3 de diciembre de 2020 19:20 PM
Imprimir

El Gobierno sale a la caza de la subfacturación en la exportación de la carne

CompartiremailFacebookTwitterA través de la Resolución 132/20, publicada hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno dispuso el ajuste de algunos controles para evitar la subfacturación en la exportación de carne. La medida principal: para mantener la inscripción en el registro de operadores, los exportadores tendrán que cumplir con la liquidación de divisas. La práctica exportadora, que habría crecido por la […]

A través de la Resolución 132/20, publicada hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno dispuso el ajuste de algunos controles para evitar la subfacturación en la exportación de carne. La medida principal: para mantener la inscripción en el registro de operadores, los exportadores tendrán que cumplir con la liquidación de divisas.

La práctica exportadora, que habría crecido por la brecha cambiaria, consiste en declarar ventas externas a un menor valor del concretado. De esta forma, se evita el ingreso de la totalidad de las divisas al tipo de cambio oficial mayorista, actualmente en torno a los $81 por dólar vs los $149 del contado con liquidación.

Así, los exportadores le facturan al comprador de la mercadería por un monto menor al convenido. La diferencia es facturada por otro operador del exterior y luego los dólares ingresan a la Argentina por canales financieros.

Este tipo de operatorias viene siendo denunciado desde la propia industria frigorífica. En su último informe mensual, la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (FIFRA) advirtió que “hay matarifes que antes sólo vendían al consumo que ahora están exportando produciendo carne a fasón”.

En concreto, sostuvo que “muchos de esos exportadores liquidan una parte de los negocios al tipo de cambio oficial y otra a través de los dólares financieros lo que les mejora el poder de compra”.

Las medidas

En este contexto, el Gobierno estableció modificaciones para que los operadores puedan permanecer en el RUCA (registro imprescindible para la comercialización de productos agropecuarios).

La Resolución dispone:

  • Incluir como obligación para la inscripción y mantenimiento de la matrícula en el RUCA el cumplimiento de la normativa cambiaria, en especial el ingreso y liquidación de divisas en el mercado de cambios, en los plazos y condiciones que en ella se establezca.
  • Acompañar a la solicitud de inscripción en RUCA una copia certificada del Estatuto Social Constitutivo y sus modificatorias y última acta de designación de autoridades vigentes (en el caso de empresas). Y copia del DNI cuando se trate de personas físicas.
  • Si se trata de matarifes, también se solicita una constancia de aceptación como usuario emitida por el establecimiento faenador en el que opere.

La norma establece que esa constancia hará solidariamente responsable al titular de dicho establecimiento cuando se compruebe que el usuario ha realizado maniobras, ardides o recursos tendientes a ocultar los verdaderos beneficios de su actividad y/o incurrido en alguna conducta violatoria de cualquiera de las normas que rigen su accionar y/o los directivos o propietarios del mismo hayan facilitado la maniobra.

Los matarifes responden

A pesar de que la norma incluye varios puntos con mayores exigencias a los matarifes, desde el sector deslindan responsabilidad sobre la operatoria.

Nosotros no tenemos nada que ver con la exportación, no estamos subfacturando. Es un tema de los exportadores, nosotros abastecemos al mercado interno”, dijo Leonardo Rafael, presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA) a A24.com Agro.

Además, subrayó que las autoridades “tienen toda la información de los operadores, saben dónde faenamos”. Y agregó que “lo que tiene que hacer el Estado es salir a trabajar a la calle a blanquear las carnicerías”.

En ese sentido, explicó que el problema de la actividad es “que el 80% de las carnicerías están en negro, nosotros no podemos facturar. Nosotros pagamos percepciones (a los organismos recaudadores) que luego tenemos que volcar a los precios porque no podemos deducirlas del carnicero”.

Fuente: A24.com

Publicidad