6 de diciembre de 2020 00:23 AM
Imprimir

Diego Arrospide: “El valor del ganado gordo tocó el piso y se espera recuperación”

Uruguay : El Presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado celebró que pese a la pandemia, “el sector ganadero siguió operando”. Analizó que el mercado mantiene la estabilidad de la década, pero hoy muestra una caída de valores frente a 2019 ”. No obstante ello, consideró que las lluvias y ajustes de cargas pueden incidir en la recuperación. Confía en buen diálogo con INAC, destacó “la receptividad y sensibilidad” del gobierno con el sector. Y se mostró optimista: “apuesto al trabajo, a la producción y a la agropecuaria”.

Pablo D. Mestre

-¿Cómo analiza la situación actual del mercado ganadero?
-Si bien la pandemia afectó la economía mundial y local, el sector ganadero de Uruguay tuvo el privilegio de poder seguir operando durante el 2020.
El mercado ganadero ha mantenido una relativa estabilidad de su nivel de precios en la última década (tomando como referencia la evolución del precio del novillo gordo, según datos ACG e INAC). Sin embargo, se verifica una caída del 25% respecto a los precios 2019.
Por otra parte, se estima cerrar el año con un nivel de faena de bovinos inferior a los dos millones de cabezas (que representa un 10% menos respecto al año anterior).
Afortunadamente, el stock bovino dio señales de crecimiento de acuerdo a los últimos datos de la Declaración jurada de Dicose, existiendo mayor volumen de categorías “faenables” para el próximo ejercicio. Asimismo, las precipitaciones alcanzaron prácticamente a todo el país, pese a que siguen existiendo zonas complicadas. Esto nos permite ser optimistas.

-¿Cree que el valor del ganado gordo tocó el piso?
-Entiendo que sí. Esto puede explicarse porque la oferta disminuyó, las entradas a plantas de frigorífico se acortaron, y el nivel de precipitaciones fue bueno en los últimos 15 días, lo que le otorga mayor capacidad negociadora al productor al momento de comercializar sus haciendas. Actualmente el precio del novillo está en US$/kg 2,95 (10% por debajo del promedio de los últimos diez años).

-¿Dónde está la clave para la recuperación de valores?
-La recuperación de los valores puede explicarse fundamentalmente por la evolución de los siguientes factores: el clima, que mejoró radicalmente en los últimos 15 días, y las condiciones de oferta y demanda. Se verifica una disminución de la oferta dado que la mayor parte de los ganados gordos (fundamentalmente las vacas) fue colocada -debido a que los productores ajustaron sus cargas, previendo menores lluvias de acuerdo a los pronósticos y anticipándose a los compromisos de fin de año-. En cuanto a los novillos también se verifica una menor oferta y el productor generalmente tiende a defender más su postura negociadora en esta categoría. Por el lado de la demanda, los valores dependerán de una mayor reactivación de los mercados externos (China, UE, USA) y de la evolución de la pandemia.

-¿La industria tiene margen para mejorar los precios?
-Desconozco los números de la industria.

-¿Cuánto incide en el valor, la entrada de los ganados de corral?
-El negocio de los ganados de corral va por un carril independiente del ganado de campo. En la mayoría de los casos, los precios se pactan con antelación al momento de encierro en el corral. También se programa la fecha de faena, lo que le permita a la industria programar mejor su actividad, reducir la presión de compra sobre la oferta de ganado spot disponible, y contar con una mejor postura a la hora de comprar.

-¿Cómo ve a la industria frigorífica?
-La industria en nuestro país ha demostrado una gran madurez en los momentos trascendentes del mercado. Por ejemplo, cuando se enfrentaron a incumplimientos por parte de compradores externos, la industria local honró sus compromisos (salvo puntuales excepciones). Cabe resaltar que el nivel de extranjerización de la industria es del 30%, las cuales faenan 6 de cada 10 bovinos según datos de INAC.

-¿Qué me dice del mercado de ganado de reposición?
-Es un año histórico, logramos alcanzar la meta tan anhelada de 3 millones de terneros. El ganado para el campo se ha visto afectado por los vaivenes del clima en determinadas zonas, lo que presionó las ventas. Asimismo ha sido un año de buena demanda a nivel interno, donde se sumaron inversores de fuera del sector, alentados por la rentabilidad que genera este negocio en comparación con las colocaciones que ofrece el sistema financiero.

-¿Qué espera se pueda dar en el semestre que viene?
-El desempeño dependerá del clima y de la posición de la demanda. Sin embargo, la relación flaco-gordo para el invernador que ronda el 1,16 es una buena señal de estímulo para el comercio. Por otra parte, preocupa la posible preñez del próximo entore, teniendo en cuenta que los ganados de cría no han recuperado el estado corporal necesario.

-¿Ve una recuperación de valores?
-Sin duda, estamos en pisos históricos. Se espera una firmeza de precio del ganado gordo, las precipitaciones le dieron optimismo al productor y se espera retomar la dinámica de los negocios.

-¿Cómo evalúa el impacto de la exportación de ganado en pie en el mercado?
-Lo evaluamos como algo muy positivo, que ha dinamizado el mercado, principalmente sobre el primer eslabón de la cadena (el sector criador). Es un canal más de comercialización, que genera en determinados momentos del año un piso a los valores del ternero. De acuerdo con los datos de exportación de ganado en pie del MGAP, durante 2020 se alcanzarían las cien mil cabezas, lo que representa un 35% menos que el 2019. Esta caída puede explicarse, en parte, por algunas complicaciones financieras de los compradores y un mercado interno fortalecido.

-¿Y la importación?
-Creemos y apostamos al libre mercado, donde el precio sea regulado por la oferta y demanda. Para que eso ocurra, tiene que haber una puerta de vaivén.

-¿Cómo ve la gestión de INAC? ¿Falta posicionar más la marca Uruguay?
-La gestión de INAC la veo como sumamente positiva, demostrando gran capacidad de trabajo, de investigación y generación de información valiosa, y de marketing. Apostamos a generar un buen vínculo con la nueva dirección de INAC.

-¿La Oficina comercial en Asia ayudará para eso?
-Toda inversión que apueste a promocionar a nuestro país y nuestros principales productos de exportación (entre ellos la carne) entendemos de vital importancia.

-¿Qué posición tiene sobre si incluir o no los ganados con terminación a granos en la Cuota Hilton?
-La ACG es una gremial comercial que apuesta al incremento del sector ganadero y la faena. Entendemos que no es en este ámbito donde deben resolverse estos temas. Afortunadamente nuestro país posee una excelente demanda mundial para todas las carnes que produce. Confiamos que las decisiones que se tomen irán en este sentido.

-¿Confía que se reestablecerá a la brevedad ProCarnes?
-Esperemos que sí.

-¿Cómo ve la conducción de la economía por parte del gobierno?
-Es difícil evaluar la gestión de un gobierno en un año atípico como ha sido este 2020, en medio de una pandemia que paralizó al mundo. Ha demostrado buena receptividad y una especial sensibilidad con sectores más afectados de nuestro país y nuestro sector.

-¿Es optimista para el futuro?
-Sin duda. Si bien nos espera un 2021 con enormes desafíos, apostamos a este hermoso país, al trabajo, la producción y a la agropecuaria. Necesitamos tener más conciencia de lo que representa el sector para el país, para salir adelante más rápido y todos juntos.

El honor de presidir la ACG

que volverá a reuniones virtuales.

-¿Cómo tomó la designación para la presidencia de ACG?
-Para mi es una gran honor, una gran satisfacción, y al mismo tiempo una gran responsabilidad estar el frente de una institución centenaria y con tanto prestigio en el mercado ganadero. Es muy importante subrayar que el consignatario brinda un servicio que genera valor real.

-¿De qué forma confeccionó la lista?
-Apostamos a dar continuidad a los procesos ya iniciados por la directiva anterior y potenciar algunas otras líneas de acción, por eso se realizó un recambio parcial de autoridades y a la incorporación de nuevos asociados.

-¿Qué planes tiene para el período?
-Haremos foco en tres líneas de acción: 1. Construir más y mejores puentes con otras las instituciones del sector.
2. Acercarnos al sistema educativo formal, buscando el camino de la profesionalización de la profesión.
3. Fortalecer los canales de información y comunicación que serán vitales para nuestro futuro, para seguir generando valor como agentes en el mercado y continuar “siendo referencia”.
Puertas adentro, vamos a seguir estando tan cerca de nuestros socios como nos sea posible.

-¿Cómo piensa llegar más a los asociados de todo el país?
-Retomando las jornadas de capacitación e intercambio además de las reuniones de precios en el interior, una vez vuela la normalidad sanitaria.

-Siempre se habló de la profesionalización de los consignatarios ¿Cómo ve el nivel hoy?
-Muy buena y en cada vez más profesional. En una era en la cual la información es poder, y hay que saberla analizar y aprovechar.
Esperamos poder contribuir a la profesionalización de los consignatarios, a través de la capacitación, la adopción de herramientas tecnológicas, la transformación de los canales de comercialización (el comercio electrónico) y el manejo de la información.

-¿Qué medidas de cuidado se recomiendan desde ACG a los asociados por la pandemia?
-Nuestra gremial se adhiere a las recomendaciones del gobierno y GACH. En ese sentido, realizamos la asamblea anual de forma virtual. Y nuevamente como en marzo a partir del próximo lunes retomamos las reuniones de precios de los días lunes de forma virtual, a las espera de nuevas y mejores noticias.

Perfil. Con vocación de “mirar más allá de las vacas…”

Diego Arrospide está casado y tiene tres hijas. “Desde que tengo memoria, mi vida estuvo emparentada con la producción ganadera. Es algo que mamé desde la cuna”, mencionó. Hoy administra y asesora empresas agrícolas y ganaderas. “He realizado diversas capacitaciones con foco en la producción agropecuaria, su comercialización y administración tanto a nivel local como internacional”. Recibió capacitaciones en países que están a la vanguardia en materia de producción agropecuaria como son Estados Unidos, Australia así como en Argentina y Brasil.

Es Director del Escritorio Antonio Arrospide Otegui e hijos, empresa familiar que está cumpliendo 42 años, fundada por su padre (Antonio) en 1978. “Fue una gran persona, un visionario, un hombre que sabía mirar más allá de las vacas, que nos enseñó el valor de la palabra, la ética y la honestidad”, describe Arrospide. Él dirigió el escritorio hasta 1998 cuando falleció. Lo sucedió su hijo Juan Luis, “quien con 24 años supo liderar el barco en momentos muy difíciles para el país”, menciona su hermano Diego que hace más de una década se incorporó al Escritorio. “Actualmente somos un equipo de 12 personas comprometidas con brindar un servicio profesional y con respaldo”.

Apostando a la mejora continua, se acercaron a la ACG “y descubrimos el potencial del trabajo en equipo. Nos fuimos involucrando cada vez más, aportando nuestro grano de arena, y tuve el honor de integrar las pasadas dos directivas con un equipo de trabajo espectacular”.

-¿Con qué hechos concretados le gustaría finalizar su mandato?
-Con la realización de las transformaciones necesarias que la gremial requiere: una fuerte apuesta a la tecnificación en sus canales, la profesionalización en su comunicación, y con un socio que se sienta respaldado y representado. En resumen, con la satisfacción del deber cumplido.

Fuente: El Pais

Publicidad