18 de diciembre de 2020 09:12 AM
Imprimir

Rusia le aplicará retenciones al trigo

El gobierno impondrá un impuesto a las exportaciones del cereal con el fin de frenar el alza de precios de los alimentos. Repercusiones en el mercado internacional.

El ministro de Economía de Rusia, Maxim Reshetnikov, confirmó que se estudia imponer un impuesto a la exportación del cereal, similar a las retenciones que se aplican en Argentina.

La medida forma parte de un paquete diseñado por la administración de Vladimir Putin para estabilizar los precios de los alimentos y se concretaría de manera efectiva entre el 15 de febrero y el 30 de junio, con un valor fijo de 25 euros por cada tonelada exportada.

Y además, podría tener un impacto en el mercado mundial: la primera reacción que tuvieron los precios en Estados Unidos fue una caída del 2,9 por ciento, la mayor baja diaria en dos semanas. Rusia es el principal exportador mundial de este cereal.

El viernes pasado, la posición marzo 2021 en Chicago había alcanzado casi 226 dólares por tonelada. AgroVoz recordó también que este lunes bajó a 220 dólares, mientras que este martes y miércoles se recuperó hasta 221,8 dólares. El precio está muy por encima de los 210 dólares a los que cayó el 8 de diciembre pasado, aunque en línea con el promedio de noviembre.

Según Reuters, en Estados Unidos interpretan que esta política puede provocar que los exportadores rusos adelanten sus ventas e inunden el mercado antes de que se aplique este impuesto.

“La creencia es que el exportador ruso va a hacer todo lo que pueda para embarcar todo lo que alcance. Rusia va a bombear el trigo a toda la capacidad del puerto”, expresó Don Roose, presidente de la empresa de corretaje US Commodities.

Y añadió: “La esperada inundación de suministros rusos en el mercado probablemente enfriará la demanda por el trigo estadounidense en el extranjero durante los próximos dos meses”.

No obstante, también hay quienes interpretan lo contrario. Ante el rumor de que Rusia aplicaría esta imposición, la semana pasada el trigo subió 15 dólares en apenas cinco días.

Muchos operadores analizaron que, al encarecerse el trigo ruso, podría aumentar la demanda desde otros orígenes, como Estados Unidos.

“Parece ser algo así como el ejemplo clásico de comprar con el rumor y vender con la noticia, con una toma de ganancias después de que el trigo alcanzó un máximo de tres semanas”, resumió Matt Ammermann, gerente de riesgo de materias primas de StoneX.

Publicidad