16 de diciembre de 2020 09:17 AM
Imprimir

Alertan en Uruguay por intoxicación de ganado en sorgo de alepo

Servicios Ganaderos del MGAP confirmó un caso en Paysandú.

Pablo Antúnez

E l laboratorio de los Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (Dilave Paysandú) registró un brote con alta mortalidad en el departamento, asociado a la ingestión de sorgo de alepo. El problema se registró en novillos Holando de 1 a 2 años de edad, según informó la secretaría de Estado.

De un total de 236 novillos murieron 80 animales súbitamente (34% mortalidad).

Los períodos de sequía y la acumulación de nitrógeno en el suelo favorecieron la acumulación de glucósidos cianogénicos en estas plantas predisponiendo a la presentación de l problema, así que se exhortó a los productores a tener mayor cuidado en los pastoreos.

Las intoxicaciones ocurren especialmente cuando los cultivos están en período de crecimiento, así como cuando crecen o rebrotan rápidamente en condiciones favorables y cuando las plantas tienen bajo porte, menos de 20 cm de altura o 7 semanas de plantío.

Recomendaciones. Frente a este tipo de intoxicaciones del ganado, la Dirección General de Servicios Ganaderos elaboró las siguientes recomendaciones:
Detectar la presencia de la planta, estado vegetativo (brotación) y su nivel de altura (recordar que de acuerdo a la literatura las plantas entre 20 y 40 centímetros son las más potencialmente tóxicas).

Tomar precauciones al ingreso a un potrero, delimitar áreas que eviten el consumo de la misma o el control con herbicidas. No ingresar a pastorear animales hambrientos.

Ante la duda y la presencia de sorgo de alepo al comienzo de pastoreo de un nuevo potrero, sugieren el ingreso de 1-2 animales de bajo valor (controles) para evaluar su comportamiento. Los síntomas de intoxicación ocurren rápidamente.

Determinar el contenido de ácido cianhídrico del verdeo por métodos cuantitativos o cualitativos. Debe tenerse en cuenta que el análisis debe realizarse cuanto antes de cortada la planta, ya que el cianhídrico se volatiliza rápidamente.

Asimismo, debe evitarse el ingreso inmediato a la pastura después de lluvias y su rebrote: en ese momento se suelen registrar los mayores niveles de ácido cianhídrico en las plantas. Cuando se pastorea potreros con la presencia de planta, sin conocer su contenido de ácido cianhídrico previamente, tener la precaución de tener alguna disponibilidad de específico veterinarios anticiánicos.

Ante la presencia de mortalidad de animales consultar al Veterinario o servicio oficial de su zona.

A tener cuidado con los nitritos.

Los nitritos pueden acumularse prácticamente en cualquier forraje, siendo más común en las gramíneas que en las leguminosas, pudiendo ocurrir incluso en malezas, advierte INIA.

Su concentración es mayor en tallos que en hojas y, por lo tanto, los animales están expuestos a un mayor riesgo.

Fuente: El Pais

Publicidad