16 de diciembre de 2020 09:14 AM
Imprimir

Gobierno argentino descarta intervenir en el mercado del ganado y carne vacuna

CompartiremailFacebookTwitter En la reciente Jornada Ganadera organizada por Fifra se contó con la presencia del subsecretario de Ganadería de Argentina, José María Romero, quien habló sobre cómo veía a la ganadería y a los temores de algunos sectores de que la suba de precios derive en una intervención del mercado. El funcionario sostuvo que “no está […]

 En la reciente Jornada Ganadera organizada por Fifra se contó con la presencia del subsecretario de Ganadería de Argentina, José María Romero, quien habló sobre cómo veía a la ganadería y a los temores de algunos sectores de que la suba de precios derive en una intervención del mercado.

El funcionario sostuvo que “no está en el gobierno la intención de intervenir, que se necesitan dólares y el desarrollo territorial” despejando así los temores de posibles intervenciones en las exportaciones y dando crédito al aporte que hace la actividad pecuaria al crecimiento económico en diferentes provincias.

Luego indicó que se busca “la forma de que el sector de la carne se pueda desarrollar” pero señaló que no se puede dejar de atender las necesidades de abastecimiento del producto a precios convenientes de partes de los sectores más necesitados.

Romero hizo hincapié en que a su criterio hay un problema en la oferta, que Argentina produce la misma cantidad (cerca de 3 millones de toneladas) hace varias décadas cuando la población en tuvo incrementos importantes.

Por eso a principios de 1990 el consumo era de más de 70 kilos por habitante y año y ahora de poco más de 50 kilos.

El subsecretario de Ganadería dijo que hay que potenciar a la producción, mejorar los índices de la cría, incrementar la producción de terneros pero a esa oferta darle valor agregado produciendo hacienda con más kilaje lo que implica agregar valor también a la agricultura. “El camino es agregar valor en el sector agropecuario”, sostuvo. Además, consideró que ese cambio debe venir de la mano de un consumo que modifique sus hábitos y acepte carne de animales más pesados.

Fuente: El Pais

Publicidad