7 de enero de 2021 20:41 PM
Imprimir

Desde los frigoríficos reconocen que no hay estudios recientes sobre los recursos ictícolas del río Paraná

La admitió Fernando Borghini, vocero de los frigoríficos exportadores. También dijo que son pocos los inspectores que controlan y precisó a cuánto venden cada kilo de pescado al exterior.

Los frigoríficos exportadores son una de las patas claves en el conflicto por la prohibición de pesca que rige por tres meses en la cuenca santafesina del río Paraná por un fallo judicial. Fernando Borghini, vocero de los frigoríficos de la Cámara de Frigoríficos Exportadores de Pescado de Río, reconoció que no hay estudios recientes sobre la situación de la fauna ictícola en el río Paraná.

“No es cierto que el recurso está en peligro. El sábalo es un recurso renovable y sustentable, pero es verdad que no hay estudios recientes sobre el tema”, admitió en una entrevista con Luis Mino y José Curiotto en Aire de Santa Fe.

Borghini aseguró que les pagan $ 35 por kilos a los pescadores comerciales.

Borghini aseguró que les pagan $ 35 por kilos a los pescadores comerciales.

Más allá de que no hay estudios serios sobre la situación de los recursos pesqueros en la cuenca del río Paraná, para Borghini no hay “sobreexplotación” como aseguran algunos biólogos desde hace 15 años. “Si tuvieran razón y no habría más pescado”, insistió.

Borghini es el vocero de siete frigoríficos santafesinos, que exportan a Brasil, Colombia y Bolivia. Dos de estas plantas están cerca de la ciudad de Santa Fe y las otras en Helvecia, Los Zapallos, Coronda, Arroyo Seco y Puerto Gaboto.

En la entrevista, Borghini reconoció que la provincia de Santa Fe tiene pocos inspectores para controlar las plantas, pero aseguró que los sábalos que se compran siempre respetan la medida reglamentaria de 42 centímetros y recordó que no hay actas de infracción contra los frigoríficos por comprar pescado fuera de medida. “No se exporta harina de pescado, eso es un mito y no es rentable. El sábalo se vende al exterior entero y congelado en una caja de cartón de 20 kilos y con triple empaque”, explicó.

Leer más ► La provincia de Santa Fe presentó la apelación al fallo de veda pesquera

Borghini aseguró que les pagan $ 35 por kilos a los pescadores comerciales y que los frigoríficos cobran, en promedio, $ 81 por cada kilo que exportan ($ 90 por kilo, menos el derecho de exportación que es del 10%).

“Hay una creencia de que el frigorífico exportador de pescado es la gallina de los huevos de oro y no es cierto. Tenemos 500 operarios en las siete plantas. Le aseguro que si aparecen inversores hay varias plantas que se venden”, insistió. El vocero de los frigoríficos aseguró que tienen costos en dólares, como el cartón y el polietileno, y también los sueldos de los operarios.

En otro tramo de la entrevista, Borghini aseguró que en la provincia de Santa Fe falta una legislación que permita criar y engordar pescado (acuicultura). 

Fuente:

Publicidad