17 de enero de 2021 10:27 AM
Imprimir

La soja volvió a pasar los US$ 500

La soja en 658 US$/ton y el maíz en 332 US$/ton a precios máximos históricos en el mercado de Chicago, impulsados por la sequía en los Estados Unidos”. Así se veían la mayoría de las noticias en agosto del 2012, luego comenzó la baja de precios con sus electro-vaivenes hasta el mínimo en Mayo del 2019 en los 290 US$/ton.

Fimix Agro Finanzas

Hoy en día, cerrando la primera quincena del 2021, nos encontramos con espectaculares subas de precios tras las expectativas del mercado sobre el reporte del USDA de diciembre, enero y ya están todos ansiosos (nadie quiere llegar tarde) por el de febrero.

En este último informe el organismo recortó la futura producción de soja para EE.UU de 113,5, esperada por los analistas, a 112,5 millones de Toneladas. También recortó los stocks finales para el ciclo agrícola a 3,81 millones de Ton., lo esperado por los analistas.

Con estos números la relación stock/consumo caería a 3,1% (niveles mínimos desde 2013/14 en 2,6 %). En término de días de consumo, eso sería unos 13 a 15 días aproximadamente. o sea EEUU tendría que comprar afuera harina y soja, quiere decir (lo que está pasando ahora) suba de precios.

La forma de frenar la demanda podría ser por: aranceles, prohibición, o lo que vemos día a día, suba de precios, lo cual se viene dando y ver si en algún nivel frenaría la demanda o compran en Brasil. Si bien en Sudamérica no hubo ajustes significativos, sigue expectante la posibilidad de reducción en la cosecha debido al clima desfavorable principalmente en Brasil y Argentina. Y como frutilla en la torta, se actualizó la demanda por parte de China en 100 millones (lo importado en el 2020) de toneladas, lo cual hace años no se veía tal demanda, en el 2019 fue de 88, 5 millones de Ton. Algunos analistas vienen proyectando que en el 2021, dada la posible recuperación de China, podría llegar a ser un poco más y otros que el USDA lo podría utilizar como un futuro recorte para moderar el precio con la demanda. Vaya uno a saber…

En el caso del maíz, la estimación de las existencias finales de maíz del USDA fue de 39,4 mill de ton, 1.2 millones de toneladas menos a lo estimado por el mercado, es el 11,5% del uso anual. En términos de stock/ consumo, es el menor de los últimos 7 años, aun se está en los mínimos como en la soja, pero las alarmas están en amarillo por cualquier evento climático, disminución de producción en Sudamérica o mayor demanda por parte de Asia o propia dentro de EEUU puede dar sorpresas.

El promedio, en los últimos 10 años, la relación de precios entre la soja y el maíz es de 2,5 a 1. Esto significa que si la soja cotiza 526 US$/ton el maíz cotizaría a 210 US$/ton. Durante los últimos 20 años, la relación ha oscilado, variado aproximadamente entre 2 a 1 y 3 a 1. La relación de hoy en día es casi normal 2,7 dada la preocupación del stock limitado en la Soja.

Pensando en el título del artículo, acá es donde todos preguntan, ¿es posible volver a los 600 US$/ton?

Los mercados suelen ser más emocionales que científicos, especialmente cuando los precios están tan altos como ahora y de la forma de la subida. El destino de los precios del maíz y la soja está en gran parte en manos de China y del clima, dos fuerzas difíciles de adivinar pero sí posibles de planificar.

Los + y los -. Por lo que sabemos actualmente, el camino probable para los precios de la soja sigue siendo ascendente, pero para el maíz y el trigo el camino no está tan claro en estos momentos. Por eso vamos a realizar lo mismo que unos meses atrás, repasar los factores que hacen danzar al electrocardiograma del precio de la soja, o como les llaman otros, a los que generan volatilidad en los precios. Al final del día son los factores que todos miran para producir soja, o comprar, o invertir y vender soja. Ahí va en cada uno cuanto lo pondera cada factor y más o menos le dará la probabilidad de éxito de cada escenario. Este es un básico resumen de lo que se realiza en la gestión de riesgo de cada cultivo y cada negocio.

Veamos la información relevante para ser optimista (+) y pesimista o bajista (-) en los precios de la soja:

La Inflación en EEUU:

(+) Cuando la FED habla sobre la economía de EEUU y los planes de controlar la inflación, genera volatilidad en los inversores, y cuando la inflación se ve amenazada, los fondos tienden a ser tentados por las materias primas, se les ve invertir en soja y maíz desde agosto, lo cual como informamos anteriormente viene con ganancias entre 5 a 10 veces lo invertido. Apenas se minimicen los factores alcistas de los granos, suban las tasas de interés, suba del dólar y encuentren inversiones alternativas más seguras, es rápido y fácil salir y liquidar la posición. No significa que lo realicen de la noche a la mañana, pero es muy importante tenerlos en el radar.

Único Vendedor: EEUU:

(+) Sudamérica produce el 60% de soja del mundo y Estados Unidos produce el 30%. Con Brasil casi sin soja hasta finales de Enero, EEUU se convierte casi en el único proveedor disponible para la exportación hasta finales de enero (es como ser el único que vende agua en el desierto).

(+) Exportaciones récord de EEUU a China, esto genera baja de stocks y China importó 27% más que en Diciembre 2019.

(-) Siempre hay cancelaciones en las ventas de EEUU, con lo cual si Sudamérica, Brasil en particular, comienza con una buena cosecha en los próximos días, podría presionar los precios, frenar la suba y que China pueda levantar el 60% ya comprado en Brasil.

Algo de Historia.

(+) No hay Twitter. Entre el 2007 y antes de la guerra comercial en el 2018, la soja estuvo por debajo de 350 US$/ton solo el 10% del tiempo. Luego que comenzó la guerra comercial en el 2018, la soja pasó casi todo el tiempo por debajo de 350 US$/ton y ahora vemos que está superando ese valor. (ver gráfico).

(+) Si observamos la gráfica 2 de la soja en 2011 y 2012. En diciembre del 2011- enero 2012, comienza una suba de 150 dólares en 4 meses (muy similar a la de ahora) y luego cuando parecía estabilizar se potencia la suba con la falta de lluvia en EEUU, los fondos de inversión comprando, el bajo stock en EEUU, etc, etc llegando el precio en agosto a 650 dólares.

El Clima en EEUU y América del Sur.

(+) (-) Por ahora no se menciona mucho el futuro de la intención de siembra y el clima en EEUU, es una linda y gran incógnita una buena carta en la manga para muchos pero falta mucho tiempo, eso se verá desde mayo en adelante, como en el año 2012.

(+) Actualmente por el evento climático en Argentina y Brasil tiende a impactar negativamente reduciendo los rendimientos y la producción de granos, lo cual ya está en la proyección y en los libros de todo comprador de granos pero no en el informe del USDA por ahora, hay que estar muy atentos a los próximos informes de Brasil y Argentina.

(+) La BCR (Bolsa de Comercio de Rosario) publicó que Argentina tendría una producción de 47 Millones de Toneladas, es 1 millón menos de lo informado por el USDA.

(+) (-) Primas o Bases. Las vimos en positivo y ahora que el precio sube por factores en EEUU las podemos llevar a ver cada dia mas en negativo (-10, -20, -30). Es importante recordar en cada venta de prima sumar un seguros de precios por las dudas que baje el precio de Chicago.

Valor y precio del dólar.

(+) El dólar se ha debilitado en comparación con otras monedas del mundo, el índice del dólar tuvo una baja de 98 a 92 en 30 días, actualmente se mantiene por debajo de 90, lo que podría facilitar las compras de China en EEUU potenciando las importaciones.

(-) Si el real baja nuevamente, con buena producción en Brasil, la soja de Brasil le corta las alas a la soja de EEUU.

Uruguay (último por ser el más importante)

(+) Cómo esta la chacra de cada uno, ¿llovió? ¿cuánto? ¿Qué potencial de rendimiento se estima? Es la clave principal para estimar las ventas y el futuro ingreso. Así mismo se encuentra el productor en Brasil y Argentina.

Viendo toda esta información y lo que podría suceder en cada factor mencionado soy muy optimista con los precios, si como vemos bien arriba podría ir a los 600 dólares y más también, simplemente depende de la demanda de China y el clima en EEUU. En pocas palabras: podría suceder sí.

Pero, aquí viene el “pero”, creo que es mucho más importante y gratificante frenar un minuto y estudiar todo lo que pasó hasta hoy, ¿cuánto subió el precio en estos últimos meses? Se lo recuerdo: “200 dólares”.

Acá viene otra pregunta: ¿Qué margen estoy teniendo con el precio a: 400, 430, 450, 470 y 500? .

Acá es donde viene la gran pregunta, para el rendimiento estimado, ¿es suficiente? ¿o vale la pena apostar más por el clima en EEUU y el famoso USDA? La respuesta no la tengo, pero sí una forma de poder esperar por si sube sin arriesgar en el caso que baje. Hasta el mosquito del arado le interesan estos precios.

Para eso vamos a explicar lo que está haciendo la mayoría de los productores agrícolas que no vendieron grano hasta el momento y tienen una ansiedad tremenda.

Para el que se anime, se podría vender algo de grano físico (500 kg/ha) a 505-510 US$/ton simplemente para pagar las cuentas. Esa venta es opcional, sé que hay muchos que no venden nada hasta la cosecha, y es un buen año para esa estrategia.

El resto de la producción estimada, ahí cada uno estima según sus posibilidades, puede hacer seguro de precio por 2.000 kg a 475 US$/ton pagando 10 US$/ton. Con esto logra un piso de precios para toda la producción en 465 US$/ton. Se puede sentar tranquilo a esperar las lluvias (ojalá vengan), la evolución del precio sin preocupaciones y alteraciones emocionales. No se mira más información sobre los precios, trabajando tranquilo en la producción, si el precio baja a 400 US$/ton tengo un piso en 465 dólares y si sube a 600 dólares puedo vender el grano físico tranquilo a 600 dólares.

Al final del día, lo importante es trabajar tranquilo y sin preocupaciones del mercado y estas cosas raras (como les llaman algunos), por eso es muy útil planificar ahora y arriesgar lo menor posible ya que venimos con buenos números del invierno y parecería que el verano viene muy bien también.

El éxito no es adivinar, el éxito es llegar a las metas planificadas con información confiable.

Por un 2021 de buenas decisiones (porque los precios ya los tenemos).

Fuente: El Pais

Publicidad