16 de diciembre de 2020 01:22 AM
Imprimir

Pronostican que Filipinas no se recuperará de la PPA hasta 2030

CompartiremailFacebookTwitterEl National Pork Board de EE.UU. acaba de emitir un informe sobre las posibilidades que la exportación de carne de cerdo de este país tiene en Vietnam y Filipinas. Los informes también muestran cómo los brotes de peste porcina africana (PPA) en Asia han afectado la industria porcina de ambos países y las cadenas de […]

El National Pork Board de EE.UU. acaba de emitir un informe sobre las posibilidades que la exportación de carne de cerdo de este país tiene en Vietnam y Filipinas. Los informes también muestran cómo los brotes de peste porcina africana (PPA) en Asia han afectado la industria porcina de ambos países y las cadenas de suministro relacionadas.

Las dos nuevas evaluaciones del mercado de la carne de cerdo fueron preparadas por Gira, una firma de investigación global, con fondos de Pork Checkoff y el Programa de Mercados Emergentes del Servicio Agrícola Extranjero del USDA. Comparten ideas críticas sobre cómo la carne de cerdo de EE.UU. podría exportarse a buen ritmo a estos dos países que tendrán una mayor demanda de carne de cerdo a lo largo de la próxima década.

Según la investigación de Gira, a medida que Vietnam y Filipinas se recuperen de los brotes de COVID-19 y PPA, aumentará el consumo de carne de cerdo y la demanda de importación. Este aumento proyectado es contrario a otros mercados clave, donde se espera que el consumo de carne de cerdo se reduzca para 2030. El crecimiento previsto en estos dos mercados se basa en el aumento de las clases medias y la popularidad del cerdo en las cocinas vietnamita y filipina.

En cuanto a Vietnam, la carne de cerdo es la proteína más común en la cocina vietnamita y, como resultado, el consumo total de carne de cerdo en el país se ha más que triplicado, de 14 a 32 kg/persona/año desde el año 2000. La población del país pronto llegará a los 100 millones, con una de las economías de más rápido crecimiento del mundo, incluso más rápido que China. La población vietnamita se está volviendo urbana rápidamente, ya que los nuevos empleos están atrayendo a los residentes rurales a ciudades con salarios más altos, lo que aumentará la demanda de carne de cerdo. Además, en Vietnam, la recuperación completa a los niveles de producción anteriores a la PPA no se logrará hasta después de 2025, creando una oportunidad para que las importaciones ayuden a satisfacer la demanda.

Sobre Filipinas, el informe señala que el cerdo es apreciado en la cultura filipina, tanto para ocasiones especiales como como un alimento básico diario, con un consumo de 18,1 kg/persona/año. La creciente demanda de carne de cerdo, impulsada por una población en expansión y el aumento de los ingresos disponibles son motores importantes para el futuro.

Para 2028, la mayoría de los residentes filipinos serán urbanos. Este cambio ayudará a impulsar el crecimiento de la carne de cerdo importada, ya que los consumidores urbanos tienen mayores ingresos, consumen más carne y están expuestos al comercio minorista moderno.

El sector porcino filipino no se recuperará por completo del brote de peste porcina africana hasta después de 2030, lo que requiere una fuente confiable de importaciones para satisfacer la demanda interna.

Estos dos nuevos informes se basan en el éxito de Pork 2040: China Market Assessment, publicado en 2019. En él se identificó la volatilidad en curso y las oportunidades a corto plazo en el mercado de carne de cerdo más grande del mundo.

Fuente: Eurocarne

Publicidad