11 de enero de 2021 22:10 PM
Imprimir

En Santa Fe: rompen un silobolsa y se roban 30 toneladas de soja

CompartiremailFacebookTwitterSANTA FE.- Luego de destruir un silobolsa, alrededor de 30 toneladas de soja fueron robadas de un campo de la zona rural de Llambí Campbell, 50 kilómetros al norte de esta capital. El hecho ocurrió el jueves pasado en un predio emplazado entre esa localidad y la Cabal, ambas poblaciones del Gran Santa Fe. El lugar es explotado […]

SANTA FE.- Luego de destruir un silobolsa, alrededor de 30 toneladas de soja fueron robadas de un campo de la zona rural de Llambí Campbell, 50 kilómetros al norte de esta capital. El hecho ocurrió el jueves pasado en un predio emplazado entre esa localidad y la Cabal, ambas poblaciones del Gran Santa Fe. El lugar es explotado por una firma comercial que se dedica a la comercialización de granos.

Según el informe oficial, Hernán Dufek, de 39 años, ingeniero agrónomo y asesor técnico de una empresa del grupo Aliar, que alquila dicho campo de aproximadamente 50 hectáreas, denunció que al llegar al lugar dedicado a la producción y comercialización agropecuaria, y para realizar tareas cotidianas, constató que uno de los silosbolsas de 40 metros se encontraba dañado, y faltaban 30 toneladas de soja valuadas en más de $900 mil.

La denuncia se radicó en la Comisaría 18 de la localidad de Emilia y se dio intervención al Ministerio Público de la Acusación. El caso quedó en manos de la fiscal María Lucila Nuzzo.

Dufek, el ingeniero agrónomo que denunció el robo, contó que el hecho delictivo ocurrió en la madrugada. “Calculamos que ingresaron con un par de camiones y extrajeron del silobolsa unas 30 toneladas. El campo tiene acceso libre y tiene faltante de alambrado como todo campo agrícola. Hicieron perforaciones con un cuchillo, de un metro y pico en la parte superior y sacaron la soja con baldes, incluso dejaron uno”, insistió. “Descubrieron lo que había pasado gracias a que en la siesta un vecino pasó y vio los chorritos de soja por el camino, volvió atrás y vio el silobolsa abierto”, amplió.

“El miércoles estuvimos trabajando hasta las 17 horas y estaba todo normal. Pero al otro día un productor vecino pasó por el lugar y nos avisó que había visto el silobolsa roto. Esto no es obra de rateros, acá participó mucha gente. Por lo menos han estado unas 10 personas trabajando durante toda la noche. Se llevaron cerca de 30 toneladas de granos de soja, las que cargaron en dos camiones”, precisó el profesional.

Al ser consultado cómo fue el retiro de la soja, Dufek explicó que a su criterio “a la carga la hicieron a mano, con baldes”. “Esto es así porque en general los silosbolsas se descargan con una máquina extractora. Como esa máquina hace mucho ruido, entonces lo hicieron a pulmón”, agregó.

Entre los profesionales de la empresa se tiene claro que hubo una planificación previa, a tal punto que uno de los camiones habría estado oculto en un monte cerca del lugar donde luego se destruyó el silo. Aseguran que antes de concretar el robo debieron dedicarse a realizar un trabajo de observación para evitar sobresaltos durante el ilícito.

“Los saqueadores se llevaron los granos de mayor valor. Por ejemplo, había un poco de trigo pero ni lo tocaron. Es que son ladrones, pero no tontos”, coincidieron en resaltar.

Ante una consulta sobre la situación de inseguridad, apuntaron que el tema está difícil para todos. “En noviembre hubo un hecho similar en la estancia Los Leones (al norte de Llambi Campbell). Y también en Lobato supimos que se robaron algunas máquinas agropecuarias”, cerraron.

Abigeato al día

En tanto, durante un procedimiento, la Guardia Rural “Los Pumas” esclareció el robo de más de 100 cabezas de ganado, propiedad de un productor de la localidad de Humberto Primo, departamento Castellanos, 165 kilómetros al oeste de esta capital.

Según el parte oficial, el 28 de diciembre último se hizo presente ante la delegación Los Pumas de Huanqueros, un hombre que dijo ser encargado de las firmas Finlar SA y La Revancha SRL y, que por lo informado por un empleado, se comprobó el faltante de animales en un campo de Isleta Alta, los que habrían sido trasladados hacia otro campo atravesando el río Salado, el cual se encuentra con muy bajo caudal.

A partir de la investigación, se realizó una requisa en un campo de la zona de Aguará Grande, donde se encontraron 116 animales de distintos pelajes y razas, que tenían adúlteras sus marcas y señales. Continuando con las diligencias se estableció que todas las cabezas pertenecían a un productor de Humberto Primo. Además se secuestró un arma de fuego calibre 22, aperos, tres hierros de marcas, un caballo, un freezer, un arma blanca, 35 kilogramos de carne, un celular y otros elementos de interés para la causa.

A partir de la instrucción de la Justicia, se dispuso la detención de un hombre de 36 años, domiciliado en San Cristóbal, en tanto continúa con la investigación por lo que no se descartan otras detenciones e imputaciones.

Por: José E. Bordón

Fuente: La Nacion

Publicidad