31 de diciembre de 2020 15:19 PM
Imprimir

ALERTAN POR LA INTOXICACIÓN DE ANIMALES CON SORGO FORRAJERO

Desde INTA Entre Ríos alertan que las condiciones climáticas actuales favorecen la acumulación de compuestos que producen toxicidad. Recomendaciones a seguir si se cuenta con estos recursos de pastoreo.

La Ing. Agr. Yanina Gorelik Zonis (INTA – Agencia de Extensión Rural Rosario del Tala, Entre Ríos), alertó ante “las condiciones climáticas (como la sequía) que favorecen la acumulación de ácido cianhídrico y/o nitratos, los cuales pueden ser potencialmente tóxicos”. 

Esto se da, por un lado, por la conjunción de tipo de plantas: para esta época del año pueden ser pastoreos de sorgos -forrajero o granífero (este es el de mayor potencial tóxico)-, maíz y arroz, o de malezas como sorgo de alepo, yuyo colorado, gramilla, paja vizcachera, cortaderia y cardo asnal,  también tienen potencial tóxico los  henificados o rastrojos de avena y trigo.

También inciden las condiciones ambientales: sequía, heladas, o marchitamientos físicos; la fertilidad del suelo: suelos con mayor contenido de nitratos, fertilizados con urea por ej., y con bajo contenido de fósforo y el estadio fenológico del forraje: el tallo es el lugar donde más se acumulan los nitratos.

“El contenido de nitratos se diluye en la madurez de la planta, por lo que una planta joven o un rebrote tiene más probabilidades de producir toxicidad”, destacó el informe. 

Los signos de intoxicación y síntomas aparecen con mucha rapidez, y el animal muere por asfixia. “En intoxicaciones agudas el animal tendrá dificultad para respirar, nerviosismo, temblores musculares, debilidad y convulsiones que ocasionan su muerte. Cuando la cantidad de nitratos consumidas no es lo suficientemente alta para inducir la muerte puede ocasionar menor producción de leche o disminución de la ganancia de peso, abortos o infertilidad”.

Para prevenir las intoxicaciones en rumiantes el INTA indicó una serie de recomendaciones:

    – El ensilado disminuye un 50% los nitratos (no así el oreo y henificado).

    – No entrar a pastorear forraje con potencial tóxico con animales en ayuno (hambreados)

Evitar el sobrepastoreo, en la parte baja de los tallos está la mayor concentración de nitratos, ni el pisoteo excesivo del forraje.

    – Suplementar con heno previo al pastoreo y durante y niveles moderados de granos.

    – Evalúe la toxicidad del material a comer con 1 animal, observándolo durante 2 a 3 horas. Si el animal deja de comer al poco tiempo de haber ingresado al lote es señal de toxicidad y debe tratarlo inmediatamente (existen tratamientos si se logra realizarlo a tiempo)

Se puede tomar muestras representativas del lote a pastorear y realizar análisis en laboratorios.

    – No pastorear sorgos forrajeros con menos de 70 cm de altura ni graníferos con menos de 1 metro.

    – Suministrar sales azufradas al menos dos semanas antes de entrar a pastorear los sorgos

Fuente: El Litoral

Publicidad