respirar con mayor tranquilidad, luego de sentirse acorralados por la falta de precipitaciones y un pronóstico que se analizaba poco alentador para la humedad de los suelos.

Con el agua en los establecimientos, el ganadero se aflojó el cinturón y lentamente le quita presión a un mercado que estaba cargado de oferta de ganado gordo, lo que mejoró la posición de compra de las plantas frigoríficas e impulsó, sumado a las variables del mercado, la tendencia bajista para las cotizaciones de las categorías.

Luego de liderar por un largo periodo el ranking regional con el valor del novillo de exportación, en pocas semanas la hacienda tomó un camino de desvalorización y se ubicó en el último escalón del podio, con una cotización de US$ 2,80 por kilo carcasa; mientras que al mismo tiempo el macho a faena de los países del Mercosur se fortalecía.

Los precios están buscando un equilibrio, y al cierre de la semana todas las categorías de ganado gordo de Uruguay experimentaron una recuperación, en gran medida como respuesta a las lluvias y una menor oferta en el mercado de animales prontos para faena: la cotización del novillo ronda los US$ 2,85 a US$ 2,90 el kilo a la carne y la vaca entre US$ 2,70 a US$ 2,75 en cuarta balanza.

En la anterior semana la faena creció 4,3% y alcanzó las 54.491 reses. Con una oferta de hacienda que no es tan holgada, los operados coinciden que con las lluvias sucedidas los productores empezarán a retener más cabezas en sus campos y la oferta bajará, por tanto la demanda de las industrias comenzaría a aumentar, al igual que los precios del ganado.

Al mismo tiempo, se cerró la última semana de carga de novillos y vaquillonas para la Cuota 481, lo que implica que va a disminuir la oferta de animales de corrales de engorde: otra variable que posiblemente le quitará presión al mercado.

La próxima ventana de faenas para el contingente europeo está prevista para la segunda quincena de febrero. Para esa fecha, los feedloteros acordaron con las industrias referencias futuras de ventas en el orden de los US$ 3,60 a 3,80 por kilo al gancho, siempre dependiendo del peso que se consiga por las carcasas de los vacunos.

Aunque la demanda de la Unión Europea todavía no arranca y el coronavirus obliga a los gobiernos a cerrar las ciudades, y por consecuencia se desacelera el comercio; hay expectativas de que para el primer trimestre del próximo año la situación sanitaria de tregua y la actividad comience a transitar un segundo periodo de nueva normalidad.

“Europa se va a recuperar, porque no van a vivir encerrados y van a tener que comprar carne, prefieren carne fresca y eso va dentro de la cuota; y también por la cercanía de la vacuna. En el primer trimestre del año que viene Europa va a recuperarse y vamos a tener que tener ganado para 481 y Hilton”, aseguró a Valor Agregado Álvaro Ferrés, presidente de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin).

En la región, el precio del ganado gordo en los principales estados pecuarios de Brasil marcó una baja importante en la última semana hasta US$ 3,33 el kilo al gancho, mucho dado por los cambios de la moneda frente al dólar; pero las señales son de que la cotización ya tocó su techo. Igual se mantiene con la posición más fuerte del Mercosur. En Argentina el macho a faena subió levemente y en Paraguay bajó US$ 0,05, la referencia de ambos países se empardaron en US$ 2,90 a la carne.

La brecha de valores con Brasil, ha impulsado a las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) a trabajar junto a sus pares brasileños para agilizar los trámites para el pasaje de ganado en pie en los pasos de frontera: una herramienta que debería tener “puertas de vaivén”, de acuerdo a lo que propuso la ministra de Agricultura y Pecuaria de Brasil, Tereza Cristina.

Posterior a la reunión virtual, entrevistado en Valor Agregado, Carlos María Uriarte contó: “Nos concentramos en los pasos de fronteras, en habilitarlos y agilizar ese tipo de actividades. En un momento de sequía le explicamos la necesidad de faena y que, por los precios de Brasil, esto podría ser viable y ser una solución para todos. Quedamos en trabajar y formar un ámbito técnico”.

El intercambio de ganado bovino para faena inmediata o reproducción con Brasil es un pedido de los productores ante los cambios de referencia, pero anteriormente, cuando la oferta local era muy escasa y el precio de la hacienda estaba arriba, fue de las industrias frigoríficas; una solicitud que no fue acompañada por las autoridades nacionales.

El Secretario de Estado confirmó que la comisión técnica que se va a constituir para el estudio de la exportación de ganado en pie va a estar integrada por Eduardo Barre, el director de los Servicios Ganaderos del MGAP, quien días atrás retiró la presentación de su renuncia al cargo

Fuente: El Pais

Publicidad