5 de diciembre de 2020 09:16 AM
Imprimir

Analizan quiénes son los principales consumidores de los productos análogos a la carne

CompartiremailFacebookTwitter Los consumidores estadounidenses más jóvenes, en particular los que tienen entre 18 y 44 años, son los más propensos a comer sustitutos de carne de origen vegetal y son los que representan la mayoría de los consumidores de sustitutos de carne a base de plantas, según un informe reciente de la empresa de investigación […]

Los consumidores estadounidenses más jóvenes, en particular los que tienen entre 18 y 44 años, son los más propensos a comer sustitutos de carne de origen vegetal y son los que representan la mayoría de los consumidores de sustitutos de carne a base de plantas, según un informe reciente de la empresa de investigación de mercados Packaged Facts.

Los datos publicados en el informe Alternativas de carne, aves y mariscos: Perspectiva para productos de consumo basados ​​en plantas y células cultivadas, revelan que el grupo de edad de 18 a 24 años compuesto por miembros de la Generación Z y los Millennials más jóvenes nacidos en 1996 tienen un 22% más de probabilidades que el conjunto de la población de comer productos a base de plantas que son sustitutos cárnicos, de aves de corral o de mariscos. Mientras tanto, los Millennials de 25 a 34 años y los miembros de la Generación X son aún más propensos a consumirlos.

Debido a que los Millennials de entre 25 y 34 años son los más propensos a informar que consumen sustitutos de carne de origen vegetal, ellos constituyen la mayor proporción de consumidores de sustitutos de carne a base de plantas.

El grupo de 35 a 44 años es el segundo mayor porcentaje, mientras que el grupo de 65 años o más representa el tercer porcentaje más grande de consumidores de sustitutos de carne de origen vegetal debido a su gran población a pesar de ser el menos propenso a comer estos productos.

Aunque los primeros productos sustitutos de la carne a base de plantas se desarrollaron para veganos y vegetarianos, los flexitarianos y los omnívoros son ahora el mercado objetivo clave para los productos sustitutos cárnicos a base de plantas, dice el reporte de Packaged Facts.

La demanda entre este público se debe a que:

  • Piensan que los productos que provienen de plantas son más saludables.
  • La publicación continua de noticias sobre el maltrato animal y las malas condiciones en las granjas industriales está haciendo que la gente piense más sobre el origen de sus alimentos y el impacto que tienen en el mundo y los animales.
  • Las preocupaciones sobre el cambio climático están llevando a los consumidores a preguntarse si la carne es parte de una dieta sostenible.
  • Las preocupaciones por la salud se encuentran entre los factores más importantes para convencer a los consumidores de que cambien sus dietas para incluir más alimentos de origen vegetal o para reducir el consumo de carne y adoptar una dieta más vegetal.

De acuerdo al informe, la percepción de que los productos sustitutos cárnicos a base de plantas son más saludables que la carne convencional ha impulsado un aumento de las ventas de estas alternativas entre quienes buscan mejorar su dieta.

Además, varias empresas están trabajando en el desarrollo de carne a base de células cultivadas a partir de células animales, aunque ninguno de estos productos está todavía aprobado en el mercado de consumo de EEUU. Según el estudio de Packaged Facts, estos productos crearán oportunidades para que los consumidores coman sustitutos de carne sin los impactos ambientales de la industria cárnica y al bienestar de los animales

Fuente: Eurocarne

Publicidad