10 de diciembre de 2020 02:32 AM
Imprimir

Empresas de biodiésel denunciaron al Gobierno nacional por incumplir la Ley y favorecer a las petroleras

Varias entidades del sector definieron como “arbitraria, discriminatoria e ilegal” a la actitud asumida por el gobierno de Alberto Fernández de no modificar la fórmula que permite corregir el precio del bioetanol y biodiésel

Las pequeñas y medianas empresas productoras de biocombustibles, distribuidas geográficamente en Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, La Pampa, Entre Ríos, Santiago del Estero y San Luis, denunciaron que la falta de medidas gubernamentales favorece el desarrollo de la producción petrolera en desmedro de la actividad que reportan empresas privadas elaboradoras de bioetanol y biodiesel, que no cuentan ni con precio ni con mercado para sostener su actividad. Así, preanuncian cierres de plantas.

Por ello, las compañías del sector del biocombustible definieron como “arbitraria, discriminatoria e ilegal” a la actitud asumida por el gobierno de Alberto Fernández de no modificar la fórmula que permite corregir el precio del bioetanol y biodiésel, con el objeto de reactivar la provisión del mismo al mercado interno, a través del corte requerido por Ley en los combustibles.

Hay que recordar que las pymes aguardan una respuesta de la Secretaría de Energía, a cargo de Darío Martínez, para definir un esquema de precio y restablecer el corte en el diésel con un 10% de biocombustible, algo que hoy no se cumple. El sector privado presentó una propuesta mediante la cual se busca establecer un acuerdo con metas de producción y precio para que en un plazo de tres meses reanudar la actividad.

Darío Martínez, secretario de Energía (@dariomartinezpj)

Darío Martínez, secretario de Energía

“Hoy, la actividad pasa por su peor momento y se le exige al Gobierno Nacional definir medidas para que dejen de cerrar empresas”, refirió una nota de prensa firmada por la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustible (CEPREB), la Cámara Santafesina de Energías Renovables (CASFER) y la Cámara Panamericana de Biocombustibles Avanzados (CAPBA). Además, las entidades expresaron que la falta del uso de este tipo de combustibles redunda la compra de combustibles importados por un valor de más de 500 millones de dólares.

Desde el sector privado se le indicó a las autoridades nacionales, por caso en el último encuentro que mantuvieron con funcionarios de la Secretaria de Energía de la Nación, y tras las presentaciones realizadas ante los ministerios de Economía y Desarrollo Productivo, que la falta de ajuste en los valores de mercado “aún con toda la buena voluntad, no es posible continuar (operando en el mercado doméstico) para las empresas”.

“No queda más que pensar que lo que buscan es el cierre de las empresas y la caída del régimen de biocombustibles, acatando así lo que dictan los petroleros, provincias y empresas, mientras que las provincias que más aportan fiscalmente para sostener a los combustibles contaminantes, quedan condenadas a seguir siendo la billetera del negocio que beneficia a unos pocos, los mismos de siempre”, explicaron las cámaras sectoriales en un documento.

Ajuste

Las cámaras de biocombustibles afirmaron que desde hace once meses no se ajusta el cálculo para sus precios de mercado en línea con los costos y gastos. Hecho que lo habilita, tal como lo indicaron, a través de la regulación vigente para la actividad que promueve la Ley 26.093, donde consignaron que persiste desde hace casi un año una “abierta violación” por parte de las autoridades nacionales.

Para los privados, “resulta inentendible” que Argentina “no cumpla desde hace más de ocho meses con los porcentajes legales de corte obligatorio” en los combustibles que se expenden en el orden doméstico, y que se deba “importar más del 30% del gasoil que se consume”, mientras que “existe capacidad ociosa de combustible renovable y alternativos de la producción nacional” de hidrocarburos.

Días atrás en diálogo con este medio, Francisco Jáuregui, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (CEPREB), dijo que las empresas que forman parte de la entidad “se encuentran en producción cero, ya que hace más de tres meses las Pymes productoras de biocombustibles no están produciendo nada. El incumplimiento de la ley de biocombustibles por parte de las autoridades llevó a un parate en toda la industria. Lo que se incumple en la ley es la obligatoriedad de mezcla, actualmente en torno al 10% del diésel, y hoy este nivel es cero”.

Fuente: Infobae

Publicidad