26 de diciembre de 2020 20:15 PM
Imprimir

En medio del debate por las inversiones chinas, el precio de los cerdos no tiene techo: nuevos récords y un 2021 con más crecimiento

El sector, que muestra también muy buenos números en consumo, crecerá este año con exportaciones en torno a las 42.000 toneladas, una producción de carne de 800.000 toneladas y una faena de 7 millones de animales

El sector porcino nunca discontinuó su camino de crecimiento constante desde hace por lo menos 20 años, y a pesar de que en este año la pandemia le ocasionó problemas y bajas de precios, la actividad los supo sortear y al cierre del 2020 conseguirá nuevos récords en todos sus índices, tanto en exportaciones, como producción y consumo. Todo en medio del debate y alguna polémica que se originó por la posibilidad de inversiones chinas en esta industria local.

Así lo aseguró el especialista y consultor del sector porcino, Juan Luis Uccelli, a Infobae al hacer un recorrido sobre la actividad a lo largo de estos últimos 12 meses. En este sentido, más allá de batir nuevos récords, proyectó que 2021 volverá a ser un año de crecimiento para la actividad, pero que podría ser aún mayor que los cálculos iniciales si el Gobierno implementa normas que potencien al sector.

“El año 2020 comenzó muy bien, con un precio que estaba cerca de los $80 el kilo vivo. Pero en marzo empezó la cuarentena obligatoria, se sumaron feriados y eso implicó que se cayera la cantidad de animales faenados, por lo que se comenzó a hacer retenciones de animales. Esto, sumado a que los primeros 20 días en los cuales la gente se retrajo en la compra de mercadería, hizo un sobrestockde cerdos, por lo que se empezó a hacer animales más pesados”, dijo.

Detalles sobre la relación entre producción y exportación

Detalles sobre la relación entre producción y exportación

Y agregó: “Eso se mantuvo y llegó el piso más bajo en junio, cuando el precio era de $58 el kilo. En julio cambió la tendencia y en agosto empezó a aumentar el precio, para en septiembre subir en torno al 6% y en octubre cerca del 17%, lo que dejó el precio del kilo vivo de cerdo en $116,28. Cabe mencionar que tras declararse la cuarentena en Argentina, la carne de cerdo que tenía como destino la manufactura de fiambres se chocó con que los lugares de consumo masivo de estos productos, como pueden ser los restaurantes, hoteles o, inclusive, caterings se vieron en la imposibilidad de trabajar, lo que hizo que las compras de las industrias de la materia prima cayeran”.

En este sentido, Uccelli remarcó en relación al consumo “fue un año al cual salvó a todo el sector el consumo de la carne fresca, porque se estaba consumiendo el 80% de todo lo que se producía y durante el año se llegó a consumir casi el 90%. Durante 2020 el consumo de carne de cerdo se ubicó en torno a los 17 o 19 kilos por habitante por persona, todo un récord, que promete seguir creciendo”.

Cifras sobre la faena porcina

Cifras sobre la faena porcina

Según las últimas cifras oficiales, la faena de cerdos creció entre enero y noviembre de este año un 5,3% interanual al alcanzar los 6,5 millones de animales, mientras que la producción de carne aumentó 11% en la comparación interanual al posicionarse en las 740.000 toneladas. En ambos casos se constituye un nuevo récord. Para el cierre del año, Uccelli estima que la faena se ubicará en 7 millones de cabezas y la producción de carne en 800.000 toneladas.

Las exportaciones, hasta noviembre, también se constituyeron en un récord histórico, con 39.417 toneladas en los primeros 11 meses del año, lo que representó un crecimiento del 67,4% respecto al mismo período de 2019. Para el especialista y también ex presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), los despachos podrían cerrar en 42.000 o 43.000 toneladas.

En cuento a la exportación, las estimaciones son que se pasará de 25.000 a 42.000 o 43.000 toneladas, lo que finalizará en un crecimiento del 70%, por unos USD 85 millones. El sector crece desde 2002 y desde 2017, año en que se empezó a exportar fuertemente. “En 2020 vamos a tener el primer año con una balanza comercial positiva, donde exportamos más de lo que importamos, tanto en cantidad como en plata”, explicó el experto.

Perspectivas para 2021 y las “granjas chinas”

Así, el sector porcino en Argentina parece no tener techo. Se prevé un 2021 en que la actividad vuelva a crecer en todos sus índices. Sin embargo, con un cambio por parte del Estado en el sentido de una suerte de amortización rápida en las inversiones, en especial en lo que respecta al IVA, el crecimiento del sector podría ser exponencial.

“El sector va a seguir creciendo en producción y exportaciones, pero el tema van a ser los volúmenes. Se puede crecer un 5%, pero pasará por ser más eficiente por cada madre o poner más kilos a los cerdos. Eso es posible que vaya a pasar el año que viene si no hay ningún cambio (respecto al tema del IVA). Pero si lo hubiese, podría crecer un 14% en cabezas y si le ponemos más kilos podemos llegar al 22% (en producción de carne)”, calculó Uccelli.

El 2020 registró un buen nivel de exportaciones de carne porcina

El 2020 registró un buen nivel de exportaciones de carne porcina

En este sentido, reflexionó que las proyecciones constituyen “un número muy interesante cuando estás pensando que tenés que subir las exportaciones y que tenés que suplir el mercado local porque la carne vacuna va a estar cara. Va a haber un aumento del consumo interno, pero al mismo tiempo externo, porque todos quieren comprar carne de cerdo, pero el tema pasa por quién tiene para vender”.

Por otro lado, las intenciones de China de instalar en Argentina grandes criaderos de cerdos en el país para poder proveerse de carne tras la dura baja productiva que tuvieron por la epidemia de Gripe Porcina Africana, también entró en el debate público del país, poniendo al sector en el centro de las controversias.

De acuerdo a los datos de Cancillería, el acuerdo representaría inversiones que alcanzarían a casi USD 3.800 millones durante los próximos cuatro años para incrementar en 882.000 toneladas la producción de carne y generar exportaciones por USD 2.500 millones. Esto posibilitaría el incremento en el stock de madres de 300.000 cabezas en un plazo de 4 años (60.000 el primer año y 80.000 los siguientes), sobre la base del desarrollo de 25 unidades integradas de 12.000 madres cada una.

“El acuerdo está avanzando a nivel privado armando las posibilidades que hay en Argentina, con los socios que puede haber acá. El acuerdo se firmará en marzo por un tema de la pandemia. Si se logra, son unos USD 650 millones en inversiones por año en un proceso de 4 o 5 años. Una vez que esto esté funcionando el proyecto de las 300.000 madres, se va a facturar aproximadamente USD 2.000 millones por año”, cerró Uccelli.

Fuente: Infobae

Publicidad