18 de diciembre de 2020 21:57 PM
Imprimir

LA JUSTICIA EUROPEA PERMITE PROHIBIR EL SACRIFICIO DE ANIMALES CON EL RITUAL HALAL Y KOSHER

Importante avance para los animales: El TJUE ve posible exigir un aturdimiento previo para reforzar el bienestar de los animales en el marco del derecho de la UE.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea permite prohibir el sacrificio de animales con el ritual halal y kosher. A raíz de la duda planteada por el Tribunal Constitucional belga, el alto tribunal con sede en Luxemburgo ha concluido este jueves que los gobiernos pueden exigir el aturdimiento previo de los animales porque la legislación europea permite hacer esta injerencia en la libertad de culto si la medida es proporcional y responde a un objetivo de interés general reconocido en la UE, como es el fomento del bienestar animal. Por lo tanto, el TJUE ha dado vía libre a Bélgica para prohibir este tipo de matanza porque cree que sus medidas garantizan un equilibrio entre la importancia concedida al bienestar animal y la libertad de los creyentes judíos y musulmanes. La sentencia es una victoria para el colectivo animalista que hace años que reclama frenar el sacrificio de animales por el ritual kosher y halal.

Para obtener la carne halal o kosher, tanto musulmanes como judíos matan con un corte en el cuello a vacas, cabras, ovejas o pájaros que se desangran durante horas hasta que mueren. La normativa europea CE 1099/2009 sobre sacrificio animal obliga a que se mate a los animales con aturdimiento previo, para evitar sufrimientos innecesarios, pero se permite algunas excepciones en nombre de las tradiciones religiosas.

Las entidades animalistas hace años que luchamos por frenar esta práctica, sin embargo, la tendencia de estos ritos está en alza. Especialmente significativo es el caso del cordero, que llegaba en 2017 al 49,4% de sacrificios según el rito ‘halal’, según las estimaciones de la Federación Catalana de Industrias de la Carne (Fecic), la referencia del sector. En el caso del ganado bovino, la cifra es del 40,4% entre sus asociados. Datos llamativos que parecen estar muy lejos de estabilizarse. El cordero que cumple con el rito islámico (y, en bastante menor medida con el de origen judío, el ‘kosher’) distribuido por Mercabarna ha pasado del 40% del 2012 al 61% del 2016. En el caso de la ternera, la evolución ha sido del 51% al 59% en apenas cuatro años.

¿A qué se debe la creciente oferta de carne ‘halal’ en un mercado con una demanda residual? Un empresario del sector apunta al “empeoramiento del aspecto de la carne” si se recurre al aturdimiento del animal antes de matarlo, por las hemorragias que sufre si no se sacrifica a los pocos segundos, un extremo que reduce su sufrimiento pero que es inadmisible para musulmanes y judíos. 

Publicidad