8 de diciembre de 2020 09:12 AM
Imprimir

El mercado avícola de la UE se ha visto seriamente afectado por la covid-19

Según un informe del USDA

Después de años de crecimiento, se prevé que la producción de carne de pollo en la UE-27 disminuya un 1,6% en 2020 debido al impacto de la pandemia la covid-19 que provocó un cierre en la mayoría de los países de la UE-27 y el cierre temporal de hoteles y restaurantes y cafeterías institucionales (HRI), según el análisis de un informe del USDA. Si bien la demanda de carne de pollo se vio menos afectada que la de otras carnes, la pérdida de comidas fuera del hogar no fue reemplazada por las ventas de pollo para consumo doméstico.

En la mayoría de los países de la UE-27, los mataderos y procesadores de carne de pollo tuvieron que pasar de las ventas a granel al sector HRI a las ventas al sector minorista para las compras domésticas.

La mayoría de los países de la UE-27, por lo tanto, muestran disminuciones en la producción en 2020, excepto Alemania, donde el consumo doméstico se mantuvo fuerte, a pesar de la presión sobre la producción debido a problemas ambientales y de bienestar que dificultan la instalación de nuevas granjas avícolas y la ampliación de las existentes.

Polonia es el mayor productor de pollo de la UE-27 con cerca del 20% de toda la producción de pollo de la UE-27. Sin embargo, se informaron varios casos de influenza aviar en 2019 y 2020 en Bulgaria y Polonia, lo que llevó a varios países (Sudáfrica, China, Corea del Sur, Singapur, Japón, Taiwán, Emiratos Árabes Unidos y Filipinas) a prohibir las aves y los ovoproductos polacos. Según el plan de regionalización de Polonia, las importaciones de aves de corral polacas fueron restringidas por Ucrania, Bielorrusia, Hong Kong, Kazajstán, Rusia, Armenia, Cuba y Arabia Saudita.

Además, Polonia se vio particularmente afectada por el cierre del sector HRI en muchos Estados miembros de la EU-27. Antes del brote de Covid-19, el crecimiento de la producción de pollo polaco se debió principalmente a las exportaciones, con cerca del 50% de su producción exportada, y la mayoría de esas exportaciones a otros estados miembros de la UE-27 se destinaron al sector HRI.

Además, la prohibición de la exportación de pollo polaco a muchos terceros países debido a su brote de influenza aviar altamente patógena provocó un fuerte aumento de las existencias de carne nacionales, lo que se tradujo en precios más bajos en la explotación (que cayeron un 9% entre marzo y julio de 2020 y un 10% en comparación con Julio de 2019).

Durante los últimos 7 años, la producción de carne de pollo de Francia se ha estancado debido a la disminución de las exportaciones y la competencia de otros proveedores de la UE-27. El cierre redujo la demanda de carne de pollo por parte de los consumidores, mientras que el mercado minorista nacional francés de pollo se mantuvo fuerte, ya que los hogares prefieren el pollo de producción nacional.

Debido al cierre temporal del sector HRI y la falta de turistas, la caída de las exportaciones españolas de pollo a la UE-27 y la contracción del consumo de los hogares, la producción española de pollo caerá un 5% en 2020. Esta situación, combinada con precios significativamente más bajos (un 15% menos en abril de 2020), llevó a la asociación avícola española Propollo a solicitar una ayuda al almacenamiento privado a la Comisión de la UE, pero esta fue rechazada. Se espera que en 2021, la producción de pollo vuelva a su nivel de 2019. Mientras tanto, el sector español de la carne de pollo, que se ha estado reestructurando hacia la fabricación de productos de pollo con valor agregado, planea aumentar sus mercados de exportación de aves de corral fuera de la UE-27.

El consumo total de carne en la UE-27 se ha visto afectado negativamente por el cierre, aunque la carne de pollo se vio menos afectada que la de vacuno y cerdo. Se espera que el crecimiento en el consumo de carne de pollo se reanude con la recuperación económica prevista para 2021. En varios países de la UE-27, como Alemania, Francia y Polonia, el cambio a la carne de pollo también ha aumentado debido a la creencia de que es una carne más sana y magra, y porque es más conveniente de preparar. También se considera más fácil de preparar para catering y restaurante que otras carnes.

La demanda de los consumidores en la mayoría de los países de la UE-27 está aumentando para el pollo producido orgánicamente, el pollo libre de transgénicos y el pollo libre de jaulas y de corral. En Francia, por ejemplo, el sector de las aves de corral representa alrededor del 10% del consumo total, pero las campañas de relaciones públicas de las organizaciones de derechos de los animales están impulsando el desarrollo de esquemas de producción de pollos no convencionales.

El crecimiento de estos métodos de producción también es significativo en los Países Bajos, Alemania y Austria a pesar de que los precios minoristas duplican el precio del pollo convencional. La demanda de pollo de origen local también está aumentando. Este es particularmente el caso en Austria con minoristas que anuncian proveedores locales y regionales.

Fuente: Eurocarne

Publicidad