5 de diciembre de 2020 01:09 AM
Imprimir

Se sembró casi un 25% menos de trigo que el año pasado

Con el último ajuste se relevaron 1,56 millones de hectáreas sembradas y la producción de trigo está estimada en 4,07 millones de toneladas

La producción triguera no deja de recibir malas señales. Y esta vez no es por los rindes de las cosechadoras que cae la producción sino por lo que muestran los satélites. Las imágenes satelitales confirman que se sembró casi 25% menos que el año pasado en el centro sur de Santa Fe, según datos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En rigor, explicaron que el trabajo se limitó a Santa Fe por la pandemia, empezando en esta primera parte por los departamentos del centro sur de Santa Fe: Belgrano, San Martín, San Jerónimo e Iriondo. Se tomaron 500 puntos georreferenciados y tal como se hizo el año pasado —procesamiento con Google Earth Engine y clasificación mediante un script extrayendo imágenes del satélite Sentinel-2— se determinó 251.147 ha cultivadas con trigo en este año. El ciclo pasado los satélites mostraron 330.00 ha con lo que se estimaba, hasta hace una semana, solo una baja de un 6%, es decir 310 mil ha. Pero el ajuste resultó más importante, se sembró casi un 25% menos que el año pasado.

Con este escenario puede haber más ajustes negativos en la región ya que la falta de agua a la hora de siembra impactó a un mayor nivel de lo que se esperaba en Córdoba y Santa Fe. A nivel región núcleo, el trabajo satelital seguirá por el sur de Santa Fe. Por lo pronto las cifras de trigo se actualizan a 1,56 M de ha sembradas, y una producción que pasa de 4,17 a 4,07 Mt, precisaron desde la entidad local.

Por otra parte, GEA subrayó que “sorprendieron las lluvias de los últimos días, y para bien”. El oeste de Córdoba recibió mucho más: 20 a 40 mm con lluvias puntuales destacadas, como en Canals con 60 mm. También el centro sur de Santa Fe recibió un empujón de diciembre: las tormentas dejaron entre 20 a 60 mm. El sector de Irigoyen y Classon fue muy beneficiado. Se reactivaron las lluvias”, festejaban en Carlos Pellegrini por los 50 mm que recibieron entre el martes y el miércoles más los 60 mm del fin de semana pasado. “Con estas lluvias ahora hay muy buenas expectativas para la soja de segunda”, dicen, algo que parecía imposible 7 días atrás.

José Luis Aiello, doctor en ciencias atmosféricas, dijo que sí pueden volver a repetirse estos “errores positivos” en los pronósticos. “Es una época donde los sistemas convectivos se vuelven muy activos, favorecidos por las altas temperaturas. Son las llamadas lluvias convectivas, ajenas a los forzantes globales y difíciles de pronosticar por los modelos. Este fue el caso de las precipitaciones recientemente ocurridas. Es un comportamiento que estadísticamente puede repetirse durante el resto del mes. Y no hay dudas de que serían aportes significativos”, relató.

Sobre las perspectivas para los próximos días, el informe detalla que lunes y martes próximos habrá buen tiempo y humedad suficiente tras las lluvias y por eso “hay mucho por hacer en el campo”. Lo primero es que se va intentar terminar la cosecha de trigo, resta un 40% por trillar. Lo segundo es que finalmente se podrá terminar las 100 mil has pendientes con soja de primera, la mayor parte de ellas ubicadas en el noreste bonaerense. En Baradero falta sembrar un 30 a 40% del área. En el centro y sur de Santa Fe, como en Carlos Pellegrini o Bigand, quedan algunos pocos lotes aislados. Y por último, la siembra de soja de segunda y de maíz tardío comenzará a generalizarse en los próximos días.

Sobre los daños que dejó el granizo el miércoles de la semana pasada, desde GEA apuntaron: “Hubo mucho viento, fue como un tornado. Hay zonas con lotes de soja que no dejó nada, hubo que resembrarlo todo”, comentan en El Trébol. Se trata de una franja importante que va desde Las Petacas, Landeta, Piamonte, Carlos Pellegrini y El Trébol. Arrasó con todo lo que tenía a su paso, borró literalmente los lotes de maíz. Algunos quedaron segados a 10 cm del suelo. Otros están muy afectados, comentan en Carlos Pellegrini”.

Centro norte

El Sistema de Estimaciones Agrícolas del Centro – Norte de la Provincia de Santa Fe, que elabora la Bolsa de Comercio de Santa Fe junto al Ministerio de la Producción, destacó que ocurrieron granizadas, ráfagas de fuertes vientos, con consecuencias en infraestructuras rurales – urbanas, en el tendido eléctrico, corte del servicio, desprendimiento de ramas y caída de árboles. Los sectores con mayor impacto, fueron el centro-sur del departamento San Martín, centro-oeste Castellanos, centro este departamento San Cristóbal, este del departamento Vera, centro-este del departamento General Obligado.

Sumado a lo mencionado, se produjeron precipitaciones de variadas intensidades, registrándose un acumulado en el período que fluctuó entre 45 y 145 mm, con encharcamientos y anegamientos temporarios, por lo que las tareas agrícolas se paralizaron.

“Las precipitaciones permitieron la recarga de perfiles de los suelos y con ello la tranquilidad para las actividades

A la siembra de los diferentes cultivos, que se desarrolló durante los primeros días del período, se incorporó la implantación de soja tardía. Para ella, se estimó una intención de siembra de 565.000 ha, lo que representaría aproximadamente un 4,7 % más, que la superficie lograda en el ciclo anterior, que fue de 538.500 ha.

Respecto al trigo, el informe señaló que las estables condiciones climáticas de la semana, tres a cuatro días según áreas, permitieron un intenso movimiento de equipos y cosechadoras, que se vio reflejado en el incremento del ritmo del proceso de recolección, en todos los departamentos del SEA.

Hasta la fecha se alcanzó un grado de avance del orden del 68 %, representando, aproximadamente, unas 236.980 ha, con un desarrollo inter semanal de 20 puntos. Ante el progreso de la cosecha, los rendimientos fueron muy heterogéneos en toda el área, también irregulares y en los últimos días, disminuyeron. Por ello, se efectuó un ajuste para la campaña 2020, donde el rendimiento promedio fluctuaría entre 17 y 18 qq/ha, en el centro – norte provincial, lo que indicaría una disminución de 16 a 17 qq/ha al alcanzado el ciclo anterior, que fue de 34,25 qq/ha.

Publicidad