4 de diciembre de 2009 06:58 AM
Imprimir

La crisis recorta el consumo de carne fresca en Francia

Según un estudio del Ministerio de Agricultura francés, la actual coyuntura ha motivado que los consumidores también sus hábitos alimenticios orientándose hacia productos más asequibles, como los embutidos, los platos preparados y los congelados, en detrimento de la carne fresca.

En los ocho primeros meses del año, la compra en las carnicerías ha disminuido un 1,1% en tasa interanual, retroceso que en dos años se sitúa en el 3,1%. Los hogares ha decidido reducir sus compras de carne fresca, circunstancia que ha beneficiado a aquellos otros productos que resultan menos costosos. Así, los tipos de carne que se han visto más afectados por este comportamiento bajista son la ovina y la equina, cuyo consumo ha caído un 6% y un 12%, respectivamente, en los dos últimos ejercicios. Por su parte, la carne de vacuno ha sufrido una disminución del 2,8% respecto a 2007, mientras que la carne de cerdo es la que mejor está resistiendo los envites de la crisis, gracias a la bajada de precios y a las campañas promocionales, con una contracción del 1,5%. La carne de aves de corral se ha mantenido estable, tras registrar caídas del 1% entre 2007 y 2008. El consumo de pollo ha crecido un 9,2% en dos años, mientras que los precios se han mantenido relativamente estables, informa Les Echos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *