17 de enero de 2021 00:41 AM
Imprimir

Bonanza en el agro promete una economía más dinámica

Paraguay : El pico de precios internacionales de la soja después de seis años y una cosecha regular auguran un exitoso desempeño del sector agrícola en el 2021, con ingresos adicionales cercanos a los USD 1.000 millones. La ganadería, por su parte, está a pasos de acceder a nuevos mercados importantes. En la última semana, […]

Paraguay : El pico de precios internacionales de la soja después de seis años y una cosecha regular auguran un exitoso desempeño del sector agrícola en el 2021, con ingresos adicionales cercanos a los USD 1.000 millones.

La ganadería, por su parte, está a pasos de acceder a nuevos mercados importantes.

En la última semana, la cotización de la soja superó nuevamente los USD 500 por tonelada, lo que significa un nuevo ciclo para los productores que desde el 2015 experimentaban precios “malos o flojos”, de acuerdo con el presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), Héctor Cristaldo.

“Con estos precios, el país tendrá ingresos adicionales no previstos inicialmente cuando se empezó a sembrar, esa suba va a generar alrededor de USD 800 millones más de ingreso para el Paraguay, no para el productor, y eso va a dinamizar la economía y va a ayudar en el proceso de reactivación o recuperación de la economía. El campo es fundamental, el año pasado fue el amortiguador que evitó la mayor caída con una buena cosecha, a pesar de los malos precios”, manifestó.

El dirigente espera que estas buenas expectativas no sean un espejismo y se sostenga para que a su vez el impacto en la economía se pueda mantener en el tiempo.

La cotización repunta en un momento de bajo stock de granos, y la alta demanda china. Las proyecciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos confirmaron recientemente la merma de la producción sudamericana, especialmente de Argentina, que se destaca como el tercer mayor exportador de soja, después de Brasil y Estados Unidos.

En el caso de Paraguay, los productores estiman un rendimiento total de nueve millones de toneladas aproximadamente, inferior a las más de diez millones que se lograron el año pasado y que se colocaron en el mercado internacional a un precio promedio de USD 324 por tonelada. Ante la menor producción prevista para la campaña 2020-2021, los precios juegan un papel determinante para medir los resultados finales.

Alrededor del 30% de la soja cultivada ya se vendió de manera anticipada, en tanto que la UGP llama a la prudencia de los agricultores a la hora de comprometer más granos. En ese sentido sugiere que primeramente confirmen los rendimientos de sus parcelas, ya que hay diferencias, especialmente entre el norte y el sur de la Región Oriental, debido a que las lluvias no se dieron de manera generalizada.

SECTOR PECUARIO. Los ganaderos consideran que el rubro fue clave junto a la agricultura para mitigar los efectos de la pandemia en la economía paraguaya. El titular de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Pedro Galli, espera que, sin embargo, haya una mejora en los precios que pagan los frigoríficos de exportación por los animales.

De hecho, en la última semana, se registró una suba a USD 3 por kilogramo al gancho. Galli aguarda que esta tendencia continúe, ya que en esta temporada suele experimentarse este comportamiento, pero de manera temporal, mientras dura el periodo de vacunación contra la fiebre aftosa.
USD 800
millones adicionales podrían ingresar este 2021 al Paraguay mediante la exportación de granos de soja.

8,4%
creció en valores el envío de carne paraguaya al mercado internacional y casi 10% subió en volumen.

Fuente: UH

Publicidad