21 de diciembre de 2020 10:30 AM
Imprimir

Es cada vez más firme un escenario de desabastecimiento de soja en Estados Unidos: Ya comprometió el 90% del saldo exportable

Los precios de la soja en el mercado de futuros estadounidense CME Group están sostenidos en el corto plazo por un conflicto gremial presente en la Argentina. Pero –más allá de ese hecho coyuntural– el escenario de fondo es explosivo. A pesar de contar con una muy buena cosecha, en las primeras quince semanas de […]

Los precios de la soja en el mercado de futuros estadounidense CME Group están sostenidos en el corto plazo por un conflicto gremial presente en la Argentina. Pero –más allá de ese hecho coyuntural– el escenario de fondo es explosivo.

A pesar de contar con una muy buena cosecha, en las primeras quince semanas de la campaña comercial 2020/21 EE.UU. ya comprometió el 90% de su saldo exportable previsto de soja debido a una extraordinaria e inusual demanda por parte de China.

Eso implica que el restante 10% del saldo exportable proyectado de soja estadounidense debe racionarse para poder ser vendido tanto a clientes internos y externos hasta el ingreso de la próxima cosecha en septiembre de 2021.

Es decir: no puede descartarse, en el actual escenario global, que EE.UU. se quede sin stock interno de soja antes de mediados del año que viene, lo que lo obligaría a importar soja sudamericana para abastecerse de ese insumo crítico.

La cuestión es que los precios actuales de la soja 2020/21 están construidos sobre un balance de oferta global de soja que no considera aún un eventual golpe climático en Sudamérica generado por la instauración del fenómeno “Niña” en el Pacífico oriental.

El último informe mensual de oferta y demanda global de granos del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) prevé una cosecha argentina de soja 2020/21 de 49 millones de toneladas, lo que implica considerar que el impacto de “La Niña” sería marginal en la nación sudamericana.

En estos momentos se están registrando tormentas fuertes en la zona central del territorio argentino, las cuales deberían aportar grandes acumulados de agua para proveer de humedad a aquellas zonas con déficits hídricos. Se trata prácticamente de la última oportunidad para “salvar” la campaña gruesa argentina.

Los operadores especulativos siguen ultra-comprados (“alcistas”) en contratos futuros de maíz CME y muy comprados en soja, algo que, en caso de presentarse un factor negativo imprevisto, podría potenciar el proceso bajista por el desarme masivo de posiciones.

El principal forzante de la demanda internacional de soja es China, que viene concretando órdenes de compras masivas no solamente del poroto, sino también de muchos otros commodities agrícolas y alimentos con propósitos que no están del todo claros a la fecha.

Precisamente, el principal escenario bajista dentro de las hipótesis visibles es un recrudecimiento de la “guerra comercial” EE.UU.-China a partir de una invasión a Taiwán –una república democrática que el gobierno central chino considera como propia–, lo que provocaría una cancelación masiva de órdenes de compra de soja estadounidense por parte de corporaciones chinas, las cuales son controladas directa o indirectamente por funcionarios del Partido Comunista.

Hoy viernes  el contrato Soja CME Enero 2021 terminó en 448,1 u$s/tonelada versus 426,4u$s/tonelada una semana atrás, mientras que la posición Maíz CME Marzo 2021 finalizó en 172,2 u$s/tonelada contra 167,0 u$s/tonelada el viernes de la semana pasada.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad