6 de enero de 2021 17:28 PM
Imprimir

Francia ha empezado el sacrificio de 600.000 patos por la gripe aviar

El país galo intenta así controlar el rápido aumento de focos de influenza aviar que se concentran en el departamento de las Landas, próximo a la frontera española del País Vasco.

Francia ha sacrificado ya más de 200.000 patos y prevé hacer lo mismo con otros 400.000 para intentar controlar el rápido aumento de focos de gripe aviar que se concentran en el departamento de las Landas, próximo a la frontera española del País Vasco.
Fuentes de Ministerio de Agricultura indicaron este martes a Efe que unos 100.000 patos han sido sacrificados en granjas contaminadas por la gripe aviar y otros tantos con carácter preventivo en explotaciones de los alrededores.
Dentro de esa misma estrategia para tratar de evitar la propagación de la enfermedad, se ha programado la muerte y destrucción de 400.000 adicionales.

A fecha del 1 de enero, el Ministerio de Agricultura tenía identificados 61 focos (40 más que tres días antes), de los cuales 48 en las Landas. Allí la situación no se considera controlada como en el resto de departamentos donde han aparecido casos de aves afectadas por este virus (en Córcega, Altos Pirineos, Yvelines y Deux-Sèvres).
Teniendo en cuenta la escalada de infecciones en las Landas, a las medidas de protección convencionales (sacrificio de los animales de las explotaciones con gripe aviar, desinfección o prohibición de movimientos de las aves) se ha añadido allí el sacrificio preventivo.

Patos en jaula. Efeagro. Caroline Blumberg

Eso se está haciendo en torno a los focos confirmados con todas las especies sensibles en un radio de un kilómetro y con todos los palmípedos y otras especies de aves de explotaciones al aire libre en un radio de tres kilómetros.
Esta semana se espera que la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la Alimentación y el Medio Ambiente (ANSES) se pronuncie sobre un posible cambio de estrategia, con medidas que podrían ser todavía más drásticas.
El departamento de Agricultura insistió en que ayudará a los ganaderos afectados y que “se compensarán sus pérdidas” cumpliendo las reglas europeas y nacionales.

Francia había detectado a mediados de noviembre los primeros casos de gripe aviar -una enfermedad que no se transmite al hombre por la ingesta de carne, huevos, fuagrás o cualquier otro alimento de origen animal- y la primera granja contaminada (en las Landas) a comienzos de diciembre.

Fuente: Efe

Publicidad