26 de diciembre de 2020 20:11 PM
Imprimir

Carne: la paradoja de una exportación que crece, pero con menor ingreso de divisas

La industria exportadora cierra un año en donde sufrió el efecto en la caída de los valores pagados por sus principales clientes. A este problemas, advirtieron que desde China se intensificaron los controles para detectar Covid-19 en los embarques de carne

Los frigoríficos exportadores argentinos empiezan a cerrar un año de contrastes marcados. De acuerdo a estimaciones privadas, si bien el volumen exportado cerrará en niveles superiores a 2019, el ingreso de divisas será menor, como consecuencia de la caída en el precio pagado por los principales clientes argentinos, sobre todo China. Según adelantó BAE Negocios, las exportaciones de carne vacuna caerán en USD400 millones de dólares en comparación al año pasado.

De acuerdo al Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), las las ventas al exterior entre enero y noviembre sumaron 825.000 toneladas, con un ingreso de divisas por USD2.510 millones. Estos números representan un aumento de 10% en volumen respecto a igual lapso de 2019, aunque con una baja de 8% en la facturación.

En plena pandemia y pese al cierre temporal de algunas plantas por casos positivos de coronavirus, la industria frigorífica respondió y no cesó su nivel de producción, situación que permitió compensar –de manera parcial- la caída en los precios de la tonelada exportada.

El presidente de ABC, Mario Ravettino, destacó el volumen récord de carnes congeladas con hueso, con destino al gigante asiático. “La evolución de China ha determinado que vuelva a representar más del 80% del total de carnes bovinas exportado por nuestro país, una proporción que se había reducido a mediados de año”, sostuvo el directivo.

Durante 2020, la industria frigorífica exportadora sufrió el efecto de la caída de precios por parte de sus principales clientes. Además de China, el otro problema fue Europa, mercado que estuvo virtualmente paralizado por el coronavirus, con un precio de la Cuota Hilton (cortes enfriados de alta calidad) que llegó al piso histórico de USD6.500 la tonelada, aunque repuntó en las últimas semanas, con negocios que cierran sobre los USD9.500 la tonelada.

En otro orden, el ABC manifestó su preocupación ante las reiteradas solicitudes por parte de los compradores chinos debido a la pandemia de Covid-19. En esta instancia, Ravettino advirtió que “no cuentan con aval científico ni epidemiológico” y afectan la producción de alimentos cárnicos congelados argentinos.

Adicionalmente, en las últimas semanas -debido a requisitos de China y recomendación del Senasa- se implementaron análisis por PCR de personal sin sintomatología ni antecedentes clínicos de Covid-19, y desinfección de cajas y contenedores.

Fuente: BAE

Publicidad