3 de diciembre de 2020 22:17 PM
Imprimir

Los ciruelos y la energía solar se complementan en Israel

Un kibutz de la Alta Galilea ya disfruta de los beneficios de esta sinergia. “Somos sionistas, si no cultivamos la tierra nadie lo hará, y queremos mantener la capacidad de producir alimentos en Israel”, afirmó un agricultor.

La primera huerta solar de Israel, que combina árboles frutales con techos que funcionan con energía solar, ya funciona con éxito en el kibutz Ayelet HaShahar en la zona de la Alta Galilea israelí.“Es un doble beneficio de recursos, instalamos el huerto solar para tener una producción segura y constante”, afirmó Shlomo Revach, agricultor del kibutz pionero en la instalación de esta herramienta que ya empezó a ser solicitada por otros agricultores del norte israelí.

Ciruelo Solar

Revach definió a este recurso como “un gran avance para reducir los riesgos de la agricultura y ayudar al crecimiento de las plantaciones” y afirmó que decidió invertir en estos huertos solares como respuesta a las dificultades propias de la actividad agrícola israelí: “Hay importaciones agresivas, el clima es muy cálido, todo es muy caro”, afirmó.

“Somos sionistas, si no cultivamos la tierra nadie lo hará, y queremos mantener la capacidad de producir alimentos en Israel”, agregó el agricultor israelí. Alon Kessel, fundador de la empresa Doral que fabrica estos paneles solares, asegura que esta herramienta “permite que los ciruelos se desarrollen de manera lateral en lugar de crecer en altura” para un mejor control del cultivo.

Ciruelo Solar

También sirve para regular la temperatura de la huerta e incluye un sistema de riego sin necesidad de mano de obra, así como un monitoreo a distancia en tiempo real sobre parámetros de humedad, salinidad del suelo y más.

“Encontramos la fórmula de oro para combinar la agricultura y la energía solar, existe una sinergia entre ambas que benefician a todos”, completó Hanani Ladel, agrónomo de la empresa.

Matias Sacla

Publicidad