11 de diciembre de 2020 02:24 AM
Imprimir

Soluciones integrales para los cultivos de verano

YPF Agro acompaña la oportunidad de crecimiento en maíz y soja, con el portfolio en semillas, nutrición y protección de cultivos.

Los próximos meses representan una oportunidad para el maíz tardío, una de las innovaciones más relevantes del cultivo y de la producción agrícola de los últimos años. Viene ganando terreno desde hace más de una década de la mano de la genética, con híbridos que ofrecen buenos rendimientos y estabilidad tanto en zonas marginales, poco atractivas para las siembras tempranas, como en la zona núcleo.

Son varios los factores que sustentan esta mayor intención de siembra tardía: la falta de lluvias en un escenario climático adverso, una brecha en rendimiento que se achica vs. el temprano, y un adelantamiento en las compras de insumos que dejan un escenario propicio para el planteo del maíz tardío.

Pero, además, los especialistas sostienen que la rentabilidad es una variable de decisión, donde actualmente existe una mejor expectativa respecto al inicio de la campaña para este cultivo, ya que las proyecciones de la cosecha americana cayeron por cuestiones climáticas mientras que la demanda a nivel mundial sigue sostenida por encima de la oferta y esto hace que los precios a futuro sean atractivos, ayudando al margen de la producción.

Pese al estancamiento de área de las últimas campañas, la soja sigue siendo por lejos el principal cultivo de la Argentina en cuanto a superficie. Representó un 67% de la superficie gruesa 2019/20, contra un 24% del maíz, 6% de girasol y 3% de sorgo.

A fines de este noviembre se había alcanzado alrededor de un 40% de la siembra. Para la campaña 20/21 se espera una superficie de 17.2 millones de hectáreas, similar a la del año anterior, y una producción estimada de 48 millones de toneladas.

De acuerdo con los informes de la Bolsa porteña, a pesar de la escasez de humedad se pudo avanzar con la implantación, de la mano de algunas lluvias oportunas que permitieron concretar los planes de siembra correspondientes a planteos de soja de primera.

Semillas probadas, con presente y futuro

A la hora de definir la siembra de maíz, desde ILLINOIS, marca exclusiva de YPF Agro en semillas, recomiendan conocer en qué tipo de suelo se está trabajando, con cuánta agua cuenta el perfil del suelo, si hay napa o no y la profundidad de la misma, como así también qué indican los pronósticos. Mientras que para soja recomiendan seleccionar la variedad en base al ambiente productivo, a la par de definir la densidad, fertilización y nutrición para realizar el mejor planteo productivo.

Para la siembra de maíz tardío, YPF Agro, promueve los materiales I 550 VT3 PRO e I799 VT3 PRO.En relación con las características, I 550 VT3 PRO, con 104 días de madurez relativa combina muy bien rendimiento y estabilidad. Con muy buena estructura de caña y perfil sanitario, se destaca por una rápida velocidad de secado. “El productor podría independizarse de las condiciones climáticas adversas asegurando así un retorno más rápido de su inversión llegando en 25 a 40 días antes a cosecha”, afirmó el Ingeniero Agrónomo, Jorge Pellegrino, gerente de Desarrollo para la marca ILLINOIS.

Otro híbrido que se destaca en la siembra de segunda es I 799 VT3 PRO, un material de ciclo intermedio de 122 días de MR, con alto potencial de rendimiento y estabilidad, muy buenas características agronómicas y perfil sanitario, con destacada performance en redes de ensayo de terceros en todas las regiones de nuestro país.

A su vez, desde ILLINOIS avanzan en el desarrollo de híbridos competitivos para la próxima campaña: se lanzará al mercado un nuevo material con tecnología VIP3 de alto potencial de rendimiento y buen perfil sanitario, adaptado a siembras tardías.

En lo que respecta al cultivo de soja, ILLINOIS lanzó su variedad IS 46.5 RR STS con alto potencial de rendimiento y estabilidad para la zona núcleo sojera, e IS 52.0 RR STS adaptada a ambientes de media-baja productividad en la zona núcleo sojera y ambientes de alta productividad de la zona centro.

Actualmente, la firma continúa trabajando en desarrollar variedades con tecnología Enlist E3 & Intacta RR2 PRO que serán lanzadas en 2021. La soja Enlist E3, sumada a la tecnología STS, permite tener un amplio espectro de productos a la hora del control de malezas. Habrá 3 variedades: IS 46.1 E STS (con posicionamiento en zona núcleo sojera), IS 52.1 E (para zona centro de Córdoba, Santa Fe y los buenos ambientes de Entre Ríos) & IS 60.1 E STS (con posicionamiento en ambientes de zona centro y los mejores ambientes del NOA y NEA).

Por su parte, Intacta RR2 PRO, además de seguir siendo tolerante a glifosato, resiste a una amplia gama de lepidópteros, plagas que causan considerables mermas en el rinde o costosos gastos de aplicación de productos fitosanitarios. Desde ILLINOIS, se lanzará una variedad Intacta IS 62.1 IPRO STS para ambientes de zona centro y los mejores ambientes del NOA y NEA.

La importancia de la nutrición y la protección en los cultivos

En cuanto a nutrición, desde YPF Agro consideraron que es muy importante planificar también la fertilización del lote pensando en los rendimientos esperados, las necesidades del cultivo e información específica del lote obtenida en un correcto análisis de suelo.

SUMMA MIX es una excelente alternativa de mezclas balanceadas a medida, que permite otorgar al cultivo los nutrientes principales para alcanzar los rendimientos esperados en los momentos de máxima demanda. Hoy, existen recomendaciones a medida para los cultivos de soja y maíz, con próximos lanzamientos para trigo y cebada y más tarde en girasol, algodón, yerba mate y papa, entre otros.

En maíz, hay información suficiente que respalda los excelentes resultados que se obtienen al dividir la aplicación de los fertilizantes en al menos dos momentos diferentes del ciclo de cultivo, motivo por el cual desde YPF Agro lanzaron SUMMA MIX MAÍZ en su versión arrancador y sobre cultivo.

En la versión arrancador, los nutrientes nitrógeno, fósforo y zinc, son clave para un crecimiento inicial vigoroso y rápido mientras que la alternativa para aplicar en estado vegetativo permite acercar los nutrientes nitrógeno y azufre a una de las etapas claves del cultivo y de alta demanda.

Por su parte, SUMMA MIX SOJA, la mezcla balanceada para aplicar previo a la siembra o durante la misma, contiene dos nutrientes de vital importancia para el cultivo: fósforo y azufre. El fósforo favorece la nodulación de la soja, sistema por el cual se asegura el nitrógeno necesario, mientras que el azufre optimiza el uso del nitrógeno fijado por la planta a la vez que potencia la formación de proteínas (altamente presentes en los granos a cosechar).

Innovación en biológicos para soja

En toda planificación de siembra es importante conocer el historial del lote respecto a la presencia de malezas, las rotaciones de cultivos previas, el banco de semillas que puede presentar, los herbicidas que se han utilizado y sus dosis, los flujos de emergencia de malezas en nuestra región. Toda esa información ayudará a planificar los controles y estrategias necesarios para maximizar el rendimiento tanto de soja como de maíz.

Sumado a eso, “la realización de buenos barbechos, controles tempranos y la utilización de herbicidas residuales que protejan a los cultivos durante su implantación y hasta cubrir el surco son factores importantes”, afirmó Veronica Tiberi, gerente de Protección de Cultivos de YPF Agro.

YPF Agro lanzó en 2019 un producto biológico para el tratamiento de semillas, denominado Y-TERRA SOJA. El mismo fue creado junto al Y-TEC, la empresa de I+D más importante de la Argentina, que une la experiencia operativa de YPF y el capital científico del CONICET.

Este tratamiento 100% biológico y de patente internacional logra con una cepa exclusiva, el desarrollo de un estado nutricional mejorado en la planta, que se traduce en un mejor desempeño del cultivo.

Y-TERRA SOJA está conformado por: un inoculante de alta concentración que aporta las bacterias fijadoras de nitrógeno (Bradyrhizobium japonicum); un formulado (Y-TERRA) a base de un aislado específico de Trichoderma harzianum, reconocido biocontrolador natural, que además incrementa la tasa de crecimiento y el desarrollo de las plantas y un bioprotector específico que garantiza la protección, nutrición y adherencia de los microorganismos a la semilla.

Y-TERRA facilita la solubilización y absorción de nutrientes mediante procesos naturales que transforman compuestos nitrogenados, fosforados y azufrados orgánicos en inorgánicos. Promueve la biodisponibilización de los minerales del suelo a través de procesos 100% biológicos que mejoran el estado fitosanitario del cultivo y tienen un fuerte impacto en el rendimiento de la cosecha.

Además, el producto se destaca por su efectividad y fácil aplicación. Requiere una muy baja dosis para el cultivo de soja y se aplica sin modificar los procedimientos tradicionales de inoculación de semillas.

Desde YPF Agro, acompañan dicha estrategia con un portafolio para la protección de cultivos y la recomendación de buenas prácticas de manejo. Los interesados en conocer más detalles podrán ingresar al siguiente link.

“En YPF Agro, acompañamos al productor agropecuario ofreciéndole no solamente un variado portfolio de insumos sino condiciones comerciales atractivas y canje de granos, tanto disponible como a cosecha, para poder acompañar sus resultados hasta el final de la campaña”, señalaron desde la empresa.

Fuente: TN

Publicidad