17 de diciembre de 2020 09:57 AM
Imprimir

La esperanza del Gobierno: por cada dólar que sube la soja, recauda $ 1.400 millones más

Desde diciembre del año pasado, el agro aportó en retenciones el equivalente a 1,4 veces el monto destinado a los IFE. En 2021, podría obtener unos 7.700 millones de dólares.

La Bolsa de Cereales de Córdoba hizo este miércoles un cierre de año y recordó un dato que habla a las claras del peso que tiene el campo en la economía argentina: solo las exportaciones de soja, maíz y trigo (contando tanto granos como derivados), significaron cuatro de cada 10 dólares que ingresaron por exportaciones este año. Si el análisis se extiende a otros productos agroindustriales, son siete de cada 10.

De allí que, en el marco de la fuerte escasez de dólares que sufre la Argentina y de la necesidad de recursos que tiene el Gobierno para cubrir su bache fiscal, en la Casa Rosada celebran la fuerte suba que mostraron los granos en los últimos meses.

Un cálculo que presentó el economista Gonzalo Agusto lo resume a la perfección: por cada dólar que aumentan la soja y sus suproductos (harina y aceite), la recaudación potencial por retenciones sube en 13 millones de dólares o 1.440 millones de pesos.

Lo ocurrido en el último año es también un fiel reflejo: desde diciembre de 2019, el agro aportó 5.240 millones de dólares que equivalen a más de 350.000 millones de pesos. Representa el doble del monto destinado a las universidades públicas o un dinero suficiente para cubrir 1,4 veces los recursos utilizados para pagar los Ingresos Familiares de Emergencia (IFE).

En lo que respecta a 2021, todavía es prematuro saber cuántas toneladas se cosecharán, más en el marco de incertidumbre que hay debido a la falta de lluvias por el accionar de La Niña. No obstante, una hipótesis preliminar es que el Estado podría obtener por retenciones alrededor de 7.700 millones de dólares. 

Más P, menos Q

Según Agusto, la buena noticia es que casi todos los fundamentos del mercado son alcistas para los precios internacionales de los granos. El riesgo, en cambio, podría venir por las cantidades.

El trigo, por caso, ya falló. Al inicio de la campaña, se esperaba que la producción alcanzara las 22 millones de toneladas; ahora, con la cosecha en su tramo final, apenas se lograrían 17 millones.

Esto significa 1.335 millones de dólares menos en exportaciones, que suponen 161 millones de dólares o 17.710 millones de pesos.

De todos modos, todavía queda un saldo importante de comercializar de la cosecha 2019/20. Lucio Dipré, otro de los investigadores de la Bolsa, indicó que si se suma el saldo sin comercializar de soja, maíz, girasol y sorgo, son 9.500 millones de dólares que están en manos de productores y acopios. 

En soja, sobre una producción de 49 millones de toneladas, exportadores e industrias ya compraron unas 36 millones. Es decir, queda casi un cuarto de la cosecha, a un valor de 6.383 millones de dólares.

En maíz, el porcentaje comercializado es más alto, del 80 por ciento. No obstante, restan por venderse unas 10 millones de toneladas, cotizadas a 2.314 millones.

Entre girasol y sorgo, en tanto, el saldo equivale a unos 800 millones de dólares en conjunto. 

Fuente:

Publicidad