15 de diciembre de 2020 10:30 AM
Imprimir

¿Sabes cómo reconocer el producto ibérico de calidad?

Desde #AlimentosdEspaña nos informan sobre todos los elementos clave que debemos conocer para comprar productos ibéricos de cara a las fiestas navideñas

La marca de comunicación #AlimentosdEspaña creada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y orientada a la promoción alimentaria y la visibilización del valor añadido de los alimentos españoles, ha arrancado la campaña navideña con una serie de consejos y elementos clave para tener en cuenta a la hora de realizar las compras de los productos ibéricos de cara a nuestras cenas navideñas.

Cuando vayamos a comprar productos ibéricos tenemos que observar si estos alimentos contienen en su etiquetado el nombre del producto, el tipo de alimentación y el porcentaje de raza ibérica. “Si una denominación no tiene estos tres elementos o incluye otros: NO ES IBÉRICO”, señalan desde el Ministerio.

En cuanto al tipo de producto, en el mercado podemos encontrar tanto jamón, paleta, caña de lomo o lomo embuchado, lomo o el nombre de la pieza en específico cuando se trata de carne fresca procedente del despiece de la canal.

De igual forma, también debemos observar en el precinto del producto ibérico el tipo de alimentación: bellota, cebo de campo o de cebo. El de bellota es cuando el cerdo del que procede se ha alimentado en su fase de engorde exclusivamente de bellota, hierba y otros recursos naturales de la dehesa. En cuanto al cebo de campo es cuando el cerdo se ha alimentado con pienso, aunque aprovechando además recursos de la dehesa o del campo en explotaciones tanto intensivas como extensivas al aire libre pudiendo tener parte cubierta. Y, finalmente, el de cebo es el caso de cerdos alimentados solo con piensos y en explotaciones intensivas.

Por su parte, en el etiquetado también debe aparecer el porcentaje de raza ibérica: 100% Ibérico o Ibérico. El 100% ibérico se trata de productos procedentes de animales con un 100% de pureza genética de la raza ibérica. Además, debe formar parte de la denominación de venta. El ibérico se trata de productos procedentes de animales con el 50% o 75% de su porcentaje genético correspondiente a la raza porcina ibérica. Esta indicación deberá aparecer muy próxima a la denominación de venta.

Recuerda que en España contamos con 4 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) de Ibérico: Jabugo, Guijuelo, Los Pedroches y Dehesa de Extremadura. “Somos el país más rico del mundo por tener un producto único en el mundo”, admiten desde #AlimentosdEspaña.

Garantía de calidad

En la etiqueta encontraraì también el texto “Certificado por” seguido del nombre del organismo independiente de control o su acrónimo. Significa que ese organismo garantiza su calidad tras haber realizado un seguimiento desde el nacimiento del cerdo del que procede hasta que el producto se pone a la venta.

En el matadero, los jamones y paletas de cada lote de productos se identificarán con un precinto inviolable que llevaraì una numeración única y permitiráì la trazabilidad del lote, llegando hasta el consumidor final. Seraì de distinto color para cada denominación de venta: negro para bellota 100% ibérico, rojo para bellota ibérico, verde para cebo campo ibérico y blanco para cebo ibérico.

Otras especificaciones del etiquetado

El término “pata negra” queda reservado exclusivamente a la denominación de venta de bellota 100% ibérico, mientras que los términos “dehesa” o “montanera” quedan reservados exclusivamente para la designación de bellota.

En el etiquetado y publicidad de los productos, quedan reservados exclusivamente a la designación “de bellota” los nombres, logotipos, imágenes, símbolos, o menciones facultativas que evoquen o hagan alusión a algún aspecto relacionado o referido con la bellota o la dehesa.

Además, queda prohibida la utilización incompleta de la denominación de venta, la adición a la misma de términos diferentes o el uso aislado de alguno de los términos que la componen, excepto el tipo de producto.

Corte del producto

Si estas navidades estás decidido a comprar un jamón ibérico y quieres conseguir el corte perfecto, #AlimentosdEspaña te trae estos 5 pasos recomendados:

1. Retira la capa exterior del jamón mediante una incisión bajo la caña.
2. Comienza el corte desde la parte alta de la maza, desde el jarrete hasta la punta.
3. Con el cuchillo puntilla, perfila alrededor del hueso.
4. Tras rebajarlo, da la vuelta al jamón ibérico y repite el proceso por la parte de la babilla.
5. Disfruta de tus lonchas perfectas de jamón ibérico de #ElPaísMásRicoDelMundo.

Fuente:

Publicidad