2 de diciembre de 2020 00:04 AM
Imprimir

Creció 1% la liquidación del agro en noviembre pero advierten que este mes será menor

Los exportadores ingresaron USD1.734 M y dieron cierto alivio al Banco Central. Esa cifra representa el mejor noviembre desde 2002, con las excepciones de 2014 y 2019

La liquidación de divisas del complejo agroexportador cerró noviembre en USD1.734 millones, lo que representa un incremento de 1% con respecto a octubre, según estimaciones de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). La mejora, aunque leve, estuvo impulsada por la rebaja temporal de retenciones y por el precio récord de la soja, y trajo cierto alivio al balance cambiario del Banco Central.

En la previa del ingreso de dólares de la cosecha fina 2020/21, el paquete de medidas implementado por el Gobierno nacional para estimular la liquidación de divisas, como la baja temporal en los derechos de exportación, permitió moderar la caída de reservas del Banco Central, aunque esta no se detuvo. De acuerdo a Ciara-CEC, las cifras del mes pasado representan el mejor noviembre desde 2002, con las excepciones de 2014 y 2019. El año pasado, tras las elecciones PASO en las que se impuso el entonces candidato Alberto Fernández, se dispararon las ventas anticipadas, ante rumores en un incremento de las retenciones, que recién se materializó en marzo de este año.

Pero más allá de las comparaciones con 2019, este año se percibe una menor intención de venta por parte de los productores, que para financiar los insumos de la siembra de soja y maíz, optaron por créditos bancarios y canje de cereales, entre otras herramientas. De acuerdo a estimaciones de la industria, ante la especulación con una eventual devaluación, el campo guarda en su poder entre 7 y 8 millones de toneladas de soja, que a precio actuales tienen un valor cercano a los USD3.000 millones.

Mientras tanto, el precio de los granos cerró ayer a la baja en Chicago, con soja y maíz que acumulan dos ruedas comerciales negativas, a causa de las lluvias en las principales regiones productoras en Sudamérica. Así, el monto liquidado desde comienzos de año asciende a USD18.583 millones, mientras que en 2019, en el mismo período, fue de USD21.135 millones.

Según explicaron fuentes de la industria exportadora a BAE Negocios, los dólares generados por el campo el mes pasado, se explican en base al precio internacional de la soja, que llegó a rozar los USD440 por tonelada y a la baja temporal de retenciones, que se percibió en las ventas de harina y aceite de soja. En la industria también preocupa la medida de fuerza encabezada estos días por el gremio de los Aceiteros y aseguran que puede impactar en el ingreso de dólares de diciembre. “Dependerá de la extensión del paro, pero seguramente estará por debajo de noviembre”, confió una fuente del sector.

En este contexto, un dato que preocupa al complejo sojero es la baja en la molienda que, según la consultora Agritend, cerrará el año en 38,4 millones de toneladas, el registro más bajo de los últimos seis años. El crushing local ostenta una capacidad ociosa de 55%, situación que se reflejará en una caída de divisas de USD2.700 millones y de USD750 millones en concepto de derechos de exportación.

Esta situación, según los exportadores, se traduce en falta de mercadería para que las fábricas puedan moler, lo que generó un aumento en la importación de poroto de soja. De acuerdo a datos oficiales, en los diez primeros meses de 2020 se superó la cantidad de soja importada con respecto a todo el año anterior. En contraposición, el Ministerio de Agricultura informó esta semana que el procesamiento industrial de maíz creció 4% interanual y alcanzó un volumen récord de 5,4 millones en los primeros diez meses del año

Fuente: BAE

Publicidad