30 de diciembre de 2020 00:02 AM
Imprimir

Tras la suspensión de las exportaciones de maíz, una entidad del agro se declara en estado de alerta y movilización

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) repudió cualquier forma de intervención en los mercados.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) rechazó la suspensión del registro de Declaraciones Juradas de Venta al exterior (DJVE) del maíz y se declaró en estado de alerta y movilización.

“Mienten desde el Gobierno al decir que basan esta decisión en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, porque restan casi 8 millones de toneladas de maíz para volcar al mercado interno de acuerdo a los datos del Minagri”, comenzó explicando el comunicado de Carbap-

Según Carbap, deberían argumentar con la verdad, y expresar que se debe a su impericia para disminuir la brecha cambiaría, a la imposibilidad de poder controlar la inflación y peor aún, a la incapacidad de poder implementar recetas o instrumentos que no hayan fracasado en el pasado.

El Ministerio de Agricultura suspendió este miércoles el registro de exportaciones de maíz con embarques que se programen antes del 1° de marzo, con el argumento de “garantizar el abastecimiento para quienes transforman este grano en carnes y huevos”.

El presidente de Carbap, Matías de Velazco, durante una asamblea.

El presidente de Carbap, Matías de Velazco, durante una asamblea.

En la comunicación oficial, el Ministerio de Agricultura indicó que “el objetivo de la medida es que las 4,27 millones de toneladas restantes queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses del verano cuando la oferta de cereal tiende a escasear”.

La medida formal es la “suspensión temporaria” de la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el producto maíz cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021, cuando arranca formalmente la nueva campaña 2020/21 del cereal”. Aclararon que queda exceptuado el producto Maíz Pisingallo.

“Con estas señales al sector productivo, lejos se está de desincentivar actitudes inflacionarias, sino todo lo contrario, se ocultan incapacidades, prebendas y porque no negociados y corrupción como consecuencia de la ausencia de políticas sectoriales, de control y de fiscalización”, dijo Carbap..

“Claramente se ve que el actual gobierno no aprendió nada de los errores del pasado. Afortunadamente los productores hemos aprendido, y no volveremos a cometer los mismos errores”, cerró el comunicado.

Fuente: Clarin

Publicidad